El pan que menos engorda, ¿sabes cuál es?

¿Cuál es el pan que menos engorda? Este es un alimento sin el cual muchos no nos imaginamos las comidas. No obstante, muchas personas preocupadas por su peso optan por dejarlo. Si eres de esas personas no debes preocuparte. A continuación haremos un análisis de los principales tipos de panes para encontrar el más saludable y el que engorde menos. Así podrás continuar disfrutándolo.

La principal diferencia entre panes es el contenido en gluten o azúcar. Así como el mayor o menor aporte de nutrientes, grasas o sal. La diferencia calórica no suele ser importante debido a que la harina es el ingrediente principal común a todos ellos. Por ello es que los científicos llevan años rebanándose los sesos en la búsqueda del más saludable. Y es que su alto contenido en hidratos y su gran aporte de calorías conllevan un consumo moderado en quienes no llevan una vida activa.

El blanco no es el pan que menos engorda

Un estudio publicado en la NIH que duró cuatro años llegó a una sorprendente conclusión. Según este, reducir el consumo de pan blanco reduce la grasa abdominal y el peso. Los mecanismos que posee esta clase de pan para el aumento de peso son variados. Entre ellos se cuentan la elevación de la insulina, la baja saciedad, inflamación, adicción o daño intestinal. También se ha demostrado en un estudio con animales que el gluten favorece la ganancia de peso. Este es el más consumido en España, aunque hay otras opciones.

Pan blanco

Pan blanco

Pan integral

El grano de cereal contiene tres partes: la cáscara, la almendra central (lo que solemos comer habitualmente y que es la harina blanca) y otra es el germen, la parte viva del cereal. El pan integral utiliza los tres, mientras que el blanco usa solo harina refinada, desechando la cáscara y el germen. Posee un índice glucémico bajo, es saciante y posee más vitaminas y nutrientes que el blanco. Posee 258 kilocalorías por cada 100 gramos, según la Fundación Española de la Nutrición (FEN)

Pan integral

Pan integral

Pan germinado 

Este es poco conocido. No necesita levadura porque se hace con cereales ya germinados. Entre estos se pueden señalar algunos como arroz, soja, mijo, cebada, trigo. espelta, avena, centeno, cacahuete, lentejas… Tiene algunas ventajas nutricionales respecto a otros panes integrales. Por ejemplo, la germinación aumenta las proporciones de algunas vitaminas. No obstante, no son muy significativas estas virtudes. Donde destaca es al compararlo con granos refinados. El sabor es muy distinto y no contiene conservantes.

Pan de masa madre

Este pan se elabora con las bacterias del cultivo de levaduras presentes de forma natural en alimentos. Estas llevan utilizándose milenios. El mencionado proceso de fermentación reduce en gran medida el gluten y mejora el metabolismo de la glucosa. Mejora la digestión y también está exento de conservantes.

Pan de masa madre

Pan de masa madre: Fuente: Cookpad

Pan de cristal

¿Qué es el pan de cristal? Esta clase entre los panes con nombre curioso se caracteriza por su hidratación. Por cada kilo de harina se emplean novecientos gramos de agua. Esto da lugar a una corteza muy fina y crujiente que recubre la miga. Esta es poco densa posee un sabor suave. Fue creado por Jordi Noven en Barcelona durante el 2004. Estaba cansado de escuchar que la miga engorda y por ello creó un pan en el que casi todo es corteza. Posee 249 calorías por cada cien gramos. ¿Será el pan que menos engorda?

Pan de cristal

Pan de cristal. Fuente: @PAncadadia

Pan de molde

Posee menos calorías que el pan blanco, 260 por 100 gramos según la ya mencionada FEN. Aun así debemos recordar que el hecho de que tenga menos calorías no significa que sea más sano. Es el pan que más azúcar contiene, ya que esta es necesaria para formar su corteza característica. También contiene grasas de baja calidad y aditivos.

Pan de molde en una caja

Pan de molde en una caja. Fuente: @gemmiramis

Biscotes y picos

Los biscotes son muy típicos a la hora de untar. Estos llegan a las 390 calorías por cada 100 gramos (los picos casi los alcanzan con 380). Debemos moderar su consumo debido a la presencia de ingredientes como azúcar o jarabe de glucosa en él. En cambio, los picos presentan una alternativa más saludable. Es fácil encontrar variedades de picos con ingredientes de calidad como aceite de oliva virgen extra. También llevan los ingredientes típicos del pan como harina de trigo, levadura, agua o sal.

Biscotes

Biscotes.

¿Cuál es el vencedor?

No se puede hablar de uno solo como el pan que menos engorda. Debemos consumir todas las variedades mencionadas con moderación. No obstante, el pan blanco es el claro perdedor. Se podría decir que el más virtuoso es el pan germinado. Este contiene la mayoría de beneficios del integral pero reduce la respuesta glucémica. Esto significa que no aumenta tanto el azúcar en sangre. El integral sale mejor parado que el blanco. Esto se debe a la pobreza nutricional del segundo, a que no sacia y al empleo de harina refinada.

El de molde y los biscotes tampoco son buena opción por su elaboración industrial y su alto contenido en azúcar. El pan de cristal, en cambio, es el que menos calorías contiene (249 por 100 gramos). No cantemos victoria de momento. Es una variedad que no lleva mucho tiempo entre nosotros y por lo tanto faltan estudios. Además, se prepara con harina de fuerza y esta contiene más gluten que la refinada convencional. No parece buena alternativa para perder peso aumentar el consumo de gluten. 

En conclusión, ya sabes cuáles son las mejores alternativas entre todos. Elige el pan que menos engorda según tu frecuencia de consumo y la dieta que sigas.