Medidas en supermercados por coronavirus

Al fin llegaron. Tras días de auténtico pánico, confusión y aglomeraciones de clientes que salían de la cuarentena para hacer la compra, ya se han implantado medidas en los supermercados por el coronavirus. Muy necesarias dada la excepcional situación que estaban viviendo tanto empleados como resto de consumidores españoles, van desde límites hasta prevenciones. Mercadona, Carrefour, Alcampo, Lidl o Consum se han visto obligados a actuar frente al caos de cada día en sus tiendas de todos los rincones de España. En este artículo te informamos de cuáles son las decisiones que se han tomado, cómo te afectan y de qué manera puedes contribuir con responsabilidad.

La cadena alimentaria, esencial en esta crisis

Antes de entrar en la materia que nos ocupa hoy, conviene recordar la importancia tan alta que han adquirido las grandes y pequeñas tiendas de alimentación en nuestro país. Estamos en estado de alarma nacional, algo que ha derivado en el cierre de todo el canal HORECA (bares, restaurantes y otros establecimientos no alimentarios). En estas semanas que dure esta situación sin precedentes por el COVID-19, el buen funcionamiento de la cadena alimentaria es esencial. Después de los días caóticos que se han ‘viralizado’ en redes sociales de clientes comprando en abundancia, sin sentido común ni solidaridad, se abre una nueva puerta. Esa que contempla desde este mismo lunes 16 de marzo una serie de medidas en los supermercados por el coronavirus.

Frenar la curva sí, pero frenar el pánico en las compras también. Porque los trabajadores igualmente deben estar protegidos ante posibles contagios durante el desempeño de su labor, más estresante en estas semanas. Porque los clientes deben poder ir a comprar con normalidad, sin peleas, sin aglomeraciones, sin miedo y siempre respetando las medidas de higiene. Desde el gobierno insisten en mantener una calma que no se está viendo precisamente en los establecimientos de bienes de primera necesidad, esos que sí están abiertos al público. Son imprescindibles, así que colabora tú también para que todo les sea más sencillo.

compra supermercado carros

Un cliente con dos carros llenos / Foto: EP

¿Qué medidas en los supermercados se han impuesto?

Siguiendo con los propios empleados -a los que también se les debería reconocer la labor que están cumpliendo en este periodo de crisis sanitaria- se les ha impuesto llevar guantes y mascarilla. Además de mantener la distancia de seguridad mínima de un metro respecto a otras personas. ¿Por qué? ¿Puede el virus transmitirse a través de los alimentos? Cualquier persona infectada sin saberlo que contacte con algún producto, un carro, una estantería u otra estancia de una tienda puede dejar partículas del coronavirus. Según los expertos, en materiales como cobre y acero, el COVID-19 puede permanecer durante casi dos horas. En otras superficies como cartón o plástico, ese tiempo se alarga hasta las doce horas incluso. Por tanto, conviene que una vez haga la compra, te laves las manos bien.

Por supuesto, entre las comunes medidas en los supermercados por el coronavirus se ha establecido la desinfección constante de todo el material que pueda ser vía de transmisión. Además, se proporciona con mayor ímpetu los guantes desechables de plástico para manipular frutas y verduras a granel. Otra recomendación es no manosear los productos para luego devolverlos a su estante e incluso se pide mantener la distancia de seguridad en las colas. Reducción de horarios, limitación del aforo de clientes (los que entran por los que van saliendo) o que acuda a comprar únicamente una persona (no en grupos) son otras de las indicaciones generales. Aquí abajo puedes ver las que ha tomado Mercadona o Lidl.

Otras cadenas conocidas han seguido sus prevenciones y han actuado en la misma línea, aquí te dejamos los enlaces a cada una de las actuaciones:

Infórmate y respeta todas estas medidas en supermercados por coronavirus. Acabar con la epidemia está en tus manos también. Sé responsable.

Translate »