Espárrago Huétor Tájar, símbolo de la agricultura granadina

Cada vez se valoran más los factores de cercanía y de máxima calidad en lo que a los alimentos se refiere. Al final, ¿qué es más natural que el cultivo o la producción que respeta la materia prima desde que se siembra hasta que se recoge y se comercia? Es bajo ese pretexto que el premio Andalucía Excelente de Alimentación 2021 ha sido otorgado al Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Espárrago Huétor Tájar. Ha sido Ignacio Escobar, su presidente, quien ha recogido el galardón. Ha aprovechado, según ha reflejado la revista Origen, para agradecer “el apoyo de estos premios a los productos de calidad”. Se trata de uno de los productos estrella de la agricultura granadina y no es de extrañar: sus cualidades hacen de él un espárrago único que representa a la perfección la excelencia y la milenaria tradición agrícola de Granada.

¿Qué hace especial al espárrago Huétor Tájar?

Lo cierto es que el origen del espárrago triguero tiene miles de años. A España llega allá por el siglo VIII, haciéndose habitual su consumo en zonas como, por ejemplo, Granada. Durante algunos siglos su cultivo desapareció, pero ya entrados los años 30 del siglo XX se recupera el producto por una serie de agricultores de Huétor Tájar, pequeño municipio de Granada-. La intención inicial era cultivar espárragos para consumo propio, pero con el paso de los años la comercialización se fue extendiendo por todas partes del país.

Espárrago Huétor Tájar

Espárrago Huétor Tájar, emblema de Granada | Fuente: esparragodehuetortajar.com

Es a partir de los años 90 que el espárrago Huétor Tájar comienza a ganar una popularidad sin precedentes. En 1996 la Consejería de Agricultura y Pesca reconoce el producto -aprobando la Denominación Específica y el Reglamento del Consejo Regulador-. Y en el año 2000, finalmente, es catalogado como Indicación Geográfica Protegida por la Comisión Europea.

¿Qué diferencia a este espárrago de otros? A simple vista, el color: de tonos verdes, morados y bronces más oscuros. Más allá, también en forma difiere: es más delgado y recto que otros. Por supuesto, en boca y en nariz también tienen mucho que decir; de textura tierna, firme y carnosa, tiene un delicado sabor dulce-amargo acompañado por un intenso aroma. 

Máxima calidad garantizada

Haciendo gala de la Indicación Geográfica Protegida, que garantiza la calidad y procedencia del producto, este espárrago se selecciona minuciosamente por los agricultores “valorando principalmente el color, el sabor, la textura y la longitud de espigado del turión desde el año 1930”, según confirman desde la entidad. Se cuida el proceso completo, ya que llegan “en menos 24 horas desde su recolección hasta su puesta en el mercado, garantizando así su máxima frescura y calidad”.

Valor nutricional y gastronómico

El espárrago verde tiene multitud de beneficios para la salud. Es antioxidante, anticancerígeno y antiinflamatorio, entre otros. Además, protege el sistema cardiovascular, contribuye a reducir el colesterol y contiene vitaminas y fibra ayudan a mantener el sistema inmunológico.

Y del mismo modo que dietéticamente tiene un alto valor positivo, también lo tiene en el ámbito culinario. Ciertamente se trata de un ingrediente muy versátil que encaja en multitud de elaboraciones en multitud de formatos diferentes. Como acompañante en platos de carne o de pescado o como aperitivo o en forma de canapé. E incluso solos -simplemente con un poco de aceite de oliva, o con aliños más elaborados-. Sea como sea, el espárrago Huétor Tájar da pie para hacer volar la imaginación en la cocina.

Espárrago Huétor Tájar

Buñuelos de trigueros y queso fresco | Fuente: esparragodehuetortajar.com

Incluso platos que quizás podrían sorprenderte. Desde la página del producto proponen cantidad de recetas que tienen como ingrediente el espárrago. Desde buñuelos de triguero y queso fresco o pasta fresca con puntas de espárrago al vapor, hasta maki sushi de trigueros “al gusto”. 

No en vano es el espárrago Huétor Tájar un símbolo de la agricultura y la gastronomía granadinas desde hace años. “Nuestro espárrago es fruto de la tradición y de la excelencia. Además de su sabor, su carácter natural y alto valor nutricional lo hace un alimento muy recomendable para personas de todas las edades”, decía el antes mencionado Ignacio Escobar al recibir el premio Andalucía Excelente 2021. Cuando la pasión por la agricultura y el buen hacer se juntan, el resultado son alimentos como este reconocido internacionalmente.

Spread the love
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.