Bodegas submarinas, los secretos del fondo del mar

El vino es una de las sellas de identidad más claras del país. Los caldos nacionales son distribuidos alrededor del mundo y su calidad no pasa desapercibida para nadie. Esto es así, en gran medida, por sus métodos de elaboración. Pero, más allá de los lugares tradicionales, seguro que desconocías las bodegas submarinas, una zona perfecta para el desarrollo de los mejores caldos. Y es que, el mar es un excelente medio para el envejecimiento. Además, por si esto fuera poco, este tipo de bodegas no perjudica para nada el medio ambiente. ¿Te atreves a visitar alguna de ellas? ¡Coge aire!

Beneficios de las bodegas submarinas

Hay varias condiciones que ofrece el mar para que los vinos se conserven en condiciones perfectas. Las más claras son la temperatura y la presión del agua, debido a que las dos son relativamente constantes. Por otro lado, el movimiento del mar y la salinidad junto con la inexistencia de luz y ruido hacen que los caldos tengan unas características que en las bodegas tradicionales no podrían adquirir. Y es que, el mar proporciona menor presencia de oxígeno, por lo que no daña para nada las botellas. Aunque, que exista menos densidad debería afectar a los vinos, pero todavía no se ha descubierto cómo.

La unión de todos estos factores tan positivos hace que el caldo evolucione lentamente y ofrezca aromas secundarios y terciarios. Que, aunque parezca mentira, predominan sobre los primarios. De esta manera, se crean vinos frescos y jóvenes con un toque perfecto de salinidad. Cabe destacar que cuentan con sabores intensos y notas distintas, las cuales serán más suaves y redondas. Siempre con mayor intensidad cromática y aromática.

Bodegas submarinas

Bodegas submarinas / Fuente: markoneill.es

Origen de las bodegas submarinas

La genial idea de las bodegas submarinas proviene de los antiguos descubrimientos de barcos hundidos. Los cuales escondían tesoros ocultos en sus adentros. Por lo tanto, al encontrar estos barcos, todos repletos de objetos cotidianos, hallaron con ellos vinos submarinos protegidos del ruido a muchos metros de la superficie. Como dato curioso, en el año 2010 se encontraron botellas de champagne del siglo XVIII en la bodega de uno de estos barcos hundidos. Fue subastada por un valor de 48.000€.

Durante los últimos años, el conocido como “atesoramiento subacuático”, es decir, el hallazgo de botellas de vino en el fondo del mar y su posterior adquisición, ha crecido mucho. Revolucionando el mundo de la enología. Por lo tanto, en España están surgiendo cada vez más bodegas submarinas. A continuación, te presentamos dos que esconden algunos de los mejores caldos nacionales.

Crusoe Treasure

Se trata de la primera bodega submarina del mundo y se sitúa en la Costa de Vizcaya. En concreto, en el fondo de la Bahía de Plentzia, a 18 metros de profundidad. Pero, lo mejor de todo es que puedes hacer una visita tú mismo, si te atreves, claro. Esta empieza con un paseo en barco por los alrededores, mientras descubres todos los secretos del inicio del proyecto que, según su propio director, Borja Saracho, nació casi como un experimento. Aunque, este intento pasó a ser una realidad.

A día de hoy elaboran sus propios vinos y los meten en el fondo marino en una especie de jaulas, donde pasan entre un año y 15 meses. Debes saber que, gracias al oleaje, los cambios de presión submarina y las mareas, se modifica el aroma, sabor y textura del vino. Después de esta visita, podrás probar una de sus creaciones, el vino tino Sea Soul número 4. Seguro que te llama la atención su color y su sabor sedoso, el cual evoluciona tan solo con el paso de las horas.

Bodegas submarinas

Bodegas submarinas. Fuente: sabemosdigital.com (pinterest.com)

Cavas Submarinas

Esta bodega te ofrece la primera experiencia en submarinismo enológico de Europa. Nació de la mano de bodegas Viña Casanueva de Chile, en colaboración con profesionales expertos en inmersión. Si deseas hacer una visita, debes saber que está situado en Cala LLevadó, Tossa de Mar, en la provincia de Girona. Podrás disfrutar de una oportunidad increíble para experimentar sensaciones increíbles con la unión del submarinismo, la enología y la gastronomía. Los vinos Cavas Submarinas tienen una personalidad muy profunda, carácter diferente y muy especial.

Es muy importante destacar que su mezcla de cepajes le confieren sabores muy característicos y con un toque distinto a sus competidores. Un dato a tener en cuenta, a la par que curioso, es que hay varias leyendas sobre su implantación y sus preferencias por el Dios Neptuno. Por lo que, si decides disfrutar de estos magníficos caldos, te encontrarás más que una simple botella de vino criada en las profundidades del mar.

¿Te atreverías a hacer una visita a alguna de estas bodegas submarinas? Se trata de una experiencia única que te permitirá vivir una sensación especial en las profundidades del mar y disfrutar de los vinos mejor cuidados del mundo.

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.