Bandarra al fresco: ¿el fin del gin tonic?

Bandarra al fresco es la bebida que pretende destronar al gin tonic. Esta ha sido diseñada para beber en un vaso grande, con hielo, tónica y sin prisas. Los hermanos Virgili la venden como una forma de compartir alegría y buen rollo. Veamos a continuación quiénes son y por qué osan desafiar al todopoderoso espirituroso tan popular del que existen infinitas marcas o variedades. ¡Este verano empieza a innovar bebiendo este nuevo refresco!

Una bodega más antigua que la Coca-Cola

La familia de Penedés es conocida por crear la incubadora de marcas conocida como Virgili Bros. Alex, Albert y Jordi han lanzado en su paraguas varios conceptos interesantes. Por poner unos ejemplos: el vermut El Bandarra, la sangría “La Sueca” o los vinos “El Xitxarel.lo” y “El Cabronet”.

bandarra

Botella de vermut Bandarra. Fuente: elbandarra.com

Estos empresarios se lanzan a embotellar su propia marca de vermut en 2014. Se lanzaron tras más de 20 años embotellando a granel para bodegas pequeñas de barrio. Presumen de que su bodega Casa Berger es más antigua que la Coca-Cola. Funciona desde 1878. En ella fabrican Bandarra.

Lo definen como un homenaje a la época dorada del vermut, los años 50. Por eso lo impregnan con la nostalgia de cuando los bares pintaban las tapas que ofrecían para atraer a los transeúntes. Sus marcas las elaboran en la bodega de JB Berger y las comercializa Democratic Wines desde 2016. Un proyecto conjunto con Vintae. Vendió 2’4 millones de euros en 2019. El año anterior las ventas fueron de 2’5. En 2019 vendió un 45% más que en 2017.

La mitad de lo que vendieron procedió de las exportaciones. Este trío de empresarios vinícolas compara la situación pre y poscovid. Notan el parón en la hostelería pero experimentan un aumento en las ventas online. A pesar de ello, recuperan las ventas poco a poco con la reapertura de los bares.

botella de Bandarra Rosé servida con sifón

Botella de vermut Bandarra Rosé servida con sifón. Fuente: elbandarra.myshopify.com

La soberbia de esta bebida es palpable en buena parte de su web. Aseguran que se despacha a grifo en la mejores ‘vermuterías’. Añaden que si encontramos algo mejor es porque hemos bebido demasiado. Su afirmación sobre desbancar al gin tonic es la más sonada. ¿Suena precipitada? ¿Qué opinas?

Bandarra al fresco, con naranja y dos aceitunas

El nombre “al fresco” alude a la costumbre de los pueblos de reunirse en la calle sentados en una silla. Es por ello que la filosofía de Bandarra al fresco se basa en cachondeo y ganas de pasarlo bien. A esto se le debe que la compañía ofrezca los servicios en una furgoneta. Puedes contratarla para que acuda a tu evento y sirva bebida a los invitados. También ofrecen una fuente y una mesa.

terraza

Terraza en Lleida.

Es una bebida principalmente dulce, aunque lleva un toque amargo por el pomelo. La web recomienda su consumo con hielo y una rodaja de naranja. Se puede adquirir a 12’95 euros el litro en botella de vidrio. Su otro formato es el pequeño de 30 centilitros. Este segundo sirve para promociones principalmente.

Dos vinos de su bodega son la materia primera para elaborar esta bebida: Garnachas Blancas y Xarel-lo. Son macerados con más de 40 extractos de hierbas y botánicos. Entre estos se cuentan la vainilla, el clavo y el ajenjo. Lo endulzan con néctar de mosto y lo equilibran en un depósito durante dos meses hasta conseguir el resultado final.

¿Cómo y cuándo beberlo?

Amigos bebiendo sobre una mesa

Amigos bebiendo sobre una mesa

El momento ideal para degustar el Bandarra al fresco es en el aperitivo con amigos. Uno de esos momentos en los que uno no mira la hora. Así como los ratos de diversión y cachondeo marcan su identidad, aunque el frescor también lo hace. El hielo permite que sea agradable para el verano. Sus creadores destacan que es increíblemente refrescante.

Compararla con el gin tonic es un acto de riesgo. Ambas son muy diferentes, pesar de que las dos bebidas son rebajadas con tónica, el porcentaje de alcohol es completamente distinto. El de la ginebra sola ronda los 40 grados, mientras que el del vermut se mueve entre los 15 y 23 grados.

Según los hermanos, esto no se trata ni de un vermut ni de un gin tonic. No obstante, es más fresco (valga la redundancia) y más afrutado. Por otra parte, al beberlo con tónica se extiende su disfrute, ya que no sube tan deprisa. Por ello invita a quedarse más tiempo disfrutándolo.

gin tonics

Gin tonics en una mesa

Tampoco es que tengan fácil echar a un lado al gin tonic si de verdad lo dicen en serio. A pesar de su esfuerzo, les costará cambiar costumbres bien arraigadas. Necesitarán un marketing bien agresivo y quizás la influencia de personas influyentes en sus campañas. ¿Quién sabe? Esto son solo hipótesis. Eso no quita que, a pesar de sus descabelladas afirmaciones, tenga mérito el homenaje a la fiesta de esta bodega bicentenaria. ¿Te animas a probar Bandarra al fresco?