Mercados de animales vivos, ¿una amenaza para la salud de todos?

Es casi imposible ver en nuestro país mercados de animales salvajes. Estos son principalmente típicos del continente asiático. En ellos se venden animales que están vivos y que suelen ser un gran foco de enfermedades que se pueden acabar transmitiendo a los humanos, como ya hemos vivido recientemente. La Organización Mundial de la Salud (OMS) quiere acabar ya con esta lacra y por eso ha lanzado a estos países un importante llamamiento. ¿Quieres conocer de qué advertencia hablamos? ¿Sabes qué son y qué hay exactamente en esos mercados?

Zoonosis, un problema real

Las enfermedades de animales que infectan a los humanos son una de las amenazas más serias a las que se enfrenta la salud humana. Ahora, lo estamos viviendo debido al virus SARS-CoV-2 de la Covid-19. Pero son muchas las pandemias a las que se ha enfrentado ya España por culpa de este problema. Un ejemplo de ellas son la influenza española o la gripe aviar o porcina.

La zoonosis, es decir, la transmisión de enfermedades de animales a humanos, se produce cuando un virus exclusivo de poblaciones animales muta, invade a un humano y de ahí se propaga como patógeno a nuevos humanos. Y, algunos de los lugares donde es más probable que la zoonosis pueda ocurrir son en los mercados de animales salvajes vivos. Por ello, la OMS ha lanzado una petición a nivel mundial para que no se comercialicen más especies hasta que las condiciones sanitarias sean excelentes.

mercado de animales vivos

Un mercado de animales vivos en India | Fuente: Igualdad Animal

El peligro de los mercados de animales vivos

Un mercado húmedo o mercado de comida al aire libre es un lugar donde se pueden encontrar alimentos procedentes de animales sacrificados o animales vivos listos para ser sacrificados. Se llaman así porque sus suelos suelen ser una mezcla de sangre, agua, escamas, plumas, vísceras…

Estos lugares, generalmente con una gran falta de seguridad e higiene, son típicos de Asia, sobre todo de China, India, Vietnam o Tailandia. Seguro que recuerdas la ciudad china de Wuhan, donde existe un famoso mercado con murciélagos y pangolines que ha sido acusado como el inicio del foco de la pandemia de la Covid-19.

Actualmente estos mercados, que han estado cerrados tras y por la pandemia, han vuelto a abrir sus puertas recobrando su rutina de antes de la crisis, algo intolerable para muchos países que se oponen a esta práctica, e incluso para la OMS, ya que ignoran su recomendación. ¿Y si vuelve a producirse otro caso similar al del coronavirus cuando todavía no hemos salido de esta situación tan anormal?

 

Mercado de animales vivos

Murciélago

El llamamiento de la OMS

La OMS, junto con la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) ha solicitado a los países con este tipo de mercados una prohibición temporal de su apertura hasta que las autoridades sanitarias de cada país lleven a cabo las evaluaciones oportunas para señalar aquellas zonas y aquellas prácticas que son un riesgo potencial y pueden contribuir a la transmisión de patógenos zoonóticos.

Además de un peligro real para la salud humana, los mercados de animales vivos son una tortura para ellos. Mapaches, pangolines, murciélagos, perros, sapos o ciervos son algunas de las especies que tienen que estar viviendo en condiciones insalubres, sufriendo deshidratación, hambre y enfermedades. Y algo no menos importante es que con esta práctica están poniendo en riesgo la supervivencia de determinadas especies en peligro de extinción. Sobre todo cuando la captura y venta es ilegal.

Mercado de animales vivos

Coronavirus

La OMS no termina de vetar este tipo de mercados, ya que son una fuente de importancia de alimentos frescos para diferentes grupos poblacionales con pocos ingresos, pero son muchas las organizaciones que sí que luchan por parar y acabar con estos negocios, como por ejemplo las conocidas asociaciones World Wildlife Fund (WWF) o Igualdad Animal. A pesar de la lucha de estas, siguen sin prohibirse.

Mientras continúen existiendo mercados con animales salvajes vivos, con condiciones sanitarias precarias, la sociedad y el mundo entero tendrán que estar en alerta. Aún nos encontramos en medio de una pandemia y estos lugares se encuentran abiertos, por lo que el peligro de que se siga extendiendo o de que exista una nueva enfermedad que se transmita de animales a humanos está muy vigente. Y tú ¿qué opinas sobre los mercados húmedos? ¿crees que deberían cerrarse?

Spread the love
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.