La cuchara: una breve historia

Normalmente no nos preguntamos sobre el uso de instrumentos tan cotidianos como la cuchara. Nos parece muy difícil poder comer sin utilizar un utensilio como la cuchara pero… ¿Cuándo aparece en la historia el uso de la cuchara? ¿Cómo se popularizó?. Vamos a hacer un rápido repaso sobre su historia y uso.

El uso de algún tipo de cuchara se remonta a la época del paleolítico y ya se encontraron los primeros vestigios de tipos de cucharas en el Neolítico. Durante esta época eran conchas de moluscos que servían para tomar líquidos y también  para algún tipo de medida. El nombre de cuchara proviene del vocablo latino cochleare que significa concha. En los lugares de interior donde no había conchas se utilizaban huesos o algún palo en forma cuchara.

Durante muchos siglos las cucharas no se utilizan de forma cotidiana como entendemos en la actualidad. Las comensales simplemente utilizaban los dedos para comer. Las comidas de aquella época no eran demasiado líquidas y utilizaban normalmente harinas para cocinar una especia de gachas espesas que facilitaban el uso de  las manos.

La cuchara en la mesa

No es hasta el siglo XIII que el uso de la cuchara llega de forma más convencional a la mesa. En esta época lo hace para ayudarse a servir líquidos en cuencos del que beberán los alimentos más tarde. Más adelante en el siglo XIV el diseño de las cucharas cambia, son más pequeñas y ovaladas para poder facilitar la introducción en la boca y así tomar de ellas.

El uso de la esta va evolucionado lentamente. En el siglo XV la nobleza italiana y francesa la entienden como un refinamiento y la adoptan en sus banquetes, aún no es algo cotidiano pero su uso aumenta. En el siglo XVI es un símbolo de distinción y se empiezan a fabricar de plata y oro para la nobleza y la alta burguesía.

Cuchara. Foto :Pixabay

Cucharas. Foto :Pixabay

La cuchara llegará a popularizarse en siglo XVII cuando cada comensal tiene la suya propia. Se fabrican cucharas de diferentes tamaños y materiales para diferentes comidas. Todo ello va llegando a las clases menos pudientes y la producción de cucharas es más masiva. De esta forma llega a nuestros días y abre la puerta a una gastronomía más amplia.

 

Compártelo