Dado que este pasado domingo se celebró el Día Mundial del Corazón, hoy queremos recordar lo importante que es cuidarlo para evitar una de las enfermedades que más muertes causa en todo el mundo. La enfermedad cardiovascular (ECV) aparece fruto de obesidad, sobrepeso, mala dieta, tabaco e inactividad física. Por eso, seguir una vida sana es esencial tanto como alimentarse adecuadamente. Esa es la apuesta de las ollas de Eresma, cocinadas con aceite alto oleico y que aportan propiedades útiles para cuidar la salud del órgano vital. Conoce más sobre ellas aquí.

Tres variedades sanas de ollas de Eresma

La Fundación Española del Corazón asegura que “cada año mueren 17,5 millones de personas a causa de la ECV, que incluye enfermedades cardiacas y cerebrovasculares”. Un dato alarmante teniendo en cuenta que se estima un aumento de esa cifra hasta las “23 millones de personas” para dentro de diez años. Es más que necesario evitar los riesgos que puedan conducir a padecer dicho problema y empezar a consumir alimentos sanos. Bajo ese contexto se venden las ollas de Eresma, alternativas en bote con interesantes propiedades, siempre elaboradas de forma tradicional, sin renunciar a la calidad de cada producto añadido.

Incluso el aceite utilizado está especialmente seleccionado por sus cualidades cardiosaludables, pues ayuda a disminuir el colesterol LDL (lipoproteína de baja densidad). Ya se sabe que este tipo de elemento, en sus niveles altos dentro del organismo, incrementa el riesgo de sufrir una enfermedad del corazón o ataque al cerebro. De ahí la necesidad ya no solo de comer bien, sino también de practicar ejercicio con regularidad. Cualquier actividad contribuye a disminuir el colesterol en sangre, así como no fumar. 

LOTE TRADICIÓN

Lote de ollas / Foto: eresma.es

Con la lección bien aprendida respecto a eso, las ollas de Eresma se ofrecen en tres variedades: lomo, chorizo y costillas. Todas ellas son ricas en aceite oleico. Se venden en dos formatos distintos, de menor a mayor cantidad. Así, puedes elegir entre el bote de 500 gramos o el de 2,2 kilogramos. Por otro lado está el Lote Tradición, con una unidad pequeña de los tres tipos. Cualquiera de estas opciones alimentarias son aptas para celíacos e intolerantes a la lactosa, además de poseer el sello de garantía Tierra de Sabor. Están producidas y elaboradas en Castilla y León.

Translate »