Máquina para reducir alcohol en vino: ¡top!

Un vino con menor cantidad de grados alcohólicos es ese que tiene una graduación más baja si se compara con otro, algo que es inquebrantable una vez han sido producidos y distribuidos. Pero eso podría cambiar ahora después de una sorprendente e innovadora creación de una startup española. Alacarte Ventures ha inventado una máquina para reducir alcohol en vino, en cualquiera, sin que pierda su calidad. El producto queda intacto tanto en sus propiedades organolépticas como en las sensoriales. Solo varía el nivel de alcohol hasta el límite deseado y, además, en unos pocos minutos. Conoce más a continuación.

Alacarte Ventures entre química y vino

Si la originalidad del nuevo invento es ya para dejar la boca abierta, también sorprende la historia que hay detrás del creador de la máquina: Pere Castells. Este químico catalán trabajó durante más de una década en el famoso restaurante El Bulli, del gran chef Ferran Adrià, en el departamento científico. Igualmente, colaboró en la Bullipedia durante más de cinco años y redactó el libro ‘El futuro de la cocina’. Fue responsable del área de gastronomía y ciencia en la Fundación Alicia. En sus inicios más jóvenes, completó el Máster en Química Orgánica por la Universidad de Barcelona.

pere castells exposición

Castells expuso su invento en el BBVA Bilbao Food Capital 2019 / Foto: @clarapvillalon

Ahora bien, su innovadora idea comenzó a fraguarse cuando trabajaba en El Bulli, al darse cuenta de la necesidad que existía a la hora de beber vinos con menos alcohol. Tras pasar de la teoría a la práctica, en abril del 2018 fundó la startup española Alacarte Ventures junto a otros tres socios. Así, Jordi Gámez es el CEO de la empresa, Pere Planagumà es el experto sommelier y Aleix Barandiaran se encarga de todo el management. El objetivo que se plantearon fue tanto mejorar como acelerar el proceso de reducir la cantidad de grados alcohólicos en un vino. Siempre sin que perdiese su originalidad, propiedades y, por tanto, calidad.

Ya lo han conseguido gracias a un aparato que emula la tecnología médica, muy similar a la que se utiliza para la diálisis de los pacientes que tienen problemas en sus riñones. No obstante, dada la prematura del invento, actualmente Castells y su equipo están en busca de inversores. Desean poder fabricar las primeras mil unidades cuyo precio de venta rondaría los tres mil euros. En un principio, iría destinado al sector hostelero. De esta forma, los clientes podrían escoger botellas a la graduación deseada gracias a la máquina para reducir alcohol en vino. ¿Interesante verdad? Pero, ¿cómo funciona este invento?

Así es la máquina para reducir alcohol en vino, ¡en pocos minutos!

A diferencia de lo que ocurre en otros procesos industriales para desalcoholizar un vino, la ventaja que aporta esta máquina de Alacarte Ventures es más que positiva. Resulta esencial mantener todas las cualidades del producto para que no se vea mermada su calidad en nariz y en boca del bebedor. Justo esto es lo que logra la invención de Castells, ya que no se trata de un método agresivo en el que se alteren esos parámetros claves.

El secreto está en un sistema de membranas que separa el alcohol del vino para diluirlo en agua y después recomponerlo. Es un procedimiento muy sencillo que se completa en tan pocos minutos. Hay que colocar la botella en el lugar adecuado de la máquina, llenar de agua el depósito de esta e introducir las graduaciones. Tanto la inicial o de origen que aparece en la etiqueta del producto vinícola como la que se desea obtener tras el proceso de reducción. ¡Listo! Entre tres y doce minutos se logra el objetivo, según los grados a disminuir. Por ejemplo, de 14 a 8 tarda cinco minutos.

vinos con menos alcohol

Máquina inventada / Foto: alcoholalacarte

Otra importante ventaja de esta máquina para reducir alcohol en vino sin precedentes es que también logra que sean más saludables. Lógicamente, al perder esos niveles alcohólicos, las calorías se reducen hasta el número que aparece indicado en la pantalla del dispositivo. Se obtiene así una bebida más light e incluso cabe la posibilidad de eliminar, al mismo tiempo, los sulfitos. Gracias a un filtro que se puede añadir, estos elementos dejarán de ser un problema para esas personas con intolerancias o reacciones alérgicas.

Sin duda, estamos ante una gran novedad de Alacarte Ventures que, por el momento, ya ha tenido éxito en vinos tranquilos. El primer prototipo de la máquina para reducir alcohol en vino ha funcionado y más adelante, también con la financiación necesaria, podría abordar nuevos retos. Por ejemplo, el de los vinos espumosos, que se resisten hasta ahora.

Translate »