Alimentos veganos de laboratorio: un paso más hacia el futuro

El mundo de la alimentación vegana está derivando en un sinfín de posibilidades para hacerla lo más completa posible. Bien es cierto que, cuando se adopta esa forma de vida, se está renunciando a ciertos productos que algunos acaban echando de menos de vez en cuando. El empresario Darko Mandich lo admite en el caso de la miel. En una dieta vegana no se ingiere nada que sea de origen animal, lo que incluye este dulce alimento. Debido a ese deseo de consumirla pero la necesidad de hacerlo sin explotación animal, se están poniendo en marcha startups para elaborar alimentos veganos de laboratorio. Porque ¿y si se pudiera elaborar miel… sin abejas?

La evolución de las alternativas veganas

Lo cierto es que cada vez son más las personas que optan por llevar una dieta vegetariana o vegana; sean por los motivos que sean. De hecho, casi el 5% de la población mundial se alimenta conforme a una de estas dos dietas, lo que se traduce en más de 250 millones de personas. Además, según los datos de The Green Revolution de 2019, el 0’5% de la población española es vegana; si añadimos a las personas que son vegetarianas o flexitarianas, esa cifras se eleva casi al 10%.

Productos veganos de Lidl

Productos veganos de Lidl. Fuente: lidl.es

Es por eso que se hace necesario buscar alternativas vegetales de alimentos que no lo son. Las opciones cada día son más, pero lo cierto es que los hay que no quedan convencidos con el sabor o con la textura de algunas de ellas. Sin embargo, empiezan a emerger una serie de empresas que buscan elaborar alternativas veganas que sean biológicamente iguales a los productos originales. ¡Vamos a descubrir dos ejemplos!

MeliBio y su visión apícola

Una de esas empresas pioneras es MeliBio, cuyo CEO y co-fundador es el antes mencionado Darko Mandich. Explicaba para BBC que el proceso de elaborar la miel comienza “con la recolección del polen y el néctar de las flores por parte de las abejas y su conversión en los componentes básicos de la miel, que son la fructosa y la glucosa”. Su intención es crear una miel idéntica a la natural sin la intervención de abejas a través de la técnica de la fermentación. ¿Cómo? “Estamos simulando eso en el laboratorio, utilizando microorganismos que hacen el trabajo de construir los bloques iniciales de la miel”, afirmaba el fundador de la startup. 

alimentos veganos de laboratorio

La miel de MeliBio, uno de los últimos alimentos veganos de laboratorio | Fuente: melibio.com

Esta iniciativa nace, además de por crear una alternativa vegana a la miel, para proteger muchas especies de abejas que se ven afectadas por la apicultura comercial, la cual “está favoreciendo a una sola especie de abeja, la melífera, en todo el mundo, para satisfacer la creciente demanda de miel”. De esta manera, esta especie dejaría de competir con especies autóctonas, a las que necesitamos “para que los ecosistemas de nuestro planeta sigan siendo ricos y prósperos”, según afirma MeliBio.

Pero el beneficio no acaba ahí. La cuestión está en que existe la posibilidad de que los alimentos veganos de laboratorio puedan llegar a superar en calidad a aquellos que pretendían sustituir. En el caso de la miel, se estudia la posibilidad de hacer una copia idéntica de la miel manuka -una variedad neozelandesa con propiedades antibacterianas naturales muy saludables- sin necesidad de usar abejas para ello.

Leche y clara de huevo salidos del laboratorio

Y puestos a innovar… ¿por qué no elaborar leche y queso sin necesidad de vacas? Eso es lo que se han propuesto en Better Diary -compañía con sede en Londres-, desde donde afirman que “en la actualidad, la producción de lácteos es enormemente insostenible y también muy ineficiente”. Por eso, al igual que MeliBio con la miel, desde la firma londinense usan “la fermentación por levadura para producir los mismos quesos, yogures y helados que los clientes disfrutan actualmente sin tener que utilizar animales”.

El mismo camino siguen desde Clara Foods, empresa americana que está desarrollando una tecnología para crear proteína animal… sin animales. No se trata de una cuestión moral, sino también de sostenibilidad. Y es que, según afirman desde la startup “sólo una docena de huevos puede requerir hasta 2.000 litros de agua para su producción”. Es por eso que, con la técnica de la fermentación, consiguen “todo el gran sabor de los alimentos que conoces y amas con menos coste, mejor rendimiento y menos residuos”.

Arturo Elizondo y David Anche, de Clara Foods | Fuente: clarafoods.com

Estas iniciativas están empezando, pero todo apunta a que supondrán una gran revolución dentro del mundo vegano. Los alimentos vegetales de laboratorio han llegado para quedarse. No solo porque ofrecen un producto sin una necesaria intervención animal, sino porque suponen una alternativa más sostenible y respetuosa con el medioambiente. ¿Qué te parecen estos inventos? ¿Crees que tienen futuro?

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.