Vino Cría Cuervos, el de los inconformistas

Conoce el vino Cría Cuervos. Seguramente hayas completado el refrán en tu cabeza. No obstante, ahora también es una marca de esta bebida cuya esencia es la rebeldía y el disfrutar de la vida. Hoy descubrirás el nacimiento de este concepto de la mano de unos expertos de marketing apoyados por un futbolista y un manager digital. Cría cuervos y…

Un verdejo rebelde

El verdejo para millenials inconformistas ha llegado a los mercados. Su público objetivo oscila entre los 20 y 45 años. Sin duda alguna, está pensado para individuos que no son expertos en la materia pero buscan experiencias más allá del sabor. Estas estarían basadas principalmente en disfrutar del presente. “Aquí y ahora: como cuervos” es su eslogan, por algo. Igual si crías a tu hijo en los dogmas de la cata de vino te crea una marca que prescinde de ellos.

Poniéndonos técnicos, se trata de un vino blanco de elaboración ecológica. Posee aromas característicos de la uva verdejo que recuerdan al pomelo dulce y a la piña. Además, posee ligeras notas de anís e hinojo. Por no hablar de que su acidez es la justa. Así pues, se muestra seco en la boca y a la vez refrescante. Resulta ideal para beber en cualquier lugar y momento y se puede disfrutar tanto en verano como en invierno. Sus creadores lo recomiendan para acompañar los pescados, ceviches, sashimis y carnes blancas.

botella del vino Cría Cuervos

Botella del vino Cría Cuervos / Fuente: @VinoCríaCuervos

Su botella es transparente y serigrafiada con una etiqueta minimalista y simple. Es blanca como la clase de vino bajo el cristal. Este permite ver un líquido transparente que evoca frescura y juventud. Su origen se sitúa en la localidad de La Seca (Valladolid), por lo que este vino está amparado por la Denominación de Origen Rueda.

Se presenta como un vino premium pero a la vez asequible. Su precio de venta al público es de 11’90 euros. Esta venta se realiza exclusivamente a través de Internet, ya que la marca es nativa digital. El e-commerce está a la orden del día como ya comprobamos en el artículo de Born RoséEste se lleva a cabo mediante su propia web que está bajo labores de mantenimiento. Sin embargo, la tienda funciona correctamente.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Cría Cuervos (@vinoscriacuervos)

¿De dónde sale la idea del vino Cría Cuervos?

Los creadores de esta marca encajan con la filosofía que representan. Javier Muñoz Lazaga (Director de Proyectos), Adrián Martín (Director de Arte) y David Martín (Director Creativo) es el trío creador de la consultoría creativa Cumbre. Esta se dedica a favorecer que las marcas que la contratan puedan conectar con el público. Así pues, hablamos de una empresa de marketing.

socios del vino Cría Cuervos

Socios del vino Cría Cuervos / Foto: @VinoCríaCuervos

Esta misma consultoría ha dado vida al proyecto de vino al que se han unido otras dos personas. Uno es el manager musical Sandro Ávila y el otro el futbolista Pedro Obiang. Este último, que pasó por el West-Ham United, juega ahora mismo en el Sassuolo de Italia. Dicen de sí mismos que poseen una capacidad creativa y una visión de negocio fuera de lo común. Además, se consideran “disfrutadores e inconformistas”.

Detallaron que el vino Cría Cuervos nació de una reunión de los fundadores en la que trataron de hallar un símbolo. Este debía ser acorde a sus principios y huir de convencionalismos. Por ello es que escogieron el famoso dicho que todos conocemos de “cría cuervos y te sacarán los ojos”. Busca reflejar una celebración de la vida del valiente que construye sus propios sueños a su manera. Es un espejismo del que disfruta cada paso del proceso del éxito sin importarle lo que piensen de él o de ella.

dos copas de vino blanco

Dos copas de vino blanco

El objetivo final

Lo que buscan no es ningún secreto: bajar el vino a la tierra. Están cansados del esnobismo que rodea el mundo de esta bebida y tanta ceremonia innecesaria. Quieren acercar el vino a cualquier tipo de consumidor al que le apetezca tomarse una copa. La clave para ellos es disfrutarla en el momento que más te apetece. Este punto vista no es nuevo entre emprendedores de la viticultura. El número de millenials cansados de la pomposidad crece. Crece al mismo ritmo que iniciativas como esta o BeBold wine. ¿Estamos ante un cisma generacional con el lanzamiento de este vino Cría Cuervos?