Bígaros, manjar marino: qué y cómo son

En España, Galicia y Huelva son algunas de las zonas en las que se encuentran los bígaros. Unos pequeños bocados con sus homólogos terrestres que son mucho más conocidos. Lo cierto es que comerlos es un poco aparatoso e incluso inusual, pero la ocasión (y el producto) lo merece. Por si esto fuera poco, este manjar del mar es un bocado que puedes consumir en cualquier época del año. Quizás su nombre sea un tanto desconocido, pero seguro que en cuanto leas un poco más, te suena. ¿Te apetece conocer este suculento alimento? ¡Vamos a ello!

Negros azulados y con concha

Littorina littorea; así es el nombre científico de los bígaros, la especie más popular entre los caracoles de mar. Como ves se trata de un molusco que, habitualmente, se ve en las rocas cuando la marea es baja después de haber estado sumergido durante varias horas. Esto hace que, al contrario de lo difícil que puede resultar recoger según qué tipos de mariscos, recolectar estos tiene una comodidad mayor.

los bígaros marinos

Bígaros o caracoles de mar | Fuente: Pescaderías Coruñesas

De hecho, seguro que si no los has comido, al menos los has visto: son de un tono negro azulado y se encuentran dentro de una concha dura con forma helicoidal. No son demasiado grandes, miden unos cuatro centímetros aproximadamente. Tampoco tienen una cotización muy alta, están a la par que las vieiras, por ejemplo.

Como dato curioso cabe mencionar que al cocinarse dentro del caparazón se comen ayudándote de un alfiler (después de retirar la tapa que cierra la concha y que retiene  dentro algo de agua). Pueden encontrarse alrededor de toda la Península Ibérica y no solo eso; es un producto internacional que se puede probar desde en países del norte de Europa hasta en el otro lado del charco, en Chile.

Los bígaros o caramuxos, símbolo gallego

Lo cierto es que, como ya has podido comprobar, los bígaros se conocen con distintos nombres según la zona en la que estés. Así, en Galicia, uno de los lugares en los que este alimento es más característico, reciben el nombre de caramuxos o minchas. Solo imagínate allí, en uno de esos mágicos puertos del litoral gallego, disfrutando de ellos en una marisquería donde el producto llega de primera mano.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de @estanisochoa (@estanisochoa)

Se trata de un molusco delicioso y muy versátil en lo que se refiere al cocinado. Puede servirse como acompañamiento en arroces, ensaladas u otros platos de pescado. Eso sí, si lo que buscas es tradición, cocidos y en su propio jugo es la mejor de las apuestas. Además, de esa manera no pierden ese valor nutricional que hace de ellos un marisco de lo más saludable y de sabor diferente a mar.

El Bígaro y la danza de Ibio

Más allá de su valor gastronómico, la cultura del bígaro se extiende a otros campos. Tanto es así que existe un instrumento que recibe ese mismo nombre. Se trata de la concha de un caracol marino que se emplea para entonar la canción popular más simbólica de Cantabria: la danza de Ibio. Esta tradición se remonta a siglos atrás e incluso se ha encontrado un bando de 1851 en el Archivo Histórico Municipal de Gozón en el que se menciona este instrumento musical.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Txente (@txente1966)

El caracol de mar en la cultura andaluza

En el sur de España también hay cierta cultura del bígaro, sobre todo en la zona oeste de la comunidad andaluza. Y, por supuesto, no se puede hablar de productos marinos sin mencionar al chef del mar, Ángel León. Ese es un título que él mismo se ha ganado a pulso con el distinguido trabajo que realiza en su restaurante Aponiente situado en El Puerto de Santa María (Cádiz).

El chef gaditano le rindió homenaje a estos caracolillos de mar -también conocidos en la zona como burgaillos– en su santuario gastronómico en el que aúna tradición con vanguardia. Burgaillos guisados como caracoles (servidos sin caracola y en un vasito) y cañaíllas como cabrillas fue su guiño a este producto tan curioso.

Ángel León, también conocido como el chef del mar | Fuente: @chefdelmar

Como plato principal o a modo de tapa; ya sea en los idílicos paisajes gallegos o en los puertos llenos de vida de Andalucía, los caracoles de mar son uno de esos bocados que hay que probar, al menos, una vez en la vida. 

Ahora que ya sabes qué son los bígaros seguro te animas a degustarlos. Si te gustan sus similares de tierra… ¡estos también te encantarán!

Spread the love
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.