InicioTurismo gastronómicoEnoturismo (Page 3)

Enoturismo

La Ruta del Vino Ribera del Guadiana en Primavera arranca con su séptima edición de la Primavera Enogastronómica. Consolidada ya como el gran evento enoturístico y gastronómico de Extremadura, puedes disfrutar de ella ya. Desde este fin de semana y hasta el próximo 28 de junio, la iniciativa llenará los pueblos del territorio con todo tipo de propuestas. Nos podremos acercar a la cultura del vino, entre muchas otras actividades.

Una ruta de visita obligada para todos los amantes del vino es la Ruta del Vino Montilla Moriles. Enclavada al sur de la provincia de Córdoba en un territorio de gran interés. Una zona especial, como son también sus vinos con Denominación de Origen Protegida. Comprende 17 municipios y alberga 17 bodegas y lagares visitables de las casi 60 bodegas que forman parte de la D.O.P.

Sigue leyendo en CATATUR

Grandes Productos Argentina

Escribe: Laura Litvin (@laulitvin)

La ciudad de Mendoza es una de las capitales mundiales del vino y también uno de los centros turísticos más importantes de la Argentina. Paisajes de montaña y paseos bien sabrosos.

La capital mundial del vino es Mendoza

El legado de las colectividades europeas que llegaron a Mendoza a principios del siglo XX marcó a fuego la identidad de Mendoza. Hoy, tras una gran revolución que protagoniza desde hace varios años la industria del vino, esta ciudad es conocida en el mundo como Capital Internacional del Vino.

Sigue leyendo en CATATUR

Ocho bodegas y mucho aprendizaje entre gastronomía, cultura e historia te ofrece la Ruta del Vino de Arlanza, que celebra su cuarto aniversario en este 2019. En poco tiempo ha logrado su certificación propia, colándose así entre otras grandes rutas. Todas ellas de la región de Burgos, con esta comarca pequeña pero cada vez más importante. Sus potentes vinos así lo han hecho posible.

Buenas noticias para la DO Toro esta misma semana tras haber conseguido la certificación de la Ruta del Vino de Toro como itinerario enoturístico. La Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) le ha otorgado el distintivo. Ha sido tras dos años de trámites, desde que se constituyese la asociación con el objetivo de lograr ser certificada. Al final, los esfuerzos han dado ya sus frutos.

Así, este es el vigésimo noveno itinerario que Acevin termina certificando tras las correspondientes pruebas realizadas.

Propuestas de la Ruta del Vino de Toro

La superación de esa exigente auditoria permite que las provincias de Zamora y Valladolid donde se enmarca la DO Toro ofrezcan todo su esplendor. Ya que el recorrido pasa por actividades que unen enología con gastronomía regional. Los visitantes pueden disfrutar conociendo las mejores bodegas de la Ruta del Vino de Toro. También disponen de una visita a un museo del vino y otro del queso.

Este ya es el octavo itinerario en Castilla y León que logra tal reconocimiento. Contando siempre con el apoyo de todas las autoridades de la comunidad. Así, el viaje por las tierras castellanas-leonesas invitan al amante del enoturismo a descubrir su patrimonio histórico y artístico.

Una zona bañada por el río Duero que está acompañada por gran inmensidad de cepas. La cultura vinícola caracteriza tanto a Valladolid como a Zamora desde hace siglos en la vega toresana.

En general, la Ruta del Vino de Toro acoge a bares, restaurantes, enotecas, alojamientos y otros socios. Entre sus actividades se encuentran catas, almuerzos, paseos o visitas guiadas. También representaciones de cómo se elabora el magnífico vino.

Próximamente, de cara al futuro, esta ya certificada ruta tiene marcados objetivos como incrementar el número de visitantes y la oferta turística. Del mismo modo, la DO Toro pretende desarrollar novedosas experiencias enoturísticas. 

Fiel a su compromiso de mejorar la experiencia del visitante, la Ruta del Vino de Rioja Alavesa ha preparado diversas marchas populares. Así, esta será la mejor forma de descubrir todos los encantos que recoge la comarca.

Así es la Rioja Alavesa por descubrir

Un mar de viñedos que se extiende hasta donde alcanza la vista junto al cautivador encanto de sus pueblos medievales. Un territorio hoy volcado con la elaboración del mejor vino o los enigmas que esconden sus numerosos yacimientos históricos. Aún quedan vestigios de antiguos poblados. Todo esto acompaña al visitante por los senderos de Rioja Alavesa.

Está delimitada por la escarpada Sierra de Toloño y el curso de ríos como el Ebro que, caprichoso, dota de personalidad y carácter a sus tierras. Esta comarca cuenta con grandes atractivos y uno de ellos es, indudablemente, su paisaje.

Para sacar el máximo partido de una visita a este territorio, la Ruta del Vino de Rioja Alavesa ha diseñado una serie de marchas populares a lo largo de todo el año. Rutas con el objetivo de dar a conocer las diferentes rutas de senderismo de la región.

En definitiva, la mejor forma de experimentar las sensaciones de un extraordinario entorno cambiante. Un lugar donde cada estación presenta nuevos paisajes y que tiene la vid y el olivo como protagonistas indiscutibles.

