Los huevos más originales y divertidos

Los huevos de Pascua simbolizan el inicio de la vida y el principio de la actividad que llega con la primavera. Para muchos cristianos la resurrección de Cristo. Todo ello llega en el momento de crecimiento de la luz del día en esta época del año. Ello motiva a las aves a aumentar su puesta en busca del aumento de la fertilidad para afianzar su especie. Pero aquí vamos a hablarte de los huevos más originales que parecen nacer exclusivamente para la repostería. ¿Quieres saber cuáles son las creaciones más sorprendentes y coloridas?

Con el paso del tiempo, los huevos tradicionales de color carne que adornaban los pasteles y bollos en la gastronomía de Pascua se han ido transformando. En distintas tonalidades y en figuras de chocolate. Muchos de los huevos más originales son fruto de algunas razas que nos ofrecen ponen unos diferentes como los azules o rojos. En otros casos son elaboraciones del pastelero que, aprovechando la porosidad del producto, lo aromatizan y perfuman con otros ingredientes culinarios.

Huevos azules

Los maravillosos huevos azules son fruto de la naturaleza, no tengas miedo, no son ningún invento de laboratorio. Provienen de unas gallinas de origen chileno, la raza araucana, también llamada raza mapuche. Estas aves generan una enzima que, en el momento de la formación de la cáscara, esta se colorea de azul.

Estas razas de gallinas no han tenido mejora genética y su producción de huevos es significativamente menor que la de una raza de ponedora mejorada. En concreto, suelen poner unos 140-150 huevos anuales a diferencia de los 290 que suelen poner las ponedoras convencionales.

Huevos azules. Foto Pixabay

Huevos azules

En cuanto a sus propiedades nutricionales, suelen ser muy similares a los huevos más comerciales. El huevo en su interior no tiene coloración azulada. En realidad, la gran diferencia nutricional la marca mucho más la alimentación y el manejo del producto que la raza de la gallina. Su cáscara es algo más gruesa y el color de su yema es bastante similar a los demás huevos.

Marans, los huevos más originales rojos

Aunque estamos acostumbrados a los marrones con sus diferentes tonalidades, entre los huevos más originales hay unos de una raza de gallinas que los ponen de un color mucho más intenso. Se trata de la raza Marans, de origen francés, concretamente de la ciudad del mismo nombre. Tiene la particularidad de poner huevos con una intensidad marrón-rojiza que algunos la definen como huevos de color chocolate.

También, si la alimentación es adecuada, produce un color de yema intenso y extraordinario con una gran consistencia. Aunque con una intensidad algo más baja, también la raza del Penedés nos ofrece una intensidad  fuerte tanto en la cáscara como en la intensidad y consistencia de la yema.

Huevo gallina Marans. Foto: marans.eu

Huevo gallina Marans. Foto: marans.eu

Otras de las originalidades que han aparecido en el mercado en los últimos tiempos son los huevos de gallina aromatizados. Actualmente varias empresas nos ofrecen este tipo de producto, aprovechando la alta porosidad del producto. Así, podemos encontrar de sabor a jamón, a ajo, a azafrán, a trufa negra, a queso azul, a cacao y a vainilla. Todos ellos están elaborados de forma natural y permiten hacer recetas muy especiales. Desde una clásica tortilla con alguno de los aromas descritos hasta algunas recetas de repostería con sabor a vainilla o chocolate.

Con este sistema se consigue enriquecer el plato sin añadir el ingrediente y, por lo tanto, sus nutrientes. Una forma sutil, divertida e interesante de disfrutar de estos productos mediante un ingrediente básico como es el huevo. También es una forma práctica de degustar otros aromas y sabores que no son fáciles de tener a mano en la cocina y poder hacer recetas más creativas con estos huevos aromatizados.

Huevos de sabores Koroko

Huevos de sabores / Foto: koroko.es

Otros tipos de huevos

También son fáciles de conseguir actualmente en el mercado otros tipos de huevos como son los de oca, mucho más grandes que los de gallina de un color blanco y un sabor más intenso. Estos, junto con los de pata, que son más pequeños, son estacionales y en la primavera es cuando abundan más. Ambos son más ricos en grasa y de un sabor algo más intenso que el huevo de gallina.

Los de avestruz destacan por un tamaño que excede el kilo y pueden llegar a dos kilos. Su sabor es algo menos intenso que los de oca pero puede funcionar como ingrediente diferente en determinadas recetas. También es interesante ya que su nivel de colesterol es inferiores al resto de huevos. Aunque, como siempre en el caso de los huevos, depende mucho del tipo de alimentación del animal.

Huevo de avestruz. Foto:Pixabay

Huevo de avestruz

En el otro extremo de tamaño encontramos los huevos de codorniz, más conocidos y que puedes encontrar en el supermercado con facilidad. Con sus típicas manchas negras, son huevos muy versátiles en la cocina y muy ricos en vitaminas y minerales. Eso sí, su precio es más alto que los tradicionales de gallinas. Ahora ya conoces los huevos más originales que existen. ¡Disfruta de alguno de ellos esta Pascua!

Spread the love
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.