El vino enlatado transforma el mercado

El vino enlatado lleva años creciendo en ventas, aunque no lo parezca. En nuestro país es poco conocido a pesar de ser este uno de los mayores productores de vino a nivel global. Hay quienes lo ven como una solución para llevar el vino al público joven. No obstante, otros lo ven como mancillar una vieja tradición. En Estados Unidos ya es una realidad consolidada y no deja de expandirse con celeridad. Descubre el producto que revolucionará la industria vinícola. ¿O no?

El vino es tan antiguo que, según los vestigios hallados en los montes Zagros, Irak e Irán, data del Neolítico. Durante su historia se ha almacenado de diferentes maneras como tinajas, toneles, botas, botellas… Ahora le toca a la lata. Se prevé que el valor de las ventas de vino enlatado crezca un promedio del 10% hasta 2027. Esto puede tener cierta lógica si observamos qué está pasando. 

Surge el vino enlatado

En los últimos años ha crecido el entusiasmo por las actividades al aire libre como la acampada. Por ejemplo. de 2017 a 2018 el número de lugares donde acampar en EE.UU. creció en 1’4 millones. Por ello, las principales empresas lanzan bebidas con envases más prácticos a la hora de realizar este tipo de actividades. Además, los millenials y la clase trabajadora gastan más dinero en vino que en espirituosas como whisky o ron. Los jóvenes empiezan a cobrar protagonismo en el mundo del vino.

Virtudes

Este tipo de envase posee varias ventajas. El vino enlatado no entra en contacto con el metal, por lo que este no afecta a su sabor. También destacan por ser menos caras las latas que las botellas de vidrio. Además, se reciclan más fácilmente, por lo que tienen una tasa de reciclaje más alta. Se espera que estas virtudes ayuden a lanzar el formato durante el tiempo pronosticado.

vino en lata

Foto: vinetur.com

Es posible que simplemente lo tomes por lo práctico que resulta. Puede que de vez en cuando te apetezca degustar un buen vino sin abrir una botella entera para ti solo. Tal vez quieras disponer de un buen repertorio de latas en una cena o comida para adaptarte al gusto del los invitados. Si te gusta el vino espumoso, este fue el que acaparó la mayor cuota de mercado en 2019 (60%). 

Caso de EE.UU.

Si vives en Estados Unidos podrás encontrar una gran variedad. Las bodegas con más protagonismo fueron E & J Gallo Winery, Union Wine Companyy  Integrated Beverage Group LLC. Además de SANS WINE CO, Sula Vineyards Pvt. Ltd. y The Family Coppola. A pesar de esta gran cuota, donde más se espera que crezca la demanda es en Asia-Pacífico. El vino se está popularizando en lugares donde era escasamente consumido. Por ejemplo: China, Japón, India y Tailandia. Se ha puesto de moda en fiestas y cenas informales.

Una acampada

Una acampada

Hablando de precio, en EEUU una lata de vino te costar entre cuatro y siete dólares. Sin embargo, la botella tiene un costo de entre once y veinticinco. A esto le sumas que puedes llevarla a lugares donde el vidrio está prohibido (como conciertos) y el éxito está servido. No obstante, el dinero no lo es todo para algunos enólogos.

Pilar Cavero, exsumiller del Celler de Can Roca, opina que la lata puede sufrir más cambios de temperatura durante el transporte y almacenamiento. Para ella, el vino enlatado es un invento de compañías que tratan esta bebida como mera mercancía. Afirma que solo les interesa vender y que se desentienden de la larga tradición vinícola. Piensa que deberían darle valor al vino en lugar de deformarlo para llegar a un público diferente.

Posible evolución en España

Latas de vino Underwood

Latas de vino Underwood. Fuente: El Gourmet Urbano – Blog de Gastronomía en Facebook

Si EE.UU. pasó de vender 17’6 millones de latas a vender 19’1, España podría registrar una evolución parecida. Bien es cierto que nuestro país posee una cultura en torno al vino diferente a la del país norteamericano. La tradición es mucho mayor y más antigua. No obstante, sus consumidores suelen ser gente de mediana edad. Pocos jóvenes acostumbran a beber vino con gran regularidad. Estos podrían ser atraídos por el formato lata. Este ya ha funcionado en la comercialización de la sidra y el tinto de verano. Así pues, se encuentran en cualquier tienda de alimentación.

Con un marketing adecuado y un precio accesible podría crecer deprisa el vino enlatado. Para cuando se haya recuperado la normalidad anterior a la pandemia, es posible que retorne con fuerza la cultura del botellón entre los jóvenes. Con las latas podrán acceder a cualquier concierto o fiesta al aire libre en la que no se permitan los vidrios. Latas con las que les saldrá más rentable emborracharse que con las de cerveza. La cerveza posee un 4-5’5% de alcohol normalmente mientras que el vino alrededor del 13’5%.

Además de esto conviene señalar que el actual medio por el cual se vende más el vino enlatado es Internet. Quizás los publicistas deberían empezar a bombardear al público objetivo- jóvenes- mientras dure el distanciamiento social. No somos videntes pero apreciamos el enorme potencial de este formato en España. Ahora solo falta ver cómo evoluciona.