InicioRestaurante Opazo: manjares marinos en la capital

Restaurante Opazo: manjares marinos en la capital

Especialidad: Marisco y pescado
Nombre: Opazo (O’Pazo)
Dirección: Calle Reina Mercedes, 20, 28020 Madrid
Provincia: Madrid
Teléfono: 915 53 23 33
Web: http: opazo.es

El restaurante Opazo es un caso especial. La capital de España cuenta con cientos de restaurantes dedicados al pescado y al marisco. Sin embargo, no todos son como el invitado de hoy. Veamos cómo hace para no perder ni una pizca del sabor gallego de camino a Madrid, igual que sucede con otros productos procedentes de distintas costas españolas. 

El origen

La historia del restaurante Opazo comienza en el año 1969. Rápidamente se hizo con cierto renombre y consiguió una estrella Michelín en la primera edición de la guía en España. Es en 1981 cuando Evaristo García lo compra y su familia se hace cargo. A partir de este año el antiguo restaurante se convierte en la marisquería de prestigio con la que contamos hoy en día.

Este visionario de la hostelería es nada más y nada menos que el propietario de Pescaderías Coruñesas. Por ello es que se abastece a sí mismo con los productos el mar que sirve a los clientes. Además, su imperio incluye otros dos restaurantes madrileños: El Pescador y Filandón. Posee igualmente la empresa de catering Aibada Catering.

A día de hoy son sus hijos quienes gestionan el imperio. Se encargan de modernizar el restaurante sin que pierda su magia. Aún cuentan con la clientela clásica. En gran parte esta la conforman ejecutivos que acuden durante sus cenas de negocios. Son su referencia primordial, ya que mantienen firme su criterio a pesar de las modas.

Mesas en el restaurante opazo

Mesas en el restaurante O’Pazo / Fuente: opazo.es

Restaurante Opazo, un local con clase

Se trata de un establecimiento espacioso capaz de albergar a 120 comensales. No obstante, algunas zonas pueden convertirse en reservado para disfrutar de más intimidad. Su decoración es sofisticada y sobria. Se asemeja más a un lujoso restaurante asiático que al típico gallego de ambientación marinera.

Su éxito no hubiese sido posible sin Francisco Monje Lara. El jienense llegó en 1972 como jefe de partida y diez años más tarde fue ascendido por García. Lleva 41 años como jefe de cocina y ha conseguido el tercer sol de la Guía Repsol para el restaurante. Realiza una impresionante labor de conservación del sabor. Esta hace posible el éxito de un restaurante gallego tan fuera de la costa.

Mesa en restaurante opazo

Mesa en el restaurante O’Pazo / Fuente: opazo.es

La carta 

Sus alimentos más representativos desfilan ante los ojos del recién llegado en el mostrador. Se trata de una selección de pescados y mariscos, muchos gallegos, de temporada. Otros proceden del Cantábrico, el Mediterráneo o el Atlántico: camarones, cigalas y gambas. Esta últimas son blancas (de Huelva) y rojas (de Denia).

Se podría decir que es como servir una parte de Galicia y otros puntos originarios de marisco en tu plato ya que la calidad es excelente. Consta de una oferta amplia que cuenta con algunos platos estrella. Su característica principal es realzar los sabores naturales de sus platos mediante una elaboración sencilla. Aquí nada de aderezos y salsas. Solo sabor a mar.

Chef del restaurante opazo

Francisco Monje Lara, chef de O’Pazo / Fuente: guiarepsol.com

De toda esta gran lonja recomendamos en primer lugar el salpicón de marisco. Este es una selección diferentes especies del día con un poco de aliño. También posee un cierto toque de cebolla.

Platos endémicos del restaurante

Otro plato fuerte de la casa es el llamado Lenguado Evaristo, en homenaje al antiguo dueño del imperio. Es un “platazo” para dos personas, simple pero delicioso. Se cocina a la plancha un lenguado durante 15 minutos por cada lado. Tras ello se sirve acompañado de unas patatas fritas finísimas.

Su otro plato célebre es el rodaballo salvaje preparado al horno. A este solamente le acompaña una salsa ligera proveniente del jugo del propio pez al cocinarlo.

Uno de los entrantes más reseñables es el salmón ahumado artesanal de Pescaderías Coruñesas. Las croquetas de carabineros y el pulpo a la gallega también conservan el sabor a Galicia. También tenemos platos crudos como ceviches y tartares. El más célebre es el tartar de atún rojo.

lenguado

Lenguado / Fuente: guiarepsol.com

El mejor marisco, en Opazo

Ahora que se acerca el invierno será agradable calentarte con una sopa de pescado y marisco. Existen otras opciones en la que prima la presentación y la originalidad. El arroz verde con calamar de anzuelo y el “Txanguro” presentado en concha de vieira son dos ejemplos.

Hablando de cefalópodos, encontramos un excelente pulpo a la gallega. Otros moluscos reseñables son los chipirones de anzuelo en su tinta y los calamarcitos de potera a la andaluza.

Para ir terminando…

Fuera del mundo del marisco y el pescado no encontramos gran cosa. La carne se limita al solomillo de buey. Donde si hay algo más de variedad es en los postres. Como postre destacamos las filloas rellenas de crema. Para los no-gallegos aclaramos que se trata de un postre similar a las crêpes.

Ya sabes, empieza a ahorrar si se te ha hecho la boca agua con este restaurante Opazo. No queremos hacerte spoiler del precio. A pesar de ello te contaremos el del arroz con leche para que te hagas una idea: siete euros y medio. Para darte un capricho

plato de marisco restaurante opazo
Plato con mejillones, gambas y otros productos marinos / Foto: @restaurante.opazo