Las legumbres de calidad en España

Las legumbres son alimentos claves para una alimentación saludable por su elevado contenido en proteína y carbohidratos de absorción lenta. Estos son la fibra y almidón resistente, principalmente. Muestran un bajo índice glicémico, destacando su contenido en minerales y vitaminas del grupo B. Además, el consumo de, al menos, tres raciones por semana, protege nuestra salud cardiovascular y ejerce efectos beneficiosos en la salud gastrointestinal.

Legumbres de calidad con IGP y DOP

España cuenta con legumbres de calidad diferenciada, de elevado contenido nutricional y organoléptica. Bajo el distintivo europeo de Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) e Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP), contamos con diez legumbres de calidad. Están destinadas al consumo humano e incluyen alubias o judías, garbanzos y lentejas.

Para quedar incluidas bajo este sello europeo, las legumbres deben ser cultivadas en un marco geográfico concreto. Debe tener características geoclimáticas particulares asociadas a la zona de cultivo. Así como también mantener un vínculo histórico en el área de producción basado en la tradición. De su cultivo, producción, consumo y comercialización.

En el caso de las legumbres, la diferencia entre DOP e IGP estriba en la localización de la industria envasadora, pudiendo estar, en el caso de la IGP, fuera de la comarca de producción. Dado que el envasado no afecta a las propiedades organolépticas de las legumbres, la calidad del producto no se ve alterada en términos de calidad.

En alubias

España cuenta con 2 DOP y 8 IGP, estando ubicadas en distintas regiones españolas. La producción de alubias de calidad diferenciada constituye el 9 % de la producción nacional. Incluyen las siguientes:

– DOP Mongeta del Ganxet Vallés-Maresme (Barcelona).

– Fesols de Santa Pau (Girona)

– IGP Alubias de La Bañeza-León (León).

– Faba Asturiana (Asturias).

– Faba de Lourenzá (Lugo).

– Judías del Barco de Ávila (Ávila).

En lentejas y garbanzos

En cambio, la producción de lentejas con IGP constituye el 7.7 % de la producción e incluye:

IGP Lenteja Tierra de Campos (León, Palencia, Valladolid y Zamora).

– Lenteja de la Armuña (Salamanca).

Por último, en los garbanzos tenemos a la IGP Garbanzo de Fuentesaúco (Zamora) y IGP Garbanzo de Escacena (Huelva y Sevilla). Ambas constituyen el 2.5 % de la producción nacional.

Así pues, para cada una de ellas existe un Consejo Regulador que es responsable de verificar la trazabilidad del producto y garantizar su calidad. Las legumbres de calidad únicamente se venden envasadas y con el sello del Consejo Regulador. Nunca se produce la venta a granel.

Más adelante, en próximos artículos hablaremos de cada una de las legumbres de calidad diferenciada presentes en el territorio nacional y sus características propias. Así como la influencia que ejercen en el entorno geográfico en el que se cultiva, desde el punto de vista agronómico, gastronómico y cultural.

Autores: Alfonso Clemente, Presidente de la Asociación Española de Leguminosas y Javier Alonso Ponga, Director Técnico de la IGP Lenteja Tierra de Campos.

Translate »