Açaí: cómo comer veinte bowls por cien euros menos

En el artículo de hoy exploramos una fruta de moda: el açaí. Se trata del superalimento de surfistas e influencers. ¿De dónde llegó esta moda? Explicaremos a continuación también algún truquillo para ahorrarte cantidades de tres cifras si te has aficionado a consumirlo. ¿Qué lleva un bowl de açaí? ¿Estas preparado para sorprender a veinte de los tuyos con un presupuesto de veinte euros? Descubrámoslo.

¿Qué es exactamente el açaí?

El açaí no es otra cosa que una baya procedente del Amazonas. Sus singulares propiedades le han hecho ganarse fama de superalimento recientemente. No en vano, posee más antioxidantes que el arándano. Además su cantidad de proteínas es la misma que la de un huevo y medio. Regula el colesterol, refuerza las defensas y fortalece el sistema nervioso. También es rico en fibra, por lo que favorece la digestión. Evita la retención de líquidos al tratarse de un producto diurético.

bowl de açai

Bowl de açai/natruly_es en Twitter

Hablando de su procedencia, podemos referirnos directamente a los habitantes del norte de brasil. Se cuenta que su longevidad proviene del consumo diario de esta fruta, de ahí su fama de superalimento. La planta del açaí es una especie de palmera que puede llegar a los veinte metros de altura. Esto aumenta el percio de la baya, ya que es difícil de obtener. En cuanto a la forma, se asemeja al arándano aunque es algo más grande. No obstante, tan solo se come el diez por ciento, correspondiente a la pulpa. El resto lo conforma el hueso de la fruta.

¿De dónde viene su fama?

Efectivamente, su popularidad deriva de las redes. Como con muchas otras tendencias, empezó en Estados Unidos. Ahí fue que se popularizó esta baya de la que se han alimentado los pobladores de la Amazonía desde tiempos ancestrales. Gracias a su éxito comercial en Estados Unidos, pasó al viejo continente. Lo hizo de la mano de influencersEs decir, de personas con muchos seguidores cuyo contenido refleja un estilo de vida saludable y refinado.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Karla Houtman (@kokenconmigo)

Sin embargo, estos no lo consumen de la misma forma que los indígenas del Amazonas brasileño. Lo hacen en los llamados bowls de açaí. La forma de prepararlos consiste en echar a este cuenco un par de bolas de sorbete hecho a partir de la baya. Posee un color entre morado y granate muy característico. El siguiente paso es añadirle diferentes frutas (plátano, arándano, fresa…) así como granola y ralladura de coco. Hoy en día puedes encontrar estos bowls en diferentes puntos de las grandes ciudades. Normalmente su precio suele ser elevado (seis o siete euros).

¿Cómo ahorrarte dinero?

Sin embargo, esta no es la única manera de consumirlo en España. Algunos supermercados ya se han adelantado y lo ofreen a su público. Un caso paradigmático es el de Mercadona. La empresa valenciana es experta en marketing y sabe siempre adelantarse cuando llega una nueva tendencia. Lo que ofrece es polvo de açai congelado. De esta manera dura más y puedes combinarlo con lo que quieras. Vale para batidos, zumos, barritas energéticas caseras… También lo puedes emplear para hacer el sorbete por tu cuenta.

Claro que debes ser consciente de que debes pagar los 14’89 euros que cuesta si quieres probarlo. No obstante, resulta mucho más económico que comprarlo en un restaurante cada vez que se te antoje. Si lo preparas tú en casa precisarás cinco gramos de polvo por cuenco. Por lo tanto, un envase de Mercadona da para veinte unidades. A los 14’89 deberás sumarle el coste de la fruta que bayas a utilizar. Si no te luces demasiado puedes hacer veinte açais por veinte euros en total o algo más. ¡Por el contrario, yendo a restaurantes igual te dejas 120-140 euros!

Conclusiones

Te animamos a que te dejes deleitar por este verdadero manjar. Más allá de su fama de milagro alimenticio podemos decir que está realmente bueno. Más aún cuando combinas la textura suave del sorbete con la crujiente de la granola. Si, además, te gusta la macedonia de fruta; estos cuencos están hechos para ti. Prueba uno por tu cuenta en algún lugar de confianza antes de lanzarte a la piscina y preparar veinte. ¡No te arrepentirás!

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.