Especial visita al Banco Español de Algas

Gran Canaria recibió el pasado jueves 4 de abril a uno de los principales embajadores de la gastronomía japonesa, en su Banco Español de Algas. Hirotoshi Ogawa es director del Instituto Mundial de Técnicas del Shushi (WSSI) y viajó hasta la isla para conocer esta “despensa” de algas. Todo con el objetivo de conocer el potencial culinario que ofrece este producto, del que se cultivan más de 1.800 especies aquí. 

Descubriendo el Banco Español de Algas

Este lugar de las Islas Canarias alberga una de las mayores y más avanzadas reservas en cultivo de algas de todo el mundo. De ahí que haya recibido la visita especial desde un país –Japón– experto en el uso de este producto en la cocina. Desde hace ya unos años, cada vez más se ha ido expandiendo el consumo de sushi por cantidad de países, entre los que está España. Sobre todo, gracias a los restaurantes japoneses abiertos en grandes ciudades españolas.

Hirotoshi Ogawa ha querido aprovechar su participación como invitado en la Nagoya Sushi School de Las Palmas de Gran Canaria. Así, acudió al Banco Español de Algas para recorrer las instalaciones y conocer las investigaciones que se están llevando a cabo. Igualmente, el cocinero degustó algunos ejemplares comestibles. Entre ellos no estaba el alga nori, típica del sushi, ya que esta variedad no se cultiva. No obstante, Ogawa descubrió otras algas que sí podría emplear para decorar sus platos o elaborar makis y nigiris. Estas son dos preparaciones reconocidas de la gastronomía japonesa.

El chef reconoció en su visita las “numerosas posibilidades” que ofrecen las variedades del Banco Español de Algas. También confía en que se puedan lograr exportaciones desde las islas hasta Japón. Allí, estos vegetales son “muy famosos”, como ya se sabe.

Interior de las instalaciones en el BEA / Foto: marinebiotechnology.org

Futuro de las algas según el director del BEA

Desde la perspectiva más industrial, habló el director científico del BEA y también profesor de Biología de la Universidad de Las Palmas, Juan Luis Gómez Pinchetti.

“El sector ofrece muchas posibilidades y facilidades en los países del sur europeo. Ahora, el desarrollo de sistemas de producción de macroalgas y microalgas sostenibles es la principal tarea del centro. Siempre con especies nativas canarias”

El recinto del Banco Español de Algas (BEA) se encuentra ubicado en el puerto de Taliarte (Gran Canaria), “una zona estratégica espectacular”. Así lo cree Pinchetti, pues las islas están “posicionadas en el sector de la economía azul”. Un punto perfecto para desarrollar la producción de este producto marino, que es muy saludable.

“En el futuro se utilizarán más”, pronostica Ogawa, quien se ha sorprendido gratamente al conocer “tantas especies en una isla tan pequeña”. Las Islas Canarias, apostando por un producto muy japonés, del fondo marino al plato.