Etiquetado natural, ¿estrategia o engaño?

Cada vez son más los consumidores que buscan incluir en sus dietas habituales recetas beneficiosas para su salud. Por eso, un gran número de compañías de venta de alimentos están marcando sus productos con el etiquetado natural. Pero, ¿está correctamente utilizado? Algunas de las instituciones europeas denuncian el mal uso de este término por parte de los fabricantes para generar más ventas. A continuación, vas a descubrir algunos de los peligros de colocar mal esta denominación. Así como la falta de legislación a nivel continental sobre los productos que deben estar catalogados como “naturales”. ¡Compruébalo!

Solicitud del etiquetado natural

Como seguro que ya has escuchado alguna vez, la palabra “natural” está a la orden del día en la mayoría de supermercados. Pero la Unión Europea está poniendo en marcha ciertos mecanismos para poner fin a las prácticas fraudulentas en el uso de esta denominación. Y es que se considera que la utilización de este término es un engaño que se está generalizando cada vez más. Esto es así porque gran parte de las veces que se usa el etiquetado natural en un producto es incorrecto, pues no tiene definición legal.

De hecho, desde hace más de una década se está abusando del término. Por eso, un grupo de 30 eurodiputados ha firmado una carta solicitando que se establezca una definición legal de este adjetivo en los productos alimenticios. Aunque ya existen precedentes similares, como es el caso de Estados Unidos, donde, pese al trabajo de muchos expertos, aún no se ha llegado a ningún resultado positivo.

Etiquetado natural

Etiquetado natural. Fuente: pinterest.com

¿Por qué es necesaria una regulación?

La no existencia de la definición legal pone en riesgo el cambio a dietas saludables y sostenibles. Ya que, unidos a este término, los fabricantes utilizan palabras como casero o artesano para promover características que no son aplicables al producto que se va a poner a la venta. Y es que, para muchos de nosotros, el significado de natural tiene connotaciones positivas. Pues se nos vienen a la cabeza alimentos sin aditivos, con un mínimo procesamiento y sin sustancias sintéticas.

Por eso, no es posible considerar productos naturales a todos aquellos que en su lista de ingredientes aparecen algún tipo de conservantes, aditivos, colorantes o espesantes, entre otros. Y es que, de tanto en cuanto, el debate del uso del término natural vuelve al primer plano, pero apenas se consigue nada.

Recomendaciones para el uso del etiquetado natural

Al no haber todavía ninguna orden a nivel europeo, la mejor recomendación actualmente es utilizar el concepto de “natural” con sentido común y lógica. Lo que se quiere conseguir es no generar confusión al consumidor y no infringir el Reglamento 178/2002, el cual dice que el etiquetado, la publicidad y la presentación de los alimentos no deberán inducir a error a los compradores.

Y es que todo esto nos sitúa en una posición bastante compleja. Por un lado, encontramos a los consumidores que están demandando muchos más alimentos naturales. Y por otro, los intereses de los productores, que cuales buscan una mayor venta de sus productos. Y, por supuesto, unido a todo ello, las dificultades que tiene llevar a la práctica la fusión de ambos puntos, para que las dos partes salgan beneficiadas.

Etiquetado natural

Zumo natural. Fuente: pinterest.com

¿Cuál es su situación en España?

Actualmente, y según explica la experta en seguridad alimentaria Beatriz Robles, el uso de la palabra “natural” en el etiquetado solo está regulado en cuatro casos:

  • En lo que tiene que ver con yogures para distinguir a los que conocemos como “naturales”.
  • En la categoría de conservas para referirse a las conservas “al natural”, es decir, que no lleven aceites o vinagres.
  • Para referirnos al origen de un determinado nutriente. Por ejemplo, en fórmulas como naturalmente bajo en grasas o naturalmente rico en proteínas.
  • Para referirse a aromas naturales.

Pero, al igual que en el resto de la Unión Europea, esa denominación entendida como ausencia de sustancias sintéticas o alimentos poco procesados, no está legislada.

Etiquetado natural

Yogur natural. Fuente: pinterest.com

Está claro que todos estamos interesados en llevar una dieta mucho más saludable e incluir en nuestras recetas productos con grandes beneficios nutricionales. Pero tenemos que intentar fijarnos en los detalles de los componentes del alimento deseado. ¿Conocías los fallos que puede tener el etiquetado natural? ¡Infórmate!

No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.