Trufas de aceite de oliva, novedosa fusión en Bizkarra

En la búsqueda de la recreación de sabores vascos de siempre, la familia panadera y pastelera Bizkarra ha lanzado un catálogo muy original. Entre los distintos productos resaltan las trufas de aceite de oliva virgen extra, procedente de aceitunas autóctonas recogidas en una región de Álava. La cooperativa La Equidad colabora así para la obtención de este dulce gourmet. A continuación te contamos cómo es, además de presentarte las otras variedades de trufa que han elaborado los maestros artesanos vizcaínos.

De la variedad autóctona Arroniz

Ya os hablamos el año pasado de los turrones de Bizkarra por ser originales, artesanales y unos productos navideños para degustar de paso por Bilbao. Ahora nos vuelven a sorprender con unas trufas de aceite de oliva que pretenden poner en valor sabores tradicionales de la gastronomía vasca. Seguro que te resulta curioso pero sí, en el País Vasco también se produce el denominado “oro líquido” español.

turrones artesanos originales

Turrones artesanos Bizkarra

Aunque el mayor prestigio del AOVE esté más al sur del país, debemos hablar aquí de una cooperativa que lleva desde 1947 en el sector oleícola. La Equidad se encuentra en el municipio de Moreda de Álava, ubicada en una zona con tradición cultural dedicada a la aceituna. Más concretamente, a la variedad autóctona Arroniz, que se cultiva en una privilegiada región de Rioja Alavesa. Está bien adaptada a la climatología de este lugar y es la protagonista de la trufa que elaboran en Bizkarra.

Hablamos de una aceituna de sabor y aroma afrutado medio que se transforma en el trujal de la localidad alavesa para crear un AOVE de gran calidad tras su proceso de extracción en frío y en mecánico. Un aceite complejo y equilibrado que conserva sus propiedades durante tiempo. Ahora bien, lo relevante aquí es que al incorporarlo en las trufas, estas ofrecen esos matices oleícolas en el paladar al final de la degustación.

Trufas de aceite de oliva, reto en Bizkarra

En el obrador de los maestros reposteros de Bizkarra, ubicado en Usansolo (Vizcaya) han conseguido integrar en un dulce que siempre resulta exquisito esa materia prima complicada. “Frente a posibles propuestas de un relleno de aceite puro, queríamos evitar sensaciones grasas y que la nota de aceite estuviera presente. Pero no el propio aceite como tal”, explica Eduardo Bizkarra.

Así pues, con ese reto marcado para obtener las trufas de aceite de oliva virgen extra sin que el producto final fuese un chocolate muy contundente en términos grasientos, cambiaron el procedimiento. Lo adaptaron a las características que tiene dicho ingrediente especial. El resultado ya se observa en la imagen. ¡Hasta en el aspecto rugoso y verde el dulce se asemeja a las aceitunas!

trufas de aceite de oliva

Trufas de aceite de oliva / Foto cedida por serviciosperiodisticos

Poner en valor un producto desconocido

En el origen de las trufas de aceite de oliva se encuentran dos intenciones. La primera, innovar tanto por una parte como por la otra. La segunda, poner en valor un producto desconocido como es el aceite alavés, tras el que existe una tradición y cultura ligada a su cultivo. Además de esto, en la familia repostera vizcaína han querido colaborar con marcas vascas de larga trayectoria para sacar un catálogo que remarque un sabor particular. E igualmente que utilice ingredientes de cercanía. En este caso le ha tocado al del AOVE, pero también han apostado por otros dos.

Queso de pastor y otro tradicional

En la gama denominada trufas de Bilbao con la que hacen un guiño al gran calibre que tiene cada una (38 milímetros de diámetro) hay otra muy original. El queso de pastor procedente de la quesería artesanal Urkiola es el protagonista absoluto para un dulce en el que resalta un sabor suave, aunque la fusión es de alto contraste. Cabe destacar aquí también que ese queso de oveja nace en una cabaña propiedad de la propia familia repostera: Bizkarra-Legorra.

trufas de distintos sabores

La colección de trufas de Bizkarra / Foto cedida por serviciosperiodisticos

Por otro lado, las trufas de Intxaursaltsa están elaboradas con la salsa de nueces tan tradicional y particular del obrador vasco. Un sabor al que le tienen mucho aprecio en Bizkarra. Por ello no querían dejarlo en el olvido e introducirlo en esta colección tan especial. Los mismos ingredientes que utilizan para conseguir su turrón del mismo nombre forman parte de este dulce fino y delicado.

Si quieres degustar las trufas de aceite de oliva o las otras descritas puedes encontrarlas en las tiendas de la pastelería vasca y próximamente en su tienda online.

No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.