Aceite Castillo de Canena, la apuesta por lo funcional

Es un producto que está presente en todas, o al menos en muchas, de nuestras recetas. Indispensable en la cocina para poder llevar a cabo los platos que comemos, el AOVE es uno de los sellos de identidad de la gastronomía española. De hecho, existen muchos de ellos, de distintas características y multitud de sabores, pero la mayoría, muy beneficiosos para nuestra salud. El aceite Castillo de Canena, elaborado en Andalucía, es un claro ejemplo de la exquisitez Premium de este producto. Además, la empresa oleícola está lanzando al mercado grandes innovaciones. ¿Tienes curiosidad por descubrirlas? ¡Ya te adelantamos que son funcionales!

¿De dónde viene el aceite Castillo de Canena?

Como su propia denominación indica, el nombre de la empresa coge el título del castillo perteneciente a la familia. El cual está construido en el municipio de Canena. Dicho pueblo se encuentra en la provincia de Jaén, en el entorno del Valle del Guadalquivir, el cual alberga unas condiciones perfectas para el cultivo de la aceituna. La historia olivarera de esta familia empieza en el año 1780. Desde ese momento hasta ahora han sabido desarrollar una finca de olivos, de los cuales han elaborado su carismático aceite de oliva virgen extra. Todos ellos de una calidad excelente, de las variedades clásicas de aceituna como son Picual, Arbequina y Royal.

Iniciar la recolección en el momento exacto de maduración de los frutos es una de las claves para la perfecta elaboración de su aceite. Y es que, los expertos trabajadores de esta empresa hacen estudios anuales para determinar qué zona y momento es el adecuado para recoger la aceituna. Una vez recogida, se traslada a la almazara y son molturadas en frío. Gracias a este novedoso sistema de climatización, el aceite Castillo de Canena mantiene intactas todas y cada una de sus propiedades. Cabe destacar que, por a su calidad, este producto cuenta con certificaciones de calidad B.R.C, I.F.S y Calidad Certificada de Andalucía, entre otras.

Aceite Castillo de Canena

El castillo en lo alto del pueblo / Fuente: castillodecanena

Aceites funcionales Castillo de Canena

Una de las características que ha hecho que el aceite Castillo de Canena gane popularidad entre los consumidores es la gran variedad en su oferta. Existen hasta cinco tipos de AOVE elaborados por esta compañía, aunque el que más destaca es el llamado Reserva Familiar. No obstante, si prefieres optar por una apuesta mucho más atrevida y novedosa, en su propia página web vas a poder encontrar un gran número de aceites innovadores y enriquecidos, también conocidos como funcionales.

La aparición de este tipo de producto se debe al continuo cambio que está sufriendo el mundo aceitero. Castillo de Canena ha lanzado una nueva gama, enriqueciendo sus aceites de oliva virgen extra arbequinos ecológicos con vitaminas y compuestos naturales. Esto les confiere un mayor valor saludable y nutricional. Lo que no significa dejar de lado el buen sabor de su elaboración. La empresa ha querido ir más allá y ha creado la gama Salute Per Oleum (SPO) compuesta por los siguientes cuatro aceites funcionales:

Aceite Castillo de Canena

Aceites funcionales Castillo de Canena. Fuente: castillodecanena.com

Inmunóleo

De cosecha temprana, a este AOVE se le ha añadido vitamina D3. Esta es una vitamina que se puede disolver en grasa, por lo que nuestra piel es capaz de sintetizarla al exponerse a la luz solar. Y es que es muy importante que nuestro sistema inmunológico esté perfectamente desarrollado para que pueda combatir todas las infecciones.

Castillo de Canena ha conseguido desarrollar un óleo que, con el equivalente a una cuchara sopera, es capaz de conseguir aportar a nuestro organismo el 100% de la dosis diaria recomendada de vitamina D3, sin, por supuesto, dejar de lado el buen sabor.

Antiox

Como el anterior, este producto está desarrollado con el mismo aceite pero, esta vez, enriquecido con la coenzima Q10 y vitamina E. Antiox está recomendado para cualquier persona. Aunque es especialmente aconsejable para todos aquellos que presentan algún riesgo cardiovascular y también para los que pretenden protegerse frente al envejecimiento capilar. Y es que con dos cucharadas al día de este aceite en desayuno, comida, merienda y cena, conseguimos la cantidad diaria perfecta de ambos compuestos y disfrutamos de un sabor espectacular en nuestras recetas.

Mi primer aceite y Nosotras

Castillo de Canena junto a Frialtec ha desarrollado estos dos tipos de óleo funcionales, enriqueciendo su aceite con la fórmula VIDALIM. Esta incluye Omega 3 de cadena larga DHA Y EPA, procedente de microalgas, por lo que es 100% vegano. Además, se tratan de aceites sin contaminantes ni metales pesados que, en ocasiones, están presentes en algunos pescados.

Mi primer aceite es un producto adaptado al paladar de los niños y muy seguro para ellos, por lo que podemos usarlo para el cuidado de nuestros pequeños, siempre mayores de 1 año. Por otro lado, Nosotras es un aceite especialmente indicado para el cuidado de la mujer, sea cual sea la edad o condición física. Incluso está recomendado para embarazadas. Como en los anteriores, dos cucharadas nos permiten disfrutar del gran sabor de este producto, a la vez que contribuimos al perfecto funcionamiento de nuestro corazón, cerebro y vista.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de OLIVARTE (@olivarte.es)

¿Conocías la existencia de estos aceites funcionales Castillo de Canena? Aunque su precio sea algo superior, entre 12 y 20€, al de los aceites normales, sus mayores beneficios nutricionales, les convierten en una opción perfecta para incorporar en tus recetas. ¿Cuál es el que más te atrae? ¡Pruébalos y disfruta!

Spread the love
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.