¡Los ultraprocesados acortan la vida! Ojo

Que los alimentos ultraprocesados no son nada saludables es algo que ya sabemos desde hace tiempo, conforme las investigaciones han ido siendo más frecuentes. Lo que quizás no sabíamos tan al detalle es que este tipo de productos conducen a un mayor envejecimiento, etapa de la vida que llega antes de lo normal con su consumo elevado. Así lo ha concluido un reciente estudio en la Universidad de Navarra cuyos sujetos a estudiar han sido personas ya con edad de jubilación. Este tema es preocupante debido al incremento del consumo de bollería industrial o la denominada comida rápida (fast food) en detrimento de productos más frescos, nutritivos y saludables. A continuación te contamos más sobre la nueva investigación.

El contexto del estudio

En todo el planeta existen los alimentos cocinados previamente y después comercializados, los aceites refinados, las bebidas azucaradas, las frituras, los snacks salados, los dulces o pasteles, etcétera. Todos estos productos se engloban en la categoría de ultraprocesados, que significa un nivel muy alto de procesamiento industrial. Por este método de producción, suelen caracterizarse por incluir colorantes, aromatizantes, emulsionantes y otros aditivos. Estos elementos son los responsables de que, en muchos casos, sean muy pobres en términos nutricionales. De ahí que sea recomendable tomarlos de manera moderada, sin abusar. No son saludables, está claro.

Y lo peor es que su consumo por parte del público mundial sigue aumentando, lo que puede derivar en problemas para la salud de millones de personas. Ya son varias las investigaciones que asocian los ultraprocesados con enfermedades graves: diabetes del tipo 2, obesidad, depresión, hipertensión… Pero también algunos tipos de cáncer relacionados con la inflamación y el envejecimiento de las células humanas. Justo en este último punto se han querido centrar los estudiosos de la Universidad de Navarra (UNAV) para arrojar algo más de luz al problema concreto.

Envejecimiento biológico a nivel celular

Entre otras personalidades que firman dicho estudio están Lucía Alonso Pedrero, así como las profesoras Maira Bes Rastrollo y Amelia Marti. Después de hallar conclusiones importantes, el texto ha sido presentado en la Conferencia Europea e Internacional sobre Obesidad (Eco Ico), organizado online en este 2020. El objetivo de la investigación ha sido evaluar el vínculo entre comer alimentos ultraprocesados y el riesgo de tener telómeros más cortos. Estos son los extremos de los cromosomas humanos, vitales para que conserven su estabilidad e integridad.

De forma natural, al envejecer se van acortando debido a la división de las células, proceso que deriva en la pérdida de parte del telómero. En conclusión, la longitud de dicho elemento en el cromosoma resulta indicadora de la edad en una persona y el estudio ha asociado el consumo de alimentos muy procesados con este envejecimiento biológico. A nivel celular, como ya hemos explicado, existe “una fuerte asociación” por ingerir esos productos de manera diaria.

ultraprocesados

Bollos con azúcar

Los sujetos analizados han sido 645 hombres y 241 mujeres con edad media de 67,7 años, a través de su ADN. Sabiendo así la ingesta precisa de ultraprocesados, se han clasificado según el sistema NOVA por su nivel de procesamiento. Tras los análisis efectuados, los estudiosos han visto cómo conforme se incrementaba su consumo diario, igualmente crecía de forma drástica la probabilidad de haber acordado telómeros.

En los grupos de ingesta más alta de dichos alimentos (más de tres al día), se ha detectado comida rápida y carnes procesadas, sobre todo. Además, todas esas personas tenían mayores opciones de tener antecedentes familiares con enfermedades tales como la diabetes u otras cardiovasculares.

Sin alarmarse, cuidado con los ultraprocesados

Dada esa conclusión a la que ha llegado el equipo investigador, el dato del riesgo de acortar los cromosomas y, por tanto, acelerar la vejez, se sitúa en un 82 % en consumidores que abusan de los ultraprocesados. Porque sí, comer más de tres de estos productos al día se puede describir así. Pero no solo se incrementa, de esta manera, la llegada de la última etapa de vida, sino que con ella crece el riesgo de sufrir otros problemas (depresión, sobrepeso y mortalidad). Todo esto deriva, más temprano que tarde, en la muerte.

Eso sí, no debemos alarmarnos con este tipo de resultados. Si bien hay que llevar cierto cuidado con el abuso de alimentos ultraprocesados en la dieta, tampoco quiere decir esto que no se puedan consumir. Siempre con control, de manera no frecuente, podemos tomarlos.