Son dos bebidas con millones de personas que disfrutan de sus propiedades saludables -más en el caso del segundo que en el del primero- pero el vino con té está de moda. Uno suele acompañar a una buena cena o comida, se sirve en copas para compartir con otros y, en general, es utilizado en diferentes experiencias gastronómicas. Por su parte, las infusiones con tés de todo tipo de especias son unas perfectas aliadas en distintos momentos del día. Sea para mejorar la digestión, dormir mejor o simplemente tomar una taza caliente en épocas frioleras. Pero, ¿qué pasa si fusionamos ambas fórmulas líquidas?

Una peculiar mezcla de contrastes

Puede resultarte realmente extraño o incluso generarte rechazo pero lo cierto es que la unión del té con el vino es una tendencia que se lleva popularizando hace unos años. Ya es toda una costumbre en ciertas partes del planeta e incluso han surgido productos únicos y exclusivos que en su receta están ambas bebidas. Más adelante te desvelamos unos destacados del mercado actual pero antes queremos profundizar en esta combinación que no es más que una peculiar mezcla de contrastes.

vino con té rojo

Vino con té

Vale cualquier variedad de té o infusión pero no consiste en verter directamente este líquido junto al de un vino (aunque puedes probar el experimento). Su preparación se da en empresas que ya están elaborando algunos productos mezclando a los dos protagonistas de una receta curiosa pero que está gustando. ¿Por qué? Pues principalmente porque el objetivo es resaltar los sabores ocultos de cada bebida pero de forma que se complementen y no se sobrepongan los unos a los otros.

Sensaciones variadas según la elección

Por supuesto, la clave para que esa fusión sea exitosa siempre depende de las proporciones mezcladas así como de los tipos de té y vinos seleccionados. En cualquier caso lo que debes conseguir son sensaciones variadas tanto en aroma como en gusto. La degustación puede aportarte notas amargas, dulces e incluso muy aromáticas. Según la combinación por la que apuestes, disfrutas de una u otra experiencia en tu paladar. Ahora bien, debes barajar ciertos conocimientos para que la prueba no se convierta en algo imbebible. Así que si no quieres obtener un resultado nefasto te aconsejamos combinar las hojas sueltas de distintos tés con variedades de vino concretas.

El té verde encaja muy bien con vinos blancos, mientras que un té negro casa a la perfección con los tintos que tienen mucho cuerpo. Otra buena elección es el té matcha con alguna variedad de uva blanca. Como ves, pueden ser bastantes las fusiones resultantes según el sabor que desees disfrutar en boca. Luego, un punto importante es la temperatura óptima para tomar ese vino con té, pues ya sabes que este último se suele beber bien caliente y el primero bien frío. ¿Cuál sería el punto intermedio? Algunos expertos te lo indican porque esta fórmula ha llegado también al mercado.

té matcha

Té matcha en polvo y líquido tras prepararse

Poet y las propuestas de Gik Live

Y no nos vamos muy lejos porque aquí en España tenemos el ejemplo de Poet, un vino con té que lanzó una startup española –Gik Live– en el 2018. Esta firma que se hizo popular primero por crear un sorprendente vino azul innovó también con otras propuestas. Los autores de esta novedad en bebidas rompedoras fueron Tadeo Cortés -un importador de té de la India– y Taig, elaborador de vinos de autor. Ambos emprendedores se conocieron en un viaje al país asiático citado e inmediatamente después decidieron desarrollar su idea.

Fusionaba las dos pasiones de los dos en un único producto que nació tras meses probando sabores y aromas hasta encontrar las variedades que mejor encajasen. Definitivamente sacaron una gama de tres tipos de vinos Poet: Ghazal (un Merlot con té chai Malasa), Sonnet (un tinto con earl grey) y Haiku (un blanco con té verde Sencha). La fórmula común mezclaba las tres culturas -india, inglesa y japonesa- con más tradición en el mundo de los tés junto a la bebida vinícola.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Gik Live! (@giklive)

Más tarde volvieron a cambiar tanto el diseño como el nombre de esas botellas. Actualmente las puedes encontrar en su página web como Delhi, London y Tokio. Como lees, hacen referencia a la ciudad más relevante de ese país donde es tan popular la variedad de té concreta.

En conclusión, ahora que conoces cómo es el vino con té quizás te entran ganas de degustarlo. Si eres de los que prefieren innovar en vez de quedarse en las recetas tradicionales. ¿Qué opinas sobre esta fusión que gana adeptos?

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.