Un millón de dólares ¿por una botella de vino?

¿Te gastarías un millón de dólares en una botella de vino? Puede parecer una exageración, pero no lo es. Una subasta benéfica en Estados Unidos ha sido testigo del mayor coste de una botella de vino. Asimismo, desde Francia ofrecen otra con el mismo coste. ¿Quieres conocer los detalles de estas bebidas? Te los contamos aquí.

El vino del millón de dólares

El pasado 6 de noviembre tuvo lugar una subasta benéfica en Nueva Orleans. El objetivo de esta fue recaudar fondos para la fundación de Emeril Lagasse. El cual es un famosísimo chef estadounidense. Sin embargo, la atención de todos los interesados en este evento se la llevó un hombre llamado Don Steiner. ¿Por qué? compró una botella de seis litros perteneciente a la marca Cabernet Sauvignon por un millón de dólares. Exactamente se trata de la botella de Setting Wines 2019 Glass Slipper Vineyard Cabernet Sauvignon.

Se ha convertido en el vino subastado más caro del mundo. Elaborado en el Valle de Napa de California y galardonado por el enólogo Jesse Katz. Solamente se produjeron 900 botellas de seis litros de esta gama de vino. Incluso, se cree que es la única disponible actualmente, de ahí se puede entender que Steiner se gastase un millón de dólares. Sin embargo, la botella tradicional de 750 mililitros se vende al público general por 185 dólares. Siendo el mismo tipo de vino.

millón de dólares

Don Steiner junto a la botella de vino del millón de dólares / fuente: usuario de twitter @ thesettinginnnv

No es una sorpresa que lo que se encuentra fuera de lo común, al igual que lo histórico llama la atención. Vendiéndose por un precio mucho más alto del precio original. No obstante, no es frecuente que en encuestas benéficas aparezcan precios récord. “Es un gran honor haber establecido el récord mundial de la botella de vino más cara vendida jamás vendida y recaudar un millón de dólares para una causa que está tan cerca de mi corazón” asegura el chef Emeril Lagasse.

El vino del espacio

Todavía no ha sido vendido. Sin embargo, su precio está estimado en el millón de dólares. Se trata del vino “espacial” francés Petrus cosecha 2000. Puesta a la venta por la casa de subastas Sotheby`s. No obstante, será objeto de una venta privada. No va a ser subastado. Y, a no ser que se autorice, el precio y el nombre del comprador no serán revelados. Además, los ingresos que se obtengan serán destinados a la financiación de próximas misiones espaciales. Centradas en la agricultura, por supuesto.

Un millón de dólares es el precio el precio tasado para este vino debido a sus particulares características. Y, es que, fue uno de los doce vinos enviados a la Estación Espacial Internacional a finales de 2019. Siendo la primera vez que se transporta un vino al espacio, añejándolo en un ambiente controlado. Con el objetivo de investigar el futuro de la agricultura y los alimentos en la Tierra. Estudio llevado a cabo por la empresa europea Space Cargo Limited.

“Tras pasar 440 días en el espacio, o el equivalente de 300 viajes a la luna, el legendario vino Petrus de Burdeos regresa tras haberse transformado literalmente en algo fuera de este mundo” asegura el cofundador y presidente de Space Cargo Unlimited, Nicolas Gaume. Asimismo, el Instituto de Ciencias de la Viña y del Vino de la Universidad de Burdeos degustó el vino. Asegurando que sigue siendo “un gran vino” y apreciando diferencias “notables”. Estas con relación a su color, aroma y sabor.

millón de dólares

botella «espacial» cosecha 2000 de Petrus / fuente: usuario de instagram @ jules__cy

El vino más caro del mundo es español

No cuesta un millón de dólares, pero sí 340 mil euros. Se trata de un vino español, cosechado en Las Pedroñeras de Cuenca. Cuenta con varios precios de mercada, la botella de la serie plata cuesta 1.250 euros. Mientras que la serie oro asciende a los 25.000. Aunque, la joya de la corona de la firma es la botella de 16 litros. Una edición única que supera los 340.000 euros. La cantidad de dinero que mueve este vino se debe al gran secreto que esconde… ¡el ozono!

Tras una enfermedad que le dejó postrado en la cama, encontró su propio milagro. “En una de las clínicas conocí a un hombre que trataba este tipo de enfermedad con ozono. Empecé a aplicarlo en las viñas con éxito. Y teniendo en cuenta que el vino también es un ser vivo, empecé a aplicarlo. Y así llegué al AurumRed, algo totalmente diferente” nos cuenta Hilario García, creador de las bodegas AurumRed.

@eddywarman

Si eres de los que cuando van a un restaurante siempre elige el #vino más caro, este video es para ti. #aprendeentiktok #hazmeunapregunta

♬ sonido original – Eddy Warman

Y es que, gracias a esta técnica, el vino obtiene un resultado único. Es “un vino que no se avinagra una vez abierto y tiene distinto aromas y sabores dependiendo de si la copa se gira en un sentido o en el contrario”. Asegura García.

La calidad, las experiencias, la calidad y el sabor cuestan. Por ello hay que pagarlo. De ahí los precios de estos exclusivos vinos. A vosotros ¿qué os parece gastarse tanto dinero en una botella de vino? Os leemos.

Compártelo