La tendencia de las bebidas light

En España miramos cada vez más el contenido nutricional de los productos que compramos y las bebidas light no escapan a esta línea a favor de lo saludable. Poco a poco han ido proliferando las marcas de refrescos como Coca Cola que comercializan sus latas y botellas con menor cantidad de azúcares, sobre todo. Además, la cafeína también ha desaparecido en esos lotes ‘sin’ que podemos encontrar en el supermercado. Todo esto facilita que los consumidores nacionales prefieran cada vez más disfrutar de un refrescante líquido descafeinado y bajo en azúcar. Así lo confirman los últimos datos del sector, publicados en EFE.

Porcentajes positivos y al alza en bebidas light

Antes de entrar en cifras concretas del sector, cabe recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) fija el consumo de azúcar en unos 25 gramos dentro de una dieta normal de 2.000 calorías. Es decir, se recomienda que tan solo el 10 % de la ingesta energética diaria se corresponda con este elemento. Sobrepasar ese porcentaje no es aconsejable ya que las altas cantidades de glucosa en el organismo incrementan los riesgos de padecer ciertas enfermedades. Sin ir más lejos, la famosa diabetes. 

Pues bien, parece que en nuestro país estamos consolidando desde hace una década la mayor ingesta de bebidas light, esas que son bajas en calorías o azúcares. Así lo han comunicado a EFE fuentes de la Asociación de Bebidas Refrescantes (Anfabra). Concretan que el crecimiento en 2018 del volumen de mercado de este tipo de productos fue del 4 % respecto al año anterior, con un 33 % en total.

Por otro lado, desde el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social destacan el descenso en el consumo de refrescos per cápita del 3,4 % entre los años 2009 y 2017. Este departamento estatal aconseja moderar la toma de bebidas azucaradas pero también no abusar de las calificadas como ‘dietéticas’ (sin azúcar). En esta misma línea, un estudio de la empresa Mercasa revela que las bebidas light aumentaron sus ventas en un 36,9 % en el periodo mencionado. Igualmente, los refrescos sin cafeína subieron en un 69,2 %. 

La industria, favoreciendo

Y en medio de toda esta tendencia, las empresas tienen su papel importante, ya que han ido desarrollando variantes en su oferta de productos más saludables. A ello han incentivado las regulaciones impositivas al azúcar en ciertas comunidades autónomas. Pero más allá de esto, es evidente que la industria quiere apostar por bebidas light como las que vende Coca-Cola. La multinacional confirma que hasta el 58 % de sus ventas en España se corresponden con este tipo de lotes. Cada vez ganan más peso respecto al clásico.

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.