Los consumidores habituales de este alimento líquido pueden estar contentos después de conocer esta noticia. Porque con la nueva tecnología LIQUAM para una miel más saludable podrán disfrutar de ella con todas sus propiedades organolépticas y calidad nutricional. La empresa catalana Sonicat-Systems ha creado un novedoso sistema. Emplea ultrasonidos para evitar que el producto cristalice y se mantenga fluido. Esto siempre se ha conseguido con un tratamiento térmico que reduce los numerosos beneficios de la miel. Algo que no sucede en esta técnica que podría ser revolucionaria.

¿Cómo es LIQUAM para una miel más saludable?

La idea que tuvieron dos emprendedoras de la compañía catalana con sede en Cornellá surgió del problema que conlleva tratar con calor a la miel. Esto es necesario e imprescindible para que permanezca durante meses en estado fluido, sin que se formen cristales. Éstos se derivan del alto contenido en azúcar (70 %), siendo agua el restante. Si no se aplicase el tratamiento térmico que apenas dura dos minutos y que calienta a unos 80 grados centígrados, el envasado del producto sería impensable. Esto debido a que pasaría del líquido al sólido, formando un mazacote difícil de consumir. 

Sin embargo, el inconveniente es que la miel pierde calidad, pues con el calentamiento se reduce su contenido en enzimas, vitaminas y otros compuestos. Por tanto, sus beneficios disminuyen, algo que ha motivado la interesante investigación de Sonicat-System. El objetivo era encontrar una técnica mejorada para evitar ese aspecto negativo. Así ha nacido LIQUAM para una miel más saludable. 

Básicamente consiste en aplicar ultrasonidos de alta potencia que licua la materia prima extraída de los panales sin superar los 55 º C. De esta manera, la concentración de cristales de azúcar se reduce a un nivel comparable a la tradicional pasteurización. Pero siempre conservando la calidad de la miel en crudo, toda una novedad que podría ser revolucionaria. Varias empresas europeas ya se han interesado por LIQUAM para una miel más saludable. Han trabajado durante ocho años hasta lograr desarrollar esta técnica. Minimiza al máximo el procesado del alimento.

Subvención europea

LIQUAM ha sido seleccionada, además, entre miles de startups tecnológicas para recibir una subvención de dos millones de euros por parte de la Comisión Europea. Esto, en el marco del proyecto Horizon 2020. Hasta ahora, la empresa catalana solo dispone de un prototipo funcional que ha testado en unas instalaciones de apicultura en Valencia. Los resultados obtenidos han sido tan buenos que ya piensan en grande. Tras presentar su idea de I+D a la CE, esperan poder fabricar una máquina con la que procesar hasta 300 toneladas de miel al año.

LIQUAM para una miel más saludable será positivo desde el embalaje hasta el consumidor, reconocen sus responsables. Eso sí, habrá que esperar para ver todo esto en el producto del supermercado.

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.