Caminatas y rutas a pie, otra manera de conocer la Rioja Alavesa

Entre las propuestas del programa podemos encontrar paseos de apenas cuatro kilómetros a través de sendas verdes, pinares o viñedos. También caminatas de más de 20 kilómetros. Todo a través de grandes rutas como el Camino Ignaciano (GR 120) o la Ruta del Vino y del Pescado (GR 38).

Las caminatas se han pensado para que el visitante pueda elegir la ruta que mejor se adapte a sus gustos y necesidades. Cada salida tiene un coste de tres euros por persona. Se debe abonar directamente en la oficina técnica de la ruta o bien el mismo día de la marcha, antes de su inicio.

Mediante el hastag que Valladolid es vino, la provincia castellana quiere promocionar estos días uno de sus principales atractivos turísticos. El objetivo que pretenden es sorprender al visitante con multitud de actividades. Todas relacionadas con el mundo vinícola.

En todo momento, de la mano de las cinco Denominaciones de Origen, con sus tres rutas certificadas. Las que ofrecen Cigales, Rueda y Ribera del Duero.

Valladolid es vino por todo esto

Tierra de contrastes entre puestas de sol y espectaculares cielos estrellados por las noches, la provincia vallisoletana está repleta de llanuras decoradas de viñedos. El río Duero y el Pisuerga riegan las cepas para que cada cosecha sea calificada de “muy excelente”. Así, sus botellas de vino ocupan una privilegiada posición en el mercado nacional e internacional.

Además, el rico patrimonio histórico y cultural de Valladolid supone otro atractivo más a los visitantes, que también llegan a la provincia en Semana Santa. Sus fiestas están declaradas de Interés Turístico Internacional. Pero eso siempre va a parte de la exquisitez vinícola que caracteriza a la región.

Valladolid es vino en sus más de 22.000 hectáreas y numerosas bodegas integradas en las cinco Denominaciones de Origen existentes. Son Rueda, Ribera del Duero, Cigales, Toro y Vinos de la Tierra de León. Las tres Rutas del Vino certificadas ofrecen visitas teatralizadas a bodegas, catas, rutas senderistas por las praderas vallisoletanas, románticos paseos, vendimias, experiencias deportivas y otras.

Amor, amistad y familia en Valladolid

Si te apetece vivir Valladolid en su máxima expresión, elige una de esas rutas y viaja ya para disfrutar en familia, con tu pareja o amigos. Podéis ver el Museo del Vino en Peñafiel o probar los platos de la gastronomía castellana bajo la luna. También pasear por las Riberas de Castronuño-Vega del Duero. 

En general, variedad de experiencias enoturísticas os esperan porque ya sabéis: ¡Valladolid es vino!

Grandes Productos Argentina

Escribe: Laura Litvin (@laulitvin)

A la provincia de Salta, en el norte argentino, se la conoce como ‘La Linda’. Ese apelativo tiene sus razones: sus valles y quebradas, sus caminos de altura y sus pintorescos pueblos la convierten en un lugar de ensueño para cualquier visitante. Además, es la tierra de las sabrosas empanadas y tamales y, por supuesto, del vino, donde se destaca el famoso Torrontés.

La ruta asombrosa por los Valles Calchaquíes

El circuito de los Valles Calchaquíes atraviesa distintos pueblos de ensueño con sus pintorescas casitas blanquecinas, valles, ríos y quebradas. También rocas con formas caprichosas, cardones y caminos sinuosos. Esos que llegan a las alturas más altas del país es un viaje hermoso.

Son alrededor de 500 km que se inician desde la capital salteña hacia la Quebrada de San Fernando de Escoipe. Pasando por Payogasta y Cachi (donde se cultiva un pimiento rojo con el que se elabora el reconocido pimiento de Cachi). Igualmente, recorriendo San Carlos y llegando finalmente a Cafayate.

A medida que se sube, podrás ver las terrazas donde se cultiva maíz, porotos y arvejas. Cruzará la famosa Cuesta del Obispo, llamada así porque en 1622 la máxima autoridad eclesiástica salteña – monseñor Cortázar – pernoctó en la mitad del camino.

La ‘Piedra del Molino’ marca el punto más alto de la cuesta (3348 m.s.n.m). La mejor sugerencia es que bajes del vehículo, respires y te dejes encantar por este paisaje increíble.

Sabores ancestrales y vinos de altura

Salta es territorio de empanadas (la receta local lleva papa), tamales, locro, humita o picante de pollo, platos con llama y escabeches de perdiz. Por supuesto, el vino salteño es protagonista de la vitivinicultura argentina. Los Valles Calchaquíes comprenden unas 3000 ha de viñedos de altura (entre los 1500 y 2500 metros). Gozan de más de 300 días de sol al año, suelos pobres y una gran amplitud térmica entre el día y la noche.

En los últimos años, varias cepas encuentran en este terruño gran potencia, como el Cabernet Sauvignon y el Tannat, el Cabernet Franc y el Petit Verdot. Pero es sin duda el Torrontés la variedad blanca que aquí se expresa con excelencia desde tiempos ancestrales. En la Argentina hay 3 tipos de Torrontés: el mendocino, el sanjuanino y el riojano. Este último se expresa muy bien en Cafayate y ha ganado premios internacionales.

Valles Calchaquíes

En Cafayate, recorre las bodegas del ‘Camino del vino’ y disfruta de sus degustaciones y las distintas propuestas de cada establecimiento. Podrás cabalgar entre viñedos, jugar al golf o disfrutar de un spa. Sólo querrás volver.

Translate »