Más viñedos singulares en la Rioja

El pasado año 2019 el Ministerio de Agricultura español reconocía 84 proyectos con 150 hectáreas como nuevos parajes vitícolas identificados como ‘Viñedos Singulares’ La Rioja, dentro de la Denominación de Origen Calificada Rioja. Este año se han añadido 20 nuevos más de 17 titulares con 32 hectáreas. En total suman 186 hectáreas de este tipo de zonas tan significativas. Te contamos más a continuación.

Con esta nueva identificación de viñedos, la DOC Rioja y el ministerio buscan desarrollar un proyecto de excelencia. Todo para que otorgue protagonismo a la especificidad de un territorio en concreto, es decir, al terruño o “terroir”. Según la denominación de origen, es lo que buscan los conocedores de vinos actuales.

La apuesta del Consejo Regulador Rioja

Fernando Salamero, presidente del Consejo Regulador, aplaude este nuevo paso: “Rioja fue pionera en desarrollar una manera de zonificar y diferenciar. Eso nos ha permitido enriquecer nuestra oferta exigiendo la más alta calidad en cada uno de los procesos para garantizar la salida al mercado de unos vinos únicos”. El presidente destaca “cómo Rioja se encuentra aún en el principio de esta singladura, que ya cuenta con nuevas solicitudes. Estas serán evaluadas rigurosamente en los próximos meses”.

Subraya que “el liderazgo no se confecciona ni se impone, sino que hay que conquistarlo. Las decisiones estratégicas adoptadas por Rioja en los últimos años para facilitar que los operadores puedan encontrar el camino que mejor se adecua a su oferta. Son las mejores herramientas para conseguirlo y el mercado así lo está reconociendo”. “No dedicar todos los esfuerzos a rentabilizar esta diversidad con que cuenta Rioja, máxime en las complicadas circunstancias que nos toca vivir, es un error mayúsculo y se aleja de lo que quiere el sector”, explica.

De esta forma, se va avanzando en un proceso que empezó en 2017 y resolvió añadir a la DOCa Rioja la posibilidad de identificar un origen específico. Estos vinos tienen el valor de ser certificado por el Consejo Regulador. Además se combinan así requisitos cualitativos y trazabilidad geográfica, que han conseguido enriquecer el ya exitoso porfolio de la historia de viñedos singulares La Rioja.

cosecha 2018 de Rioja

Agricultor trabajando el viñedo

Cómo son los vinos de viñedos singulares La Rioja

Se definieron como vinos procedentes de viñedos singulares La Rioja, con una serie de garantías cualitativas como que tengan más de 35 años de edad. Los rendimientos no sobrepasan, de manera natural y en virtud de su vigor naturalmente limitado, 5.000 kgs. por hectárea en el caso de variedades tintas. En el caso de variedades blancas es de  6.922 kgs. por hectárea.  A su vez, su transformación se limita a 65 litros por cada 100 kgs. de uva. Su cultivo es respetuoso con el medio ambiente y su vendimia manual.

También hay que resaltar que el vino se evalúa dos veces. La primera recién elaborado y la segunda justo antes de su comercialización. Es en este último momento cuando debe ser considerado como excelente por la mayoría de los catadores que lo evalúen. Las contraetiquetas que aparecen en las botellas garantizan la mención “Viñedo Singular”.  Permiten de esta forma que los consumidores sepan que todas las características descritas están certificadas por el Consejo Regulador.

Parajes calificados y otras formas de diferenciación

Todo indica que las denominaciones de origen buscan una forma de diferenciarse en el mercado. Vemos que muchas están apostando por estas figuras para segmentar el mercado y buscar el cliente con más valor. Es decir, una segmentación de las D.O´s en busca del nicho de mercado  concreto. Ya lo hizo la DO Cava hace unos días segmentando su territorio y dando el máximo valor a la figura de los viñedos de parajes calificados.

viñedos singulares

Viñedos singulares

Además del territorio y el producto como máximo valor, también es importante atender a valores de mercado que ya no son de futuro. Nos referimos a valores como son la ecología, la sostenibilidad, la igualdad de género, la paridad, los precios justos, la solidaridad o la transparencia. También la recuperación de variedades ancestrales. Estos son, junto a la calidad del producto, valores que también representan, de alguna forma, a la denominación de origen, además de las empresas que los representan.

Todo el trabajo realizado por las denominaciones de origen buscan la calidad y los mercados concretos. También las acciones de fidelización posterior han de permitir cautivar nuevos consumidores y que estos perciban que el producto es de gran calidad y honesto. Como el que sale de los viñedos singulares La Rioja.

Spread the love
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.