Inicio Chocolates Tony’s Chocolonely: chocolate contra la esclavitud

Tony’s Chocolonely: chocolate contra la esclavitud

Las tabletas de chocolate más famosas de Países Bajos llegan a España. Además, con una meta solidaria en contra de la explotación laboral. Se trata de Tony’s Chocolonely. Una marca de cacao que tiene el objetivo de conseguir un chocolate 100% libre de esclavos. ¿Quieres conocer lo que oculta la industria del cacao? Nosotros te lo contamos.

¿Qué es Tony’s Chocolonely?

Acaba de aterrizar a España “la marca de chocolate que busca crear una industria del cacao más justa”. Tal y como la marca Tony’s Chocolonely asegura. Esta firma nació con el objetivo de discernir entre la esclavitud y la elaboración de chocolates. Es decir, este alimento no sigue la cadena de aprovechamiento de la industria del cacao.  Aparece en un contexto en el que más de 1,56 millones de niños extraen cacao ilegalmente. Sin ir más lejos esto sucede hoy en día en países del África occidental.

Por esta razón es que el periodista holandés Teun van de Keuken, más conocido como Tony, fundó Tony’s Chocolonely. Tras conocer, en 2005, la cruel realidad que se vive dentro de la industria del cacao. Queriendo cambiarla, intentando conseguir que el chocolate totalmente libre de esclavos sea la norma en la industria del cacao. Una meta muy clara a la vez que compleja.

Tony's Chocolonely
Tableta de chocolate de Tony’s Chocolonely / fuente: usuario de instagram @ sunseeree

Además, la firma ha sido etiquetada con la certificación B-Corp y Fairtrade. Esto significa que antepone el impacto social a los beneficios personales. Teniendo como lema principal el conseguir un chocolate 100% libre de esclavos. No únicamente el suyo propio, sino todos. Así lo exponen, también, en sus diseños. Sus tabletas se componen de gruesas barras de seis onzas. Asimismo, estas se empaquetan en envoltorios de colores divididos de forma desigual. Ilustrando la irregularidad de esta industria.

Ghana y Costa de Marfil

Tony’s Chocolonely comenzó con el descubrimiento de la “esclavitud moderna” por tres holandeses. Estos eran unos periodistas del programa de televisión Keuringsdienst van Waarde. Detectaron que los mayores fabricantes de chocolate del mundo compraban cacao de plantaciones ilegales. En las que se utiliza la mano de obra infantil, como método de explotación. Desde entonces, se concienció de la necesidad de informar y eliminar la desigualdad en el sector del cacao.

La firma de Tony es la primera que ha predicado con el ejemplo. Estableciendo relaciones directas con los productores del cacao en Ghana y Costa de Marfil. Países desde los cuales se elabora la mayoría del chocolate que se consume mundialmente. Exactamente, 2,5 millones de agricultores de África Occidental producen el 60% del cacao existente. Para eliminar las injustas condiciones de trabajo, la marca paga un precio más alto por sus materias primas. Asimismo, trabajan mano a mano para solucionar las causas subyacentes del problema.

Además, dona el 1% de sus ingresos netos a la causa. Directamente, a la Fundación Chocolonely que apoya proyectos para suprimir la esclavitud en la cadena del cacao.

El problema

Tony's Chocolonely
Diversas tabletas de chocolate de Tony’s Chocolonely / fuente: usuario de instagram @ cibapvakschool

La cadena del suministro del cacao imita a un reloj de arena. Los extremos, más anchos, correspondería uno a los agricultores y el otro a los consumidores. Mientras que en el medio localizamos a las multinacionales. Las principales causantes de que no exista la igualdad por la que Tony’s Chocolonely lucha. Debido a que quieren continuar pagando bajos precios a los trabajadores por el chocolate. Precios prácticamente “inhumanos”. Los agricultores de Ghana y Costa de Marfil reciben el precio en origen por kilo. Impidiéndoles así operar profesionalmente o mejorar la calidad de sus cultivos.

Estas condiciones de vida lo que promueven es la pobreza. Causa por la que, en muchas ocasiones, se ven obligados a recurrir a la mano de obra infantil. Quitándoles la oportunidad de acudir al colegio para ir a trabajar. Allí deben utilizar machetes y levantar cargas demasiado pesadas. Además de estar expuestos continuamente a pesticidas químicos. La Universidad de Tulane, en 2015, realizo una investigación de la que se obtuvo que 2,3 millones de niños están trabajando en explotaciones de cacao.

@katielarimore

#ad Next time you’re at Whole Foods, try one of these chocolate bars 🍫❤️ @Tony’s Chocolonely US #tonyschocolonely

♬ original sound – Katie Larimore

Este chocolate ya ha entrado en algunos supermercados españoles. Por el momento puedes encontrar este producto en supermercados como el de El Corte Inglés. Nosotros ya lo hemos probado, ya que queremos colaborar con Tony’s Chocolonely en la eliminación de la explotación. Desde nuestra posición, mucho no podemos hacer, pero apoyando estas acciones se avanza en la lucha. Por ello nosotros te recomendamos adquirirlo.

Es bastante más caro que el chocolate al que nos han malacostumbrado las multinacionales. Pero no te preocupes por ello. La solución puede ser tan simple como reducir tu consumo de chocolate. Es decir, puedes darte el capricho de una tableta semanal de estas características en lugar de comprar dos baratas sin trazabilidad. Al fin y al cabo el chocolate es eso, un capricho. No se necesita para vivir y el exceso de azúcar puede ser perjudicial en tu organismo. ¿Qué opinas?

 

Compártelo