Vinagre de vino oloroso, tras 20 años de solera

Hoy te presentamos un gran producto único y especial de la mano de Patrick De La Cueva, del que ya os hablamos en otro artículo. Como explorador y seleccionador gourmet, en su tienda puedes encontrar un vinagre de vino oloroso Gran Reserva de 20 años, procedente de la DOP Montilla-Moriles (Córdoba). A partir de una excelente materia prima se elabora un producto cuyas características son inigualables y por eso te lo recomendamos. ¿Quieres saber cómo es? ¡Atento!

Una elección acertada de Patrick

Este vinagre de vino oloroso es un condimento ideal para aliñar variedad de recetas. El resultado es impecable, con su color caoba de tonos ambarinos, fruto del envejecimiento en madera. En nariz es limpio y penetrante porque la crianza en roble americano le aporta esos toques característicos. Luego, en boca tiene un sabor seco, equilibrado e intenso que te recuerda al particular vino del que nace. Su retrogusto es suave y exquisito. Sin duda, un producto con una personalidad y un carácter exclusivo.

Patrick de la Cueva vino

Patrick de la Cueva catando su vinagre de Vino Oloroso / Foto cedida por él

Su proceso de elaboración comienza con la materia prima, los vinos generosos de la Denominación de Origen Protegida Montilla-Moriles, ubicada en la provincia de Córdoba. Es una de las DOP más importantes de España y también de las más particulares del sector vinícola. La vendimia es la más temprana del país e incluso de Europa, pues se realiza en agosto por las condiciones climáticas de la privilegiada zona.

Sin embargo, también es una DOP destacada por la elaboración y crianza de vinagres como el que comercializa Patrick de La Cueva. Por eso, su elección es acertada. En el proceso productivo, ajustado a las condiciones marcadas por el Consejo Regulador, se aúnan maestría y conocimiento de los bodegueros para obtener un vinagre reconocible del lugar. La influencia del medio natural también es otro factor diferencial que queda impregnada en los vinos olorosos.

Acidificación y solera en el vinagre de vino oloroso

Esos vinos, de la variedad de uva Pedro Ximenez, se someten a un proceso oxidativo en barricas de roble, algo que le aporta al caldo unos aromas a tostado y vainilla. Después se produce la acidificación, un proceso que lo convierte en vinagre, siguiendo métodos tradicionales muy controlados.

vinagre de vino oloroso

Botella de vinagre de vino oloroso / Foto cedida por P.DelaCueva

El siguiente y último paso es la solera. Aquí el vinagre base se guarda en barricas de roble en un sistema de envejecimiento que permite que se desarrolle. Va pasando por distintas barricas ubicadas en cascada y homogeneizando los vinagres jóvenes con los más antiguos. Tras 20 años de esa solera, se obtiene el producto final: un vinagre de vino oloroso Gran Reserva con matices que recuerdan también al brandy y a la uva de la que nace.

¿Cómo puedes utilizarlo en la cocina? Es ideal para aliñar todo tipo de ensaladas y carnes de caza, así como salmorejos, el plato estrella de la gastronomía cordobesa. Puedes disfrutar de este vinagre de vino oloroso en el formato de 250 mililitros y conseguirlo en la tienda de Patrick de La Cueva.

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.