Alubias, distintos nombres pero misma calidad

Nos encontramos en una de las épocas más frías de los últimos tiempos. Las bajas temperaturas nos llevan acompañando algunas semanas y la nieve ha aparecido de manera inesperada. Esta situación conlleva siempre la presencia de esos platos calientes en nuestra mesa. Las legumbres, y en concreto, las alubias suelen ser las grandes protagonistas de esta época del año en la que nos encontramos. Sus múltiples posibilidades y sus grandes ventajas nutricionales han convertido a este producto en uno de los grandes dominadores de la dieta Mediterránea. Conoce aquí todos sus secretos y beneficios. ¡Adelante!

¿Cómo son estas legumbres?

La alubia pertenece a la familia de las leguminosas. Su gran versatilidad y extraordinarias propiedades nutricionales las convierten en uno de los alimentos más utilizados de nuestra gastronomía. Con ellas podemos encontrar muy diversas recetas, con las alubias como principal ingrediente, entre las que, por ejemplo, destacamos las alubias blancas con chorizo.

Tienes que saber que, depende del país donde te encuentres reciben nombres diferentes: habichuela, judía, vean o frijol, entre otros. Pero esto no solo queda ahí. Incluso dependiendo de la zona de España se pueden conocer por diferentes términos como: fréjoles, pochas, caparrones o fabes, este último, nombre muy característico de la zona norte peninsular.

Alubias

Malla de judías. Fuente: consejos.manomano.es

El cultivo de la judía

La producción de este alimento ha caído mucho durante los últimos años. Y es que, la delicadeza del producto y los cuidados constantes que precisa para sacar adelante su producción han sido uno de los motivos de la disminución de su cultivo. Pese a ello, sigue siendo la legumbre más consumida en nuestro país. El cultivo de la judía tiene unas características muy especiales.

Por eso, no crecen si las temperaturas son inferiores a 10 grados o se reduce la cantidad de luz recibida en un día. Además, se desarrollan mejor en climas cálidos y templados. Y si se plantan en zonas ventosas están más protegidas pues son plantas frágiles. Por otro lado, no se desarrollan bien en tierras frías y húmedas, pero tampoco muy secas. Les favorecen suelos bien cavados, frescos y ricos en humus.

Por último, es importante que las judías estén muy expuestas al sol. Necesitan suelos que no se resequen, pues soportan mal la carencia de humedad. Por lo tanto, no se riegan de forma abundante en la época de floración, ya que podría provocar la caída de las flores.

Beneficios nutricionales

Gracias a sus características de cultivo, que ya te hemos mencionado, las alubias cuentan con numerosas propiedades nutricionales. Son ricas en hierro, potasio, fibra, folatos e hidratos de carbono. Además, nos aportan una importante cantidad de proteína, aunque de menor valor que las de la carne. La elevada concentración de fibra de las judías nos ayuda a regular la función intestinal, a la vez que contribuye a mantener estables los niveles de glucosa y a reducir el colesterol.

Junto con todo esto, su escaso aporte de sodio permite a las personas con problemas de hipertensión incluirlas en sus dietas. Pero, aunque como has visto cuenta con numerosas virtudes, las personas que tengan problemas intestinales deben evitar consumirlas enteras. En esos casos, es preferible tomarlas en forma de puré.

Alubias

Plato de alubias / Fuente: pinterest.es

Alubias con IGP y DOP

Todas sus propiedades nutricionales dotan a las alubias de un estatus muy elevado dentro de la gastronomía española. Tanto es así que las podemos encontrar en cualquier plato, ya sea como acompañamiento o ingrediente principal. En España actualmente existen varias Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) entre las que encontramos las de la Faba Asturiana, de Lourenzá, del Barco de Ávila, o la más conocida de la Bañeza- León. E incluso existe una Denominación de Origen Protegida (DOP), que son las de Fesols de Santa Pau.

Es importante que sepas que a la hora de adquirirlas en el mercado tienes que fijarte en que presente una piel brillante y lisa. Ya que para que las alubias tengan una buena calidad deben consumirse antes del primer año desde su recolección, de lo contrario perderán tanto sus cualidades como parte de su sabor.

Las mejores recetas con judías

Estas legumbres están muy presentes en todo tipo de dietas. Por ello, estos son algunos de los platos más conocidos cuyo ingrediente principal son las judías.

    • Seguramente la fabada asturiana sea la más popular de estas recetas con fabas.
    • Aunque no podemos olvidar la habitual receta de judías con chorizo, una versión simple que está al alcance de todos.
    • Otro clásico son las alubias de Tolosa, una variedad de color entre negro y morado, con un sabor magnífico para todos los paladares
    • Los judiones de la Granja son un clásico que se sirve con los denominados sacramentos, la clásica mezcla de chacina, chorizo, morcilla, panceta y carne. Aunque también son perfectas para cocinar a la vinagreta.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de @aroasinhache

Estos son solo cuatro ejemplos de recetas, pero las opciones son prácticamente infinitas. Un alimento tan rico y nutritivo es imprescindible en nuestra dieta habitual. Y es que, ahora que conoces todas y cada una de sus propiedades, te animamos a incluir este ingrediente en tus platos diarios. ¡Disfruta de las alubias!

No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.