Tenedor: breve historia

Nos resulta difícil entender una mesa bien puesta sin este instrumento en forma de horquilla, el tenedor. Vamos a repasar algo de la historia de este cubierto. Podría sorprenderte tanto como la historia de la cuchara. Te contamos cómo aparece en nuestras mesas y cómo se populariza.

En realidad el  uso del tenedor en las mesas es relativamente reciente ya que no aparece de forma popular hasta el siglo XIX. Lo curioso de la aparición del tenedor es que es de esos instrumentos que surgen como gran novedad pero no triunfan ni se popularizan hasta pasado mucho tiempo.

La historia del tenedor

La primera aparición como lo  entendemos como cubierto de mesa se remonta al siglo XI. Llegó a Venecia por el uso que instauró Teodora la hija del emperador Bizancio. Sin embargo, se consideró que pinchar los alimentos que nos ofrecía Dios era diabólico. En ese momento los tenedores tenían una punta y comer según que platos no era nada práctico. Todo ello hizo que este cubierto desapareciera durante siglos.

Fue en la boda de una Médici concretamente Catalina de Medici con Enrique II de Francia en 1533 que dio vida nuevamente a este cubierto con dos puntas. A raíz de la boda toda la corte francesa lo hizo suyo y se popularizó en la nobleza y las clases altas.

Más tarde de las dos puntas que tenía se le añadió una tercera para que el cubierto fuera más útil. Este paso duró algo más de cien años porque en el siglo XVIII aparecen los tenedores con cuatro puntas y planos. Estos se crearon en Italia para facilitar la comida de los spaghetti muy de moda en ese momento.

Tenedor con spaghetti. Foto Pixabay

Tenedor con spaghetti. Foto Pixabay

Los tenedores no llegaron a popularizarse en la clase media hasta el siglo XVIII que querían copiar el refinamiento de las clases altas y nobles. En realidad no se instaló hasta el siglo XIX en todos los hogares de todas las clases sociales. Si te ha sorprendido la historia de este cubierto te recomendamos que eches un ojo a nuestro artículo de la cuchara.

 

Compártelo