La preocupación por el medio ambiente es uno de los grandes puntos que las grandes empresas tienen en cuenta. Muchas de ellas están poniendo en marcha numerosas campañas relacionadas con ella. Y, gracias a esto obtienen certificados por su buen trabajo. Como por ejemplo el Residuos Cero de AENOR. Obtenido por Pascual recientemente en todos sus centros de producción y distribución. ¿Te interesa conocer por qué y cómo ha logrado la marca obtener dicho reconocimiento? Es muy importante que todas las grandes empresas pongan en marcha este tipo de mecanismos. De esta manera, se conseguirá un mundo mejor.

¿Dónde ha obtenido el certificado Residuos Cero?

Como ya has podido saber un poco antes, Pascual ha obtenido el certificado Residuos Cero de AENOR. Además, lo ha conseguido en todos sus centros de producción y distribución. Incluyendo sus oficinas centrales y divisiones inmobiliarias. Y es que, el alcance del proyecto engloba a toda la compañía. Y, por ende, a la totalidad de sus actividades. Más en concreto, en 32 centros que, en conjunto, han conseguido un 93,3% de valorización.

Por lo que, en total han sido 11 millones de toneladas valorizadas con este certificado frente a las casi 12 de residuos generadas. Es importante destacar que el sello abarca sus 6 plantas productivas. Incluyendo la logística, el almacenamiento y la distribución en sus delegaciones comerciales. De hecho, también entran dentro del mismo reconocimiento la actividad de la sede la compañía. Tanto en Madrid como en La Quinta Grupo Inmobiliario en Benahavís (Málaga).

Residuos Cero

Leche Pascual. Fuente: gndiario.com

Las valorizaciones de Residuos Cero

Como podrás intuir, este reconocimiento implica varias cosas. Entre ellas, valorizar y documentar la trazabilidad de más del 90% de los residuos. Desde el centro de producción hasta el destino final. Por lo que, gracias a esto, Pascual es capaz de asegurar una segunda vida útil de los residuos. Ya sea en modo de reciclaje, reutilización o valorización energética. De esta manera, evita su almacenamiento en el vertedero. Y, por consiguiente, elimina el riesgo de contaminación y emisiones de gases a la atmosfera.

Entre las valorizaciones que destacan por parte de Pascual podrás encontrar la de los lodos. Todos ellos generados en el proceso de depuración de las aguas. Los cuales se utilizan como abono agrícola. Por otro lado, la okara, también conocida como la cascarilla del haba de soja. Esta se destina a la fabricación de piensos para alimentación animal. Además de plástico transparente. Por último, el PET y el cartón se reciclan para poder volver a utilizarse en el ciclo productivo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Leche Pascual (@lechepascual_es)

Un gran modelo

El director de HSEQ- Calidad, Medio Ambiente y Prevención de Pascual, Juan Jesús García Nieto ha hecho una serie de declaraciones en favor de este reconocimiento. La cual se engloba dentro de su modelo de economía circular. Y es que, gracias a este proyecto, se han conseguido centrar en impulsar una correcta gestión de los residuos. Los cuales se transforman en materias primas. Todo ello con el propósito de reintroducirlas posteriormente en la cadena de valor.

Por otro lado, la directora de AENOR en Castilla y León también ha alabado la gestión de Pascual. Y es que, el certificado pone en valor el esfuerzo realizado por la empresa. Siempre intentando minimizar y valorizar las fracciones de los residuos generados en todos sus centros. Además, añade que siempre se ha tratado de evitar el depósito en vertedero. Un hecho que desemboca en una mejora de los costes en la gestión de residuos.

Residuos Cero

Leche Pascual. Fuente: lechepascual.es

Otros compromisos de Pascual

La estrategia de sostenibilidad de Pascual se ha visto reforzada gracias a la certificación de Residuos Cero. Algo que se une a su plan medioambiental llevado a cabo entre 2015 y 2020. Durante este período, la reducción de emisiones de CO2 ha llegado a más del 25%. Por otro lado, la del consumo eléctrico al casi 23% y la del agua a más del 24%. Junto con todo esto, Pascual sigue trabajando para fortalecer su estrategia ambiental durante los próximos años.

De hecho, ya ha sido capaz de identificar las siguientes líneas estratégicas. Con miras al año 2025. Donde las cuestiones como el cambio climático o la promoción de la economía circular seguirán teniendo un papel fundamental. Otros elementos igual de importantes serán la gestión de capital natural o la reducción del desperdicio alimentario. Sin olvidar las prácticas de agricultura y ganadería sostenible.

¿Conocías el nuevo reconocimiento que ha obtenido Pascual? Sin duda es un buen premio a la genial labor que están llevando a cabo. El certificado Residuos Cero es solo un ejemplo de todos los que conseguirán en el futuro. Si siguen en la misma línea de trabajo. ¡La lucha por un mundo mucho más sano!

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.