Escribe: Tomás Franco. Autor del libro Manual para Especias

Las pequeñas semillas del Pimpinella anisum L. se cultivan desde antiguo para ser usadas como especia y planta medicinal. Es muy conocida su presencia en productos dulces y aguardientes.  En el sur de España también es conocida como matalahúva o matalahúga. Su olor es muy aromático y característico con un sabor ligeramente dulce con rasgo a regaliz. Así es el anís, del que te contamos más detalles a continuación.

El anís procede de Oriente y de las Regiones Mediterráneas, donde se cultiva en zonas de campo a no demasiada altura. Su cultivo está muy extendido, siendo España uno de los principales productores junto con Francia, Rusia, Bulgaria, Italia, Alemania, Egipto, Turquía y la India.

Planta de anís

Planta de anís / Foto: Ecología Verde

Composición nutricional

Energía (kJ/100 g) 1739
Energía (kcal/100 g) 414
Hidratos de carbono (g/100 g) 50,0
Grasa total  (g/100 g) 15,9
     Grasa saturada  (g/100 g) 0,6
     Grasa monoinsaturada  (g/100 g) 9,8
     Grasa poliinsaturada  (g/100 g) 3,2
Proteínas (g/100 g) 17,7
MINERALES  
     Calcio (Ca) (mg/100 g) 647
     Cobre (Cu) (mg/100 g) 1
     Fósforo (P) (mg/100 g) 440
     Hierro (Fe) (mg/100 g) 37
     Magnesio (Mg) (mg/100 g) 170
     Manganeso (Mn) (mg/100 g) 2
     Potasio (K) (mg/100 g) 1441
     Selenio (Se) (mg/100 g) 5
     Sodio (Na) (mg/100 g) 16
     Zinc (Zn) (mg/100 g) 5
VITAMINAS  
     Vit. A (retinol) (UI/100 g) 311
     Vit. B1 (tiamina) (mg/100 g) 0,3
     Vit. B2 (riboflavina) (mg/100 g) 0,3
     Vit. B3 (niacina) (mg/100 g) 3,1
     Vit. B5 (ac. pantoténico) (mg/100 g) 0,8
     Vit. B6 (piridoxina) (mg/100 g) 0,7
     Vit. B9 (ac. fólico) (μg/100 g) 10
     Vit. C (ac. ascórbico) (mg/100 g) 21

El anís en la cocina

El anís se usa en confitería y pastelería para la producción de galletas, pasteles, bizcochos, tartas, etc.  Ciertamente conocido es el pan alemán o los pasteles de navidad austriacos, pastelillos de café centroeuropeos, galletas italianas, tartas de manzana y un sinfín de productos de sabor dulce, incluyendo por supuesto la fabricación de caramelos. Es muy popular como aromatizante en la fabricación de bebidas y licores anisados en los países mediterráneos, tales como el Pernod, Ouzo, Anisete o Pastís.

Foto: Tomás Franco

Especia del anís / Foto: Tomás Franco

En la cocina congenia con clavo, jengibre y vainilla aunque se debe utilizar con moderación para que su fuerte sabor no enmascare los demás. Particularmente útil en sopas y salsas, con pescados y aves, también aporta un agradable sabor a guisos y estofados. Su gran afinidad con las frutas frescas se ve reflejada en compotas y macedonias, congenia particularmente con los higos. También con frutas en almíbar y natillas.

Las hojas frescas de anís pueden ser consumidas como verdura en las ensaladas o hervidas con otros vegetales. La industria cárnica utiliza mucho el anís en productos cárnicos procesados.  Mientras que el aceite de anís se utiliza en farmacia para aromatizar jarabes y pastillas.

Galletas de anís

No hay nada mejor que estas deliciosas galletas de anís para disfrutar de todo su sabor.

Ingredientes

  • 250 gr de mantequilla
  • 225 gr de azúcar
  • 3 gotas de esencia de vainilla
  • 2 cucharadas de ron
  • 1 cucharada de leche
  • 8 gr de semillas de anís molidas
  • 340 gr de harina
  • yema de huevo con leche
  • semillas de anís enteras
  • azúcar en polvo

Preparación

  • Colocar la mantequilla al fuego hasta que adquiera un color dorado y después dejar enfriar.
  • Cuando esté fría, añadir el azúcar, la esencia de vainilla, el ron, la leche y las semillas de anís molidas.
  • A continuación añadir la harina y mezclar muy bien para hacer una pasta.
  • Volcar la pasta sobre una mesa y amasarla para formar cilindros largos y delgados.
  • Dejar enfriar en el frigorífico durante 1 hora.
  • Después cortar rodajas de unos 4 cm de grueso, que se colocan sobre una placa de hornear untada con mantequilla.
  • Pintar las galletas con yema de huevo mezclada con leche, y espolvorear con semillas de anís enteras y azúcar en polvo.
  • Colocar en el horno hasta que adquieran un color dorado.
Foto: El arte de amasar- Galletas de anís

Galletas de anís / Foto: El arte de amasar

Anís en la salud

Las semillas de anís son un expectorante suave, que sirven para aliviar la tos y el asma. También es un buen tónico aperitivo que aumenta el apetito, siendo bastante bien tolerado por los niños. Tomado después de las comidas actúa como eficaz digestivo, con un importante efecto carminativo, dado que relaja el músculo liso de los esfínteres, favoreciendo la eliminación de gases.

Si quieres disfrutarlo como aliado saludable, se prepara en infusión machacando 2 gramos de semillas de anís en 100 ml de agua hirviendo o leche. Deja reposar durante 10 minutos y a continuación filtra y toma aún caliente.

No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.