Real Conservera Española, garantía con sellos de calidad

Una familia dedicada durante más de 100 años al mar, al producto y a garantizar la calidad suprema con sus conservas, premiadas a nivel mundial. Desde el pueblo de Cambados (Pontevedra, Galicia), Real Conservera Española continúa ofreciéndote unos pescados y mariscos gourmet inconfundibles. Con artesanía, mimo, pasión, respeto e incluso una delicada presentación junto a un packaging elegante, el sabor marino más auténtico de la costa gallega llega a tu casa en forma de lata. Todo ello, bien reflejado en los sellos de calidad y las certificaciones que tienen. Descubre cuáles son tras conocer más a esta empresa española.

Artesanía y tradición para un producto de primera

Desde 1920, año en el que nació la pequeña empresa fundada por la familia Peña, Real Conservera Española ha mantenido hasta la actualidad su tradicional método artesano. Ese con el que elaboran cada producto siempre utilizando una materia prima de máxima calidad, de primera clase. Procede de las rías gallegas exclusivamente, sea del Océano Atlántico o del Mar Cantábrico.

Los mejores pescados y mariscos llegan desde las cofradías de pescadores o mariscadoras que faenan en la costa del noroeste peninsular. Capturados en plena campaña, cuando están en el mejor punto de sazón, en el óptimo momento para la fabricación de conservas. Esas que en la compañía pontevedresa se obtienen siguiendo un enlatado artesanal, mimando el ingrediente principal, los tamaños y la colocación de cada pieza en su envase.

Por mantener del pasado mantienen hasta un proceso ya olvidado como el tueste de algunos pescados. Algo único que define a Real Conservera Española junto a una profunda pasión por el mar, las rías y el oficio de pescador o mariscadora. Elaboran sus salsas y jugos con recetas tradicionales, pasadas de generación en generación, utilizando ingredientes naturales, sin aditivos ni conservantes. El resultado es un producto gourmet inigualable, presentado de forma cuidada.

packaging real conservera española

Packaging de la empresa gallega / Foto cedida por RCE

Sellos de calidad

Garantía de todo lo descrito son los sellos de calidad que destacan en sus conservas. Son ejemplo del compromiso que tiene la empresa con el crecimiento económico del territorio que la rodea, su sostenibilidad y su firme apuesta por una materia prima excelente, de proximidad e incluso de edición limitada. Llega a las instalaciones, ya modernizadas desde el año 2010, tras el esfuerzo de todos los que faenan, muchas veces en condiciones climatológicas adversas, para que un producto único llegue, de las rías a tu mesa.

DOP Mexillón de Galicia

Entre esos productos, destaca el Mexillón de Galicia con Denominación de Origen Protegida (DOP), cuya especie es exclusiva de las rías gallegas ubicadas en las provincias de A Coruña y Pontevedra. Se obtiene mediante el cultivo tradicional en bateas o viveros flotantes. El hecho de ofrecer, enlatado, un alimento con semejante sello de calidad europeo exige una trazabilidad muy precisa. Esa que en la conservera siguen a rajatabla para brindarte unos mejillones únicos.

mejillones de Galicia con DOP en escabeche

Mejillones en escabeche / Foto cedida por RCE

Berberecho de Noia y Pesca de Rías

Luego, por su parte, está la marca colectiva Berberecho de Noia, que es el distintivo que garantiza que este pequeño manjar ha sido capturado en la ría coruñesa de Noia. Del marisqueo a pie y a flote, continuando con artes de pesca artesanales, su autenticidad está asegurada. Hablamos de que su procedencia viene de las mejores playas de berberechos del mundo, de ahí su enorme calidad.

Y por último, otro sello identificativo de los grandes productos que son originarios de las rías gallegas es el de Pesca de Rías. Certifica todo pescado, molusco bivalvo, crustáceo, cefalópodo y hasta alga marina que se haya extraído del privilegiado entorno marino, gran símbolo de Galicia Calidade.

berberechos al natural lata real conservera española

Berberechos al natural / Foto cedida por RCE

Certificados IFS

Por otro lado, los certificados IFS (International Featured Standars) garantizan que la fabricación de cada conserva siga unas determinadas normas de seguridad alimentaria. También que en el resto de procesos que lleva a cabo la empresa gallega se mantenga una adecuada calidad, transparencia y eficiencia. Aparte, el atún que comercializan cuenta con la etiqueta Dolphin Safe, que protege a los delfines para que no mueran durante la pesca de atunes.

Valores de Real Conservera Española

La artesanía y la tradición en los métodos de captura, algo que respeta el medio natural, permitiendo así su sostenibilidad, son dos conceptos que se hermanan. Desde las cofradías de pescadores o mariscadoras hasta Real Conservera Española, de forma que esta empresa gallega muestra su máximo compromiso con el origen del producto, su protección, su frescura y su exclusividad. También con esos valores compartidos de desarrollo local, respeto medioambiental y exigente trazabilidad.

En definitiva, poniendo en valor todo el trabajo que hay detrás de cada lata de conserva, con los productos de Real Conservera Española tú eliges máxima calidad. Porque como el mejillón de Galicia, el berberecho de Noia o el resto de pescados con sello Pesca de Rías no hay comparación alguna que valga. Apuesta por los auténticos tesoros gallegos.

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.