Ley de la Carne Real: polémica en EEUU

El auge de las alternativas a los productos de origen animal ha suscitado la reacción en la cámara baja del Congreso de los Estados Unidos, concretamente de dos de sus miembros. Estos han presentado un Proyecto de Ley de la Carne Real que quiere obligar a etiquetar como carne de imitación a toda esa procedente del cultivo vegetal y celular. De esta forma, los envases de esos productos deberán incluir esa distinción para dejarle claro al consumidor lo que está adquiriendo. La Asociación Nacional del Ganado Vacuno del país ha recibido con buenos ojos la idea, mientras otras organizaciones la ven innecesaria e incluso favorecedora para el sector cárnico. Te contamos más sobre esta polémica ley aquí.

¿Realmente es útil la Ley de la Carne Real?

Anthony Joseph Brindisi y Roger Marshall han sido los dos artífices de este Proyecto de Ley de la Carne Real. Establece la necesidad de incluir el etiquetado distintivo en productos que sean ‘falsas’ carnes. De esa forma, quiere establecer una declaración en la que se indique claramente de dónde procede su contenido. El hecho de que cada vez existan más alternativas a la carne tradicional puede ser un engaño al consumidor, según creen desde la Asociación Nacional de Ganado Vacuno (NCBA, por sus siglas en inglés). Por eso, ellos ven en esta propuesta una manera de proteger al público de prácticas engañosas en la venta.

Así, los productores de ganado pueden competir en igualdad de condiciones con el resto de fabricantes de lo vegetal. Pero claro, esta Ley de la Carne Real no ha sentado nada bien al otro lado del terreno de juego, donde está la industria de alimentos alternativos. O, por ejemplo, la entidad Good Food Institute (GFI). Esta organización trabaja con diversos profesionales para el desarrollo de proyectos alimentarios respetuosos con el medio ambiente y opina todo lo contrario. Alega que no hay evidencias de esas supuestas dudas a la hora de comprar los productos vegetales. Incluso va más allá para considerar que beneficia a la industria cárnica.

En cuanto a la ‘carne’ producida por células, cabe recordar que todavía no está comercializándose, pero desde la GFI creen que no debería afectarle esta Ley de la Carne Real. Argumentan que, sea de granja o de laboratorio, la diferencia solo radica en el método de producción, pero es carne igualmente. Además de esto, las alternativas veganas ya especifican su origen no animal en su etiquetado. Tampoco se han recibido quejas de consumidores al respecto. Con todo sobre la mesa, ¿es realmente necesaria esta ley? ¿Quién tiene la razón? ¿Llegará en un futuro una similar aquí en Europa o España?

Translate »