Tecnología aplicada a la apicultura: ¡PICA!

La transformación digital llega también al mundo de la miel. Lo hace con tecnología aplicada a la apicultura mediante la Plataforma Innovadora para el Cuidado de las Abejas (PICA). Pretende facilitar el cuidado de las colmenas por parte de los productores de forma que ganen en rentabilidad y mejora de las labores. Se trata así de una herramienta interesante cuyo objetivo es servir de ayuda a toda la comunidad apícola. A continuación te lo contamos todo sobre mucho más al detalle.

¿Cómo ha sido posible esta app?

La iniciativa de lanzar una aplicación como PICA partió hace unos años de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) junto a la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA). También el Ministerio de Agricultura español quiso apoyar la idea que ve ahora sus primeros resultados. Dentro del contexto digital del siglo en el que nos encontramos, el objetivo de todos los grupos que colaboran es poder utilizar la innovación tecnológica. En un sector que no se esconde ante ella, aunque quizás sea impensable situar alguna posibilidad entre colmenas, abejas y miel. 

Dicha tecnología aplicada a la apicultura cuenta con unos dispositivos que se instalan en las propias colmenas. Estos son compatibles con sistemas de conectividad GRPS y SIGFOX, es decir, unos protocolos con los que trabaja la app Bee2Keeper. A través de ésta se pueden consultar diversos datos como la ubicación exacta de cada colmena, su temperatura, su humedad o su peso. Además de otras informaciones que quieren aportar los mismos apicultores dueños o pertenecientes a asociaciones apícolas.

Objetivos de esta tecnología aplicada a la apicultura

En ese contexto descrito que se podría denominar como red informativa en torno a PICA, uno de sus objetivos es precisamente fomentar, agilizar y crear vínculos de coordinación dentro de la comunidad. Así también se puede promover un desarrollo sostenible del sector. Otros objetivos pasan por prevenir riesgos sanitarios y medioambientales, mejorar la rentabilidad de las colmenas e incluso servir de ayuda contra los incendios. Gracias a la creación de un mercado de polinización, con los datos que se obtienen es posible detectar de forma temprana los fuegos.

Esta tecnología aplicada a la apicultura es especialmente útil en el caso de los tratamientos fitosanitarios que llevan a cabo los trabajadores del campo. Reforzar la comunicación entre agricultores y apicultores permite evitar problemas de intoxicación, pues puede fluir la información sobre qué químicos se usan, en qué parcelas, cuándo… Al final, si ambos sectores se coordinan bien, pueden obtener beneficios mutuos en vez de perjudicarse el uno al otro con el supuesto ejemplificado u otros que se suelen dar. Es el caso del parásito varroa, un ácaro que afecta a las abejas de manera negativa y que supone un quebradero de cabeza para la apicultura.

tecnología aplicada a la apicultura restaurante lienzo postre miel

Abejas

El beneficio principal del apicultor

Desde cualquier momento y lugar, en su teléfono móvil, el apicultor puede consultar de una manera rápida y sencilla el estado de cada una de sus colmenas. Esto elimina el desplazamiento físico a la parcela para la exploración en persona, así que ahorra tiempo y dinero. Le facilita al productor tomar decisiones bien informadas sobre posibles tareas de prevención de enfermedades o de acciones frente a fauna invasora. Esto último gracias a las alertas de la propia aplicación que también se esmera por garantizar el bienestar de las explotaciones.

Además de ese principal beneficio para el apicultor, las abejas igualmente se llevan su parte de ventaja. Porque mediante una estimación de la densidad de colmenares se puede prevenir la falta de alimento para ellas. Otros asuntos interesantes de PICA pasan por los seguros por robo y la confidencialidad siempre de la localización de las explotaciones. Está claro que esta es una herramienta atractiva que ya podrán empezar a utilizar los apicultores. Si quieren conocer más sobre ella, en la página de la COAG pueden encontrar más información.

apicultores colmenas abejas

Apicultores en una explotación con colmenas

En definitiva, un trabajo que desde siempre ha sido muy artesanal ahora se aprovecha de esta tecnología aplicada a la apicultura como apuesta por la innovación. Pero también por asegurar el futuro de las abejas en el planeta, pues debemos recordar que son muy importantes en la cadena alimentaria. No les vendría nada mal alguna que otra ayuda desde el entorno digital que contribuya a mejorar su situación en la naturaleza.