Las piparras de la Cueva son la última incorporación del catálogo de Patrick. Patrick de la Cueva ya nos ha sorprendido con otros productos característicos de nuestra gastronomía en su mejor versión. El aceite de oliva, las anchoas, la ventresca, las aceitunas… Hoy, en cambio, repasamos un alimento muy típico del País Vasco. ¿Te atreves a descubrirlo?

¿Qué son?

Posiblemente te suenen las piparras vascas de haber leído sobre ellas en un artículo anterior. Esta es una clase de guindilla muy típica de la provincia de Guipúzcoa en el País Vasco. Como no podía ser de otra forma, el cazador de sabores Patrick de la Cueva ha decidido incluirla a su selección. Recopila los alimentos más característicos de nuestra gastronomía para ofrecerlos en un formato Gourmet. El empaquetado siempre es excelente y el producto escogido siempre es sinónimo de la mejor calidad.

piparras de la cueva

Piparras junto a su tarro/Fuente: cedida

¿De dónde vienen las piparras de la Cueva?

En el caso de las piparras de la Cueva, debemos empezar por su origen. Proceden de huertos ecológicos cercanos a la población guipuzcoana de Ibarra. El clima local, caracterizado por veranos frescos y húmedos, es el idóneo para una variedad autóctona que no pica. Estas mismas se cosechan en agosto, cuando miden entre ocho y doce centímetros. Deben estar aún verdes, ya que si esperamos a recogerlas obtendrán un todo rojizo. Este supondría picor, lo cual queremos evitar.

Las piparras de la Cueva, aún frescas, son transportadas a una cooperativa local. En ella es donde los trabajadores las lavan. Posteriormente, las seleccionan a mano por tamaño. También eliminan las que posean algún defecto. Después comienza el proceso de envasado, cuando se introducen en tarros de cristal con vinagre muy claro. Se trata de un proceso que permite conservar el producto mientras adquiere un sabor ácido.

piparras en sus tarros

Piparras en sus tarros/Fuente: cedida

Distintos usos

Perfectas para tomar directamente del tarro con un poco de aceite y sal. Se trata de un excelente aperitivo que te transportará a las montañas del norte. Otra opción excelente es preparar «Gildas«. El famoso pincho consiste en la combinación de aceituna, piparra y anchoa. Por último, nos remitimos a la costumbre vasca y navarra de emplear piparras para acompañar platos de cuchara. Nunca volverás a ver las alubias del mismo modo. Desde redacción te invitamos a probarlas. ¡Asómate a su tienda!

Compártelo