Chirivía, una raíz pálida de peculiar sabor

Por su aspecto a primera vista seguro que te recuerda a una zanahoria decolorada o desteñida pero por mucho parecido razonable que tenga la chirivía con dicha hortaliza, no se pueden comparar. Porque su sabor es bien diferente, muy singular con varios matices, e incluso tiene más propiedades nutricionales que su prima hermana naranja. Si bien comparten prácticamente usos en la cocina, este vegetal de color pálido cuenta con una inmemorial tradición de su consumo cocido o asado, algo que también convierte a esta raíz en distinta. A continuación te contamos más sobre ella.

Una raíz tradicional destronada

Su historia es curiosa ya que esta verdura de la familia botánica de las umbelíferas (igual que el hinojo, el apio y, por supuesto, la zanahoria) es originaria de Asia y Europa. De manera tradicional siempre había tenido una gran aceptación en términos alimentarios, pues se solía usar en variedad de platos que se tomaban calientes. Sin embargo, la también denominada pastinaca pronto fue destronada de ser un alimento básico en la dieta de muchas personas. Ello ocurrió tras la llegada de la patata desde América.

zanahoria

Chirivía, zanahorias y patatas

Actualmente, la chirivía no es tan popular ya, aunque puedes encontrarla en estantes de algunos supermercados o las fruterías de barrio. Su cultivo y, por tanto, mayor conocimiento se reduce a la zona del levante español aquí en España. No obstante, todavía sigue siendo una hortaliza rara, no muy demandada. Se trata de un producto bianual, típico del otoño e invierno, precisamente cuando más apetece comerse un buen plato para entrar en calor. En épocas de antaño así se aprovechaban sus múltiples beneficios nutricionales. 

Propiedades y sabor de la chirivía

Lo que te aporta la chirivía a tu alimentación diaria es hasta superior a lo que te ofrece la zanahoria: vitaminas B, C, E y K; minerales como el potasio, sobre todo, pero también el magnesio, el sodio, el fósforo, el calcio, el selenio y el zinc; proteína vegetal; hidratos de carbono; ácidos grasos omega 3 y 6; e incluso fibra. De fácil digestión, te ayuda al tránsito intestinal, así como a perder peso o a saciarte, entre sus beneficios más destacados.

chirivía hortaliza

Chirivías

Ahora bien, debemos resaltar su particular sabor, que es fresco, anisado y con un ligero toque picante. Eso es lo que puede añadir a tus recetas si decides incorporar la pastinaca a tu dieta. Su color exterior es tan pálido como puedes apreciar en las imágenes de este texto, con un tono pardo o amarillento. Al pelarla su carne se vuelve aún más blanca, eso sí.

¿Cómo usarla en la cocina?

Lo más común es que peles las chirivías para cocerlas durante unos 15 minutos y luego elaborar con el resultado una rica una guarnición para acompañar un plato. Las salsas con esta hortaliza aportan un sabor muy curioso a variedad de recetas en las que puedes recurrir a ingredientes como carnes y patatas. Un buen ejemplo que te recomendamos son las carrilleras estofadas o marinadas. Si optas por una crema como base, puedes utilizar tacos de carne roja o asada al horno.

Como caldo también es muy versátil para añadir a otros vegetales o legumbres junto a trozos de pollo, por ejemplo. Ahora bien, si no quieres comer platos de cuchara siempre, otras alternativas para las pastinacas son directamente consumirlas en crudo (igual que se suele hacer con la zanahoria), salteadas e incluso asadas al horno.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Carrillera de vaca tudanca con puré de apionabo y chirivia #carrilleras #tudanca #chirivia #apionabo #celeri

Una publicación compartida de Sergio Quintial (@kintiman) el

En definitiva, tú mismo puedes elegir la forma de su integración en tu dieta diaria. Es una hortaliza diferente, curiosa y con muchísima tradición aunque su consumo actual no esté muy popularizado. ¡Te animamos a buscar la chirivía e intentar utilizarla con más frecuencia en la cocina!

No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.