Cerveza La Vacuna: optimismo y esperanza

Este año 2020 llega por fin la vacuna. Pero no vamos a hablar de ciencia a continuación sino de cerveza. Concretamente de cerveza La Vacuna. Por desgracia aún queda esperar un poco para que se distribuya en España la que nos inmunizará. Mientras tanto podemos disfrutar de una curiosa birra que no te dejará indiferente. Conoce cómo una charla de amigas del colegio derivó en el nacimiento de esta alegoría del optimismo.

Concepto

La nueva cerveza artesana posee una historia peculiar. Para empezar, conviene destacar que el concepto es un llamamiento a la esperanza. Sus seis creadoras quisieron plasmar en un producto el espíritu de resistencia de los duros momentos del primer confinamiento. Así pues, decidieron sumarse a la carrera de las vacunas con una cerveza durante una videollamada. De esta manera fue como lograron una bebida transgresora a raíz de una charla durante una tarde aburrida. 

mejores cervezas latinoamericanas

Cerveza mexicana de la marca Corona / Foto: cervezasyvinos

¿Es esta novedosa birra la rival de la Corona mexicana que tanta guasa generó por el coronavirus? ¿Pero cómo puede una bebida alcohólica jugar con un tema tan serio? El caso es que estas mujeres tampoco es que quisieran caer en la frivolidad. La imagen del logotipo al estilo pin-up se trata más bien de un homenaje al personal sanitario que lucha por sus pacientes. 

¿De qué está hecha la cerveza La Vacuna?

No es que sea convencional. Sus principales ingredientes son agua, malta de cebada, copos de cebada, lúpulo, levadura y pomelo. El dulzor amargo de este último se integra muy bien con el leve sabor a caramelo y las notas de miel de la malta Pilsen. Así pues, se trata de una bebida refrescante para brindar con ella cuando te reúnes con tus seres queridos. También debemos destacar que no es una cerveza de fruta, el pomelo solamente da un toque.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Cerveza La Vacuna (@cervezalavacuna)

El proceso

Las fundadoras residen en puntos distantes del globo como Madrid, Bali, Berlín y Nueva York. Este hecho deja claro que el confinamiento no acercó a todos por igual de sus allegados. En este caso les brindó una oportunidad. La idea de lanzar una marca de cerveza se le ocurrió concretamente a Mónica Prieto. Regenta con su marido una cervecería alemana, por lo que ya entendía sobre este mundo. Así pues, las seis co-fundadoras se pusieron manos a la obra y llamaron a sus contactos.

El primer paso fue que una experta en patentes les diese el visto bueno para el nombre: cerveza La Vacuna. Tras ello, requirieron de los servicios de los cerