Cangrejo azul, ¡el depredador eres tú!

Desde hace casi un década se ha instalado en las costas españolas un nuevo habitante, estamos hablando del cangrejo azul. Este crustáceo conocido científicamente como Callinectes sapidus está invadiendo principalmente las zonas mediterráneas. Los primeros ejemplares se vieron en el delta del Ebro y posteriormente en la albufera valenciana y el Mar Menor. Esta especie -que es un manjar muy valorado en Estados Unidos, México, Canadá y Japón- no tiene un depredador natural aquí. Lo más recomendable es que lo sea el hombre y lo incorpore a su alimentación. ¡Descúbrelo más en este artículo!

Un riesgo ecológico

Los expertos científicos alertan del riesgo de que la población asumamos esta especie como propia y no seamos conscientes del peligro ecológico que tiene ligado. El cangrejo azul es autóctono de la costa caribeña y en México es una especie muy conocida. La jaiba azul, como se la conoce en algunos países, ha estado varias veces en riesgo de desaparición. En estas zonas sufre una intensa pesca debido al gran valor económico que tiene en Estados Unidos, donde se comercializa en lata y congelado. Allí es un producto gourmet.

cangrejo azul

Cangrejo azul

En nuestras costas está proliferando con mucha facilidad, en especial en aguas cálidas y poco profundas. Las hembras pueden desovar hasta dos millones de huevos que retienen en su abdomen hasta casi el momento de que eclosionen. Estas hembras solo se reproducen una sola vez en su vida y, aunque desovan con mucha cantidad, su índice de viabilidad es bajo.

Su ciclo de vida es de unos 4 años y alcanza su madurez sexual al año. El tamaño más normal cuando son adultos es de unos 20-25 cm de diámetro y puede alcanzar un kilo de peso, aunque lo normal es alrededor de medio kilo. Su alimentación se basa en otros pequeños crustáceos, mejillones y caracoles. De esta manera acaba y pone en riesgo algunas especies de las zonas donde se instalan. Sus depredadores naturales suelen ser peces de gran tamaño típicos del Caribe, como el tiburón gata, algunos mamíferos o también el pulpo.

Pero aquí, la casi no existencia de sus depredadores hace que el cangrejo azul esté provocando un desastre ecológico en muchos lugares de nuestras costas. Lo será más cuando su aclimatación mejore y su reproducción aumente. Por todo ello, los expertos recomiendan que se introduzca en la gastronomía y que se valore comercialmente para animar a pescadores y a la cadena alimentaria a su venta.

Propiedades nutricionales

El cangrejo azul nos aporta proteína de muy buena calidad. También nos aporta vitaminas, en especial vitaminas del grupo A y D, pero destaca principalmente por aportar tres minerales muy importantes para nuestra salud como son el fósforo, el calcio y el yodo. Su nivel de grasa es muy bajo y es perfecto para personas con problemas de colesterol.

El cangrejo azul en la gastronomía

Los encontramos en el mercado de diversas formas: congelados, frescos o con su carne enlatada. En el caso de comprarlos vivos, debe limpiarse y vigilar que sus pinzas no hagan daño. Para ello, lo mejor es sumergirlos en agua fría con hielo para que queden aturdidos unos minutos y poder así aprovechar para limpiarlos bien. Hay muchas recetas en la red para degustar este manjar. Nosotros te proponemos algunas elaboraciones sencillas para que te animes a devorar este crustáceo invasor.

Ensalada de cangrejo azul

Compra una lata de carne de cangrejo azul, dos tomates maduros, un pimiento verde pequeño, maíz dulce y dos aguacates maduros. Abre los aguacates por la mitad y reserva los cuatro trozos. En un cuenco trocea los tomates y el pimiento, vierte la carne de cangrejo y mezcla con el maíz dulce y la mayonesa.

Rellena los agujeros de las cuatro mitades de los aguacates con la mezcla y ya tienes una deliciosa, original y saludable ensalada de cangrejo.

Cangrejos al vapor

En el caso de que hayas conseguido cangrejos vivos puedes cocer al vapor de una manera muy simple. Recuerda no guardarlos en el frigorífico, ya que con el frío pueden morir y no es aconsejable cocinar los cangrejos muertos. Pon una olla a presión o hermética con un poco de agua y algo de cerveza. Luego una rejilla en la olla e introduce los ejemplares. Espera unos minutos (alrededor de unos diez minutos dependiendo del fuego) y ya tendrás los cangrejos al vapor. Puedes servirlos con salsa rosa o mayonesa. Necesitarás de unas pinzas para extraer la deliciosa carne.

Crema de cangrejo azul

En el caso de tener carne de cangrejo congelada puedes hacer una exquisita crema del crustáceo. Necesitas tres cebollas, un puerro y unas tres zanahorias. También un poco de pimentón, harina, dos tomates maduros, aceite de oliva, un litro de caldo de pescado y medio vaso de brandy.

Pica la cebolla, el puerro y la zanahoria. Póchalas en una sartén con un poco de aceite. Cuando esté listo este paso, incorpora la harina y el pimentón delicadamente. Añade el tomate pelado y troceado. Incorpora la carne de cangrejo descongelada. Incorpora el caldo. Déjalo cocinar unos quince minutos, aproximadamente, dependiendo de como sea el tamaño de los trozos del cangrejo. Todo ello pásalo por el robot y tritúralo. Pásalo por el chino y ya tienes una exquisita crema de cangrejo.

Como puedes leer, lo que te ofrece el cangrejo azul es muy interesante para la cocina, así que ayuda a frenar su expansión aumentando su consumo, siempre sin abusar.