Alimentos en cosméticos, del paladar a tu piel

En los últimos años, los alimentos en cosméticos han sido utilizados con mucha más frecuencia. Actualmente, el panorama del mundo «beauty» se basa en: la nutricosmética o cosmética oral, la cosmética convencional y la cosmética natural. La nutricosmética son complementos alimenticios que poseen fuentes concentradas de nutrientes. Sus funciones son complementar la dieta y mejorar el aspecto de piel o cabello. Consiste en un cuidado interior del cuerpo que repercute en el exterior. Por ejemplo, las famosas bebidas de belleza Beauty & Go de Natura Bissé enriquecidas con Macro-antioxidantes ¡Conoce más!

Alimentos en cosméticos

Por tanto, la cosmética oral está basada en el refrán «somos lo que comemos«. Lo cual es totalmente cierto y reiterado por multitud de expertos. Podemos cuidar nuestra piel y cabello desde el interior. No obstante, también podemos hacerlo desde el exterior. Y es que, tanto la cosmética convencional como la natural se han reinventado. Cada vez más marcas cosméticas apuestan por utilizar alimentos en sus productos. La mayoría son firmas de cosmética natural, es decir, productos sin conservantes, parabenos, sulfatos e ingredientes de origen vegetal. Básicamente, cualquier componente que no perjudique la salud.

Sin embargo, también se han apuntado a la aventura marcas de cosmética convencionales. Sisley, la marca de lujo francesa ha diseñado un tratamiento para mujeres treintañeras en colaboración con el reconocido chef Sergi Arola. Una auténtica cosmética gourmet. SisleYouth abarca productos cuyos componentes principales son: el extracto de guisante y el extracto peptídico de soja ¿Quién te diría que tu crema de hidratación diaria llevaría estos ingredientes? Y aún mejor, que también los puedes probar en el postre del restaurante ArolaGastro.

Se ha comprobado que ciertos principios activos procedentes de alimentos poseen propiedades muy beneficiosas para la piel y el cabello. Los alimentos en cosméticos se presentan en la formulación de estos de formas muy diferentes. Vamos a explicar los más habituales y algunos ejemplos. De esta forma cuando leamos el etiquetado del producto nos hagamos una idea de cómo está formulado.

¿Cómo se presentan?

Los extractos. Se presentan en distintas calidades. Así, podemos encontrar con o sin conservantes, procedentes de cultivos orgánicos o nombrados con principios activos. Seguro que no es la primera vez que lees esta palabra y es porque se utilizan mucho como un reclamo para el marketing. Las fitoleches combinan los activos de un ingrediente en una emulsión fluida. Son muy conocidas las leches vegetales como, por ejemplo, la leche de avena. De hecho, es muy común verlas en geles de baño.

Las pulpas de frutas frescas. Los colores de las frutas como la naranja, el pomelo, la granada, etc; son muy llamativos. Una cualidad muy estimulante para el consumidor. Por eso las firmas no sólo utilizan las propiedades beneficios del producto para convencernos, sino que también juegan con los sentidos. Existe una lista interminable de sérums de vitamina C en el mercado. Nosotros os ponemos el ejemplo del «Green Vitamin Concentrate Serum» de la marca de cosmética natural online Freshly Cosmetics. Desde la firma aseguran que:

Su concentrado antioxidante se compone de potentes plantas y frutas con una elevada concentración en vitamina C natural. Su formulación a base de un 99,9% de ingredientes naturales incorpora ciruela kakadu, astaxantina, lingonberry, brócoli y ginseng que mejoran la síntesis de colágeno

Alimentos en cosmética

Sérum Vitamina C/Fuente: Freshly Cosmetic

Las aguas vegetales también han triunfado en el mundo de la cosmética. Estos ingredientes son el resultado de la extracción del agua de las plantas o de las frutas (kiwi, limón, mandarina, manzana, etc.). Por ejemplo, Caudalié lo ha «petado» con su línea Vinoperfect. Sus productos están hechos a base de uva. Sus principales beneficios son hidratar y calmar las pieles sensibles, su acción antioxidante y naturalmente prebiótica.

Cosmética natural basada en alimentos

El mundo de la cosmética es inmenso. Existen multitud de ingredientes, así como multitud de tipos de productos. A veces el consumidor se puede sentir un poco abrumado con tal cantidad de información. Que si este ingrediente es el mejor, que si esta crema es demasiado pegajosa, demasiado cara, muy artificial o demasiado buena y barata para ser verdad. Todo son pegas. Sin embargo, la cosmética natural basada en los alimentos parece prometer. Nosotros, por lo menos, confiamos en el «somos lo que comemos». ¿Y tú? ¡Cuéntanoslo en comentarios!

 

 

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.