El café sin cápsulas Incapto Coffee revolucionará el consumo de esta bebida. Cada año más personas y gobiernos se preocupan por el impacto medioambiental de las cápsulas. Estas generan residuos muy difíciles de separar y reciclar. El precio de la cafetera super-automática echa para atrás a muchos potenciales clientes. No obstante, a la larga puede salir más barato que consumir ese material tan contaminante. Hay una empresa catalana que tiene la solución. Si eres amante de este producto, te interesa lo que te vamos a contar aquí.

El café sin cápsulas Incapto Coffee, para amantes del café

Incapto Coffee es una compañía reciente, pues llevan apenas dos meses, pero con una visión muy clara. Valoran como positivo el salto a la cultura del expreso que significó el café de cápsula. A pesar de ello, piensan que el futuro es de la cafetera. Sus principales preocupaciones son el medio ambiente, los pequeños productores y abaratar el grano de calidad.

Taza de café con granos

Taza de café con granos

La web explica que en una cápsula no cabe la historia de quien la ha cultivado. Por ello, no se puede apreciar un buen lavado o el cuidado del tueste en ella. Con su cafetera de 379 euros podrás comprar granos de comercio justo. Cuenta con variedades internacionales, Etiopía y Burundi, por ejemplo. Dicho electrodoméstico lo puedes pagar en mensualidades de 24’95 euros. Sale barata comparadas con otras del sector.

Beatriz Mesas, experta en café de especialidad, es también una de las personas que ha lanzado el proyecto. Declara que es muy difícil comparar un café recién molido con uno encapsulado.

Cafereta de Incapto Coffee sirviendo café

Cafereta de Incapto Coffee sirviendo café. Fuente: incapto.com


Cada día se tiran a la basura 7.000 millones de cápsulas de café en todo el mundo. Multinacionales como Starbucks las fabrican. Cada una de 6 gramos de café contiene 3 de aluminio y plástico. Sin contar el envase de plástico y cartón que las protege. Al sumar estos ingredientes y añadir la materia orgánica de café se crea un desecho difícil de eliminar. Las plantas no están preparadas.

Otras empresas han lanzado al mercado las cafeteras super-automáticas. Con ellas preparas el café sin cápsulas muy rápidamente. Así pues, su funcionamiento es muy simple. Cogen los granos de café que echas a un compartimento para molerlos e infusionarlos. Sale directamente a la taza. Además, calientan leche con un surtidor de vapor.

El café en cápsulas tiene los días contados

La popularidad del café en cápsulas se debe en gran parte a su facilidad para hacerlo. Tan fácil como colocar una en la cafetera y darle al botón. El punto de la facilidad lo poseen las automáticas también. Tan sencillo como echar los granos al compartimento. Es cómodo, rápido y con un gran surtido de sabores al igual que ocurre con el café de cápsula.

 

Cápsulas de café de L'Ors

Cápsulas de café de L’Ors. Fuente: mimundo.philips.es


Un aspecto aparentemente negativo de las cafeteras super-automáticas es el precio. Este se mueve en un rango entre 200 y 1.000 euros. En un plazo de tiempo largo esto no tiene por qué ser un problema. Según La Vanguardia, un café en cápsula nos sale de media a 30 céntimos. Un café sin cápsulas nos sale a 6 céntimos aproximadamente.

Tenemos buenas noticias en el caso del café sin cápsulas de Incapto Coffee. Ellos calculan que en un hogar consumidor de 4 cafés de cápsula al día el ahorro es importante. Este es de más de 270 euros al año, además de la amortización de la cafetera.

El sector público toma la iniciativa

Varios gobiernos están dando los primeros pasos contra las cápsulas. Esto se debe a sus perjuicios para el medio ambiente Por poner un ejemplo está la ciudad alemana de Hamburgo. Dicha ciudad ha decidido prohibir su venta en los edificios de titularidad pública. Forma parte de una campaña para concienciar al público general del peligro que esconden.

Otros ejemplos europeos son los casos de Navarra y las Islas Baleares. En Navarra la normativa forma parte de un ambicioso plan centrado en la reducción de residuos. En Baleares el anteproyecto de la Ley de Residuos también ha vetado las vajillas, maquinillas y mecheros desechables. También restringe las toallitas húmedas.

Dos personas disfrutando de un café

Dos personas disfrutando de un café. Fuente: Pixabay

Desde Información Gastronómica te animamos a actuar ya. Cámbiate ya al café sin cápsulas Incapto Coffee en lugar de esperar a la prohibición de estas. El beneficio de tu decisión lo palparemos todos. Por no hablar de que más que un gasto es una inversión. Una nueva forma de consumir tu dosis de cafeína disfrutando del mejor sabor del café recién molido.