Impacto del desperdicio de alimentos: la necesidad de un consumo más responsable

El planeta evoluciona, cambia. Y, al mismo tiempo, también lo hace la forma de entender nuestro papel en él. Esto último es algo evidente en diferentes ámbitos de la vida. No solo particulares, sino que cada vez más empresas -de todos los sectores-, se están sumando a diversas iniciativas para cuidar un poco más del planeta. Sin embargo, si hay algo que de igual manera es visible, es que todavía queda un largo camino por recorrer. Debemos amortiguar el impacto del desperdicio de alimentos.

Un ejemplo claro de esto, de hecho, es el sector gastronómico. Bien es cierto que se han hecho muchos avances a la hora de entender cómo cuidar nuestra alimentación para cuidar de nuestro cuerpo y nuestra salud. Pero hay un aspecto preocupante que viene llamando la atención de grandes organizaciones: el impacto del desperdicio de alimentos. ¿Cuáles son las causas y las consecuencias de este gasto? ¡Vamos a descubrirlo!

Too Good To Go desperdicio alimentos Día de la Alimentación

Desperdicio de alimentos / Foto: aecoc

El impacto del desperdicio de alimentos: ¿cuáles son las causas?

Con el lanzamiento de multitud de documentales sobre un modo de vida más sostenible -Our Planet, Chasing Coral, o Cowspiracy, entre otros-, cada vez somos más conscientes de que todo lo que hacemos tiene sus consecuencias sobre el planeta. Es por eso que el impacto del desperdicio de alimentos es un factor a tener en cuenta.

Para poner un poco en contexto, cabe destacar que el 40% de los alimentos que se cultivan para dar de comer a la población mundial no se acaban consumiendo. Es un porcentaje alarmante que no solo tiene consecuencias logísticas, sino también climáticas. Según las declaraciones que la Agencia EFE recoge del Fondo Mundial para la Naturaleza –WWF-, se trata de un “desperdicio que contribuye a un 10 % de los gases de efecto invernadero causantes del cambio climático, advierte hoy un informe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

impacto del desperdicio de alimentos

El desperdicio de alimentos trae graves consecuencias

¿Y por qué sucede esto? Pues porque cultivar y producir alimentos conlleva no solo una gran inversión económica, sino que además requiere agua, terreno y energía. Tal como ilustraba EFE, esto “provoca una contribución a los gases de efecto invernadero equivalente a casi el doble de las emisiones anuales de todos los automóviles en EEUU y Europa”. De hecho, para que te hagas una idea real, el informe que recoge todos estos datos calcula que se desperdician un total de 2.500 millones de toneladas de alimentos anualmente. Ya sea porque se echen a perder antes de llegar a los supermercados o porque una vez en ellos no se venden, el desperdicio es evidente. Y preocupante.

Pete Pearson, jefe de la Iniciativa mundial sobre pérdida y desperdicio de alimentos de WWF, se lo dejó claro a EFE. “Este informe muestra que el problema es probablemente más grande de lo que nos imaginábamos”, decía el responsable.

La pandemia como agravante

Si ya de por sí la situación era preocupante, la pandemia y sus consiguientes restricciones no han hecho más que agravar el problema. El propio Pearson afirmaba que esta crisis ha causado “interrupciones masivas en las cadenas de suministro, forzando cancelaciones de contratos, cierres de restaurantes y dejando grandes cantidades de alimentos perecederos desperdiciados o dejados en las granjas que luego fueron inservibles”.

Y es que, por más que los gobiernos quieran dirigir toda la atención del sector alimenticio al último escalón de la cadena -es decir, la venta-, el problema viene de mucho más atrás. Es por eso que desde el informe de la organización reclamaban una mayor consideración y apoyo a los agricultores, la base y primera pieza de la cadena de suministro.

impacto sobre el desperdicio de alimentos

Los agricultores son el primer paso en la cadena de producción

Medidas para evitar el desperdicio de alimentos

Pero grandes problemas, grandes soluciones. Ya hay quien se ha dado cuenta del problema y está aportando su grano de arena. Es el caso de, por ejemplo, Too Good To Go. “Soñamos con un planeta sin desperdicio de alimentos y, por eso, trabajamos cada día para hacerlo realidad”, declaran desde la propia página web. La idea de esta app es evitar tirar el excedente de comida de los restaurantes.

impacto sobre el desperdicio de alimentos

Too Good To Go, la app que lucha contra el desperdicio | Fuente:

El problema está ahí. Pero está en la mano de todos -particulares, empresas, agricultores, supermercados-, el hacer algo para que nuestro planeta esté tan cuidado como nosotros mismos queremos estarlo.

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.