"DOCa Priorat organiza dos jornadas de cata"

DOCa Priorat

La DOCa Priorat celebrará los días 20 y 21 de abril dos jornadas de cata a ciegas. Será la 15ª Cata de Fincas y Villas, en Scala Dei. La localidad considerada cuna histórica de los vinos con denominación de origen Priorat.

Se trata de la gran prueba de calidad anual de los vinos de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Priorat. Año tras año contribuye a construir un mapa cada vez más aproximado a las propiedades, similitudes y diferencias que se registran en los vinos de las diferentes zonas de esta región vitivinícola.

Se catarán vinos blancos de DOCa Priorat y optarán a ser vinos de villa

Unos 40 catadores, entre enólogos y expertos, probarán durante dos jornadas los vinos acabados de salir de la barrica. Sin conocer a qué elaborador pertenecen ni de qué villa proceden. Este es el cuarto año que se incluyen en la cata vinos blancos que optan a ser calificados como vinos de Villa.

En este caso de la cosecha 2016. Esto será la primera jornada (20 de abril), durante la cual también se catarán el conjunto de las 24 micro-vinificaciones de garnacha y mazuelo. Correspondientes a las 12 zonas de la DOCa Priorat (cosecha 2016).

Durante la segunda jornada, el viernes 21 de abril, se someterán a la cata a ciegas de calificación los vinos tintos de la cosecha 2015. Esos que opten a las categorías de Finca o Villa. Desde hace quince ediciones, la Cata de Fincas y Villas forma parte de un ambicioso y pionero proyecto.

Conjuntamente con la URV, VITEC e INCAVI, la DOCa Priorat pretende estudiar la evolución y características de los vinos Priorat a lo largo de los años. De esta manera, se pueden identificar los rasgos diferenciadores de estos vinos. Especialmente en lo que respecta a su procedencia geográfica dentro del territorio de la Denominación de Origen Calificada Priorat.

Con las catas anuales se analiza también la evolución de los vinos de villa

De esta manera, los técnicos que coordinan la Cata analizan las constantes que presentan los resultados de cada una de estas pruebas anuales. Con esto las comparan, lo que ha permitido describir algunas características específicas según la zona de procedencia del vino.

Estos resultados son muy útiles para avalar científicamente a los vinos que optan a identificarse como Vinos de Villa (o de Vila). Es decir, vinos que en su etiqueta identifican su nombre con la villa o zona de procedencia.

Las catas a ciegas estarán coordinadas por el decano de la Facultad de Enología de la Universitat Rovira i Virgili, el doctor Joan Miquel Canals. Estarán dirigidas técnicamente por un equipo del Parque Científico del Vino – VITEC. Se realizarán con el apoyo de la Escuela de Enología de Falset.

Una cata avalada por el Incavi

En el tratamiento y análisis de resultados también participa el Instituto Catalán de la Viña y el Vino (INCAVI). De esta forma, esta cata y sus resultados cuentan con el aval científico y oficial que permite garantizar su fiabilidad. Tanto desde el ámbito académico como de la administración.

Los técnicos de INCAV colaboran además en el trabajo de análisis y elaboración de 24 microvinificaciones experimentales. Estas se someterán a cata durante la primera jornada.

La DOCa Priorat es la única denominación de origen calificada en Cataluña. Una de las dos únicas con este sello en España. De acuerdo con los procesos y sistemas de producción que se llevan a cabo en esta región vitivinícola.

Compártelo
No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.