Batch cooking: ¿es realmente una buena alternativa?

En un mundo en el que reina la prisa, la comodidad y el poco tiempo, hay que buscar alternativas para que en las horas del día podamos hacer todo lo que tenemos pendiente. Uno de esos aspectos en los que más coincide la sociedad que hay invertir demasiado tiempo es la cocina. No en vano se han creado empresas como Wetaka, que te llevan a casa una gran variedad de platos que, en ocasiones, solo tienes que calentar. Sin embargo, aún los hay que prefieren hacerse su propia comida. ¿Y cómo combinar esto con la gestión del tiempo? Pues con técnicas como la de batch cooking. Hay opiniones de todo tipo pero, ¿de verdad merece la pena esta opción? ¡Vamos a verlo!

¿Qué es el batch cooking?

Por si lo desconoces, el batch cooking -en español, “cocinar por lotes”- es una técnica dietética que poco a poco se ha ido implementando en la sociedad. Se trata de un método de organización cuyo objetivo es planificar las comidas de la semana con anterioridad para después no perder tiempo cocinando. En otras palabras: cocinar en un día lo que comerás en toda la semana.

Aunque esta es, en esencia, la idea principal del batch cooking, los hay que varían un poco y deciden dedicar un poco más de tiempo en la cocina. Así, cocinan en unas pocas horas casi todas las comidas de la semana, pero reservan otro día para preparar un par de recetas más elaboradas.

Aspectos a tener en cuenta con el batch cooking

Así a simple vista parece ser el método perfecto, que reúne todos los requisitos necesarios para comer sano, casero y en poco tiempo. Sin embargo, no es tan fácil como parece. Hay que tener en cuenta algunos aspectos para realizarlo correctamente y que los alimentos pierdan lo menos posible en sabor y en propiedades.

Para empezar, lo más importante es tener claro los platos que quieres preparar, y si estos son aptos para ser congelados o no. Salsas y sofritos, verduras, legumbres y algunos platos con carne son alimentos que pueden estar varios días en el frigorífico sin ponerse malos. Pero ya si deseas elaborar acompañamientos como el arroz o las patatas para así poder usarlo varios días y combinarlo con los principales, ya pierden bastante calidad en la nevera. 

Inconvenientes de esta técnica culinaria

No cabe duda de que, a la hora de ahorrar tiempo y mantener una planificación clara de tu alimentación semanal, el batch cooking es la idea perfecta. Sin embargo, como todo, también tiene una serie de inconvenientes que es lo que hacen cuestionar que esta técnica sea la más adecuada.

El principal y más evidente es la calidad de la comida. Incluso si se conserva correctamente, ¿no pierde en textura un plato cocinado en un táper en la nevera y que es calentado en el microondas? Bien es cierto que no tienes que cocinar, pero sin duda pierdes, aunque sea un poco, en calidad gastronómica. Por no decir que determinadas comidas pierden mucho en sabor al tomarlas recalentadas. 

batch cooking

Batch cooking | Fuente: nutricionesencial.es

Otra de las cuestiones que se plantea entorno es si se puede encontrar una amplia variedad de productos para evitar comer cada día lo mismo. Lo más habitual es emplear verdura y legumbres, por el hecho de que se conservan mejor. Si además quieres incluir carne o pescado, volvemos a la misma incógnita de antes: su conservación. Además de por su sabor, también es importante este tema porque podría producirse una intoxicación alimenticia.

¿Y qué hay de los imprevistos? Siempre puede pasar que, por alguna razón, un día no comas en casa o no te apetezca ese mediodía comerte la ración planificada. En estos casos, la comida que tenías preparada para entonces podría estropearse si la dejas más días. Se trata, por lo tanto, de una técnica que a veces puede dejar unos márgenes demasiado estrechos

Conclusión sobre el batch cooking

Como has podido comprobar, tiene sus inconvenientes y sus ventajas. Gracias a personas como La Gloria Vegana -una de las pioneras de esta técnica en España-, la cocina ya no es un problema para las personas con poco tiempo durante la semana. Pero como en todo, hay dos perspectivas y las personas que consideran la comida recién hecha como un placer indispensable, no están del todo de acuerdo con esta estrategia de organización. Quizás lo mejor sería combinar ambas alternativas: unos días cocinas en el momento, otros te dejas el táper listo. 

En cualquier caso, es cuestión de probarlo y ver cómo te funciona a ti. ¿Ya practicas el batch cooking? ¿Qué opinas sobre ella? ¿Realmente te resulta cómoda? ¿Consigues variar tus recetas y comer saludable?

No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.