Carne de avestruz, ¿qué pasó con esta apuesta segura?

Lo que en su momento prometía ser uno de los productos estrella en el sector de carnes exóticas, con el paso del tiempo, pasó a ser una opción condenada al fracaso. Hay varias razones y factores que explican por qué la carne de avestruz acabó no siendo la gallina de los huevos de oro que todo el mundo creía que sería. De los cientos de granjas dedicadas a la cría del avestruz que existían en su momento de mayor esplendor, el número actual se reduce considerablemente. De hecho, la empresa familiar Gourmetruz (Fuente de Cantos, Badajoz), es una de las pocas en el panorama nacional que todavía produce y comercializa con este animal. Veamos qué sucedió en España para que esta ave sudafricana pasase de un extremo al otro.

La carne de avestruz en España

Hace unas dos décadas, a finales de los años 90, el sector ganadero de España quiso darle una oportunidad a un producto exótico que, precisamente por ese factor, creían que triunfaría. Pero nada más lejos de la realidad. Lo que se extendió por el país a una velocidad sin precedentes acabó arruinando a cientos de ganaderos.

Lo cierto es que se dieron varias razones para que se tuviera la firme creencia de que el comercio de carne de avestruz podía fructificar en España. Se trataba de carne roja sin apenas grasa, los huevos también eran más saludables, en su momento coincidió con problemas como el de las vacas locas, por lo que la gente se podía decantar más por esta carne… En otras palabras, una apuesta segura a la que pronto sacarían beneficio.

Entonces, ¿qué pasó? Pasó que no se estudió bien el plan. “No se tuvo en cuenta la complejidad de estas aves. De cada 100 huevos igual se te mueren 30 pollos, tienen una mortalidad alta, algo que no te pasa con otras especies”, explicaba Federico Castelló, CEO Real Escuela de Avicultura, para Vozpópuli. El factor económico tampoco se calculó bien: “Un avestruz come 5 veces más que un pollo, de manera que la carne, aunque sea más sana, siempre será más cara, porque cuesta más producirla”. Y la gente no estaba dispuesta a pagar más teniendo opciones más baratas en el mercado. Quizás la idea no era mala, pero se planteó de tal manera que ni para productores ni para consumidores salía rentable.

carne de avestruz

Instantánea de la granja de Gourmetruz | Fuente: gourmetruz.es

Gourmetruz, la superviviente 

Activa desde 1995 y con más de 25 años de experiencia en el sector, Gourmetruz es una de las granjas más grandes no solo de España, sino de toda Europa. Las condiciones climáticas en las que se encuentra la granja -que se sitúa, como se dijo antes, en Badajoz, Extremadura-, hacen de ella el entorno perfecto para la cría de avestruces. En la actualidad, Benito Parra -ganadero de Gourtmetruz- cuenta con unas 150 cabezas, pero ha llegado a tener 2300 aproximadamente.

Y eso puede considerarse todo un logro. Sobre todo teniendo en cuenta que, de todas las que había cuando la carne de avestruz estaba tan demandada, la suya es una de las pocas granjas que quedan en pie en el país. Y aún así tuvieron que detener su producción durante algunos años. Por un lado, por una restricción de disponer de mataderos en la propia explotación granjera. Y, por otro lado, porque el mercado se abrió a Sudáfrica. Y las carnes que provenían de allí eran más baratas y, por tanto, más competitivas.

carne de avestruz

Carne de avestruz, la promesa que no llegó a nada | Fuente: gourmetruz.es

Pero resurgieron. Y, aunque no sacan beneficios más allá de los necesarios para mantener la granja, parece que a la empresa familiar le queda camino por recorrer. Y no solamente en lo que se refiere a la carne, sino también a los huevos, que también comercian -sobre todo a restaurantes- a un precio aproximado de 20 euros. El tamaño, sin duda, lo merece. 

El comercio de carne de avestruz no tuvo el auge que todos esperaban en su momento. De hecho, ni siquiera hoy en día, si no se hace un plan coherente y transparente, parece que este mercado vaya a resurgir. Si existe en España todavía es por esas pequeñas ganaderías como la de Gourmetruz que resisten tras décadas dedicadas al sector. ¿Pudiste probar en su pleno auge este manjar cárnico de un animal exótico? ¿Pagarías lo que cuesta ahora por degustarlo? 

Spread the love
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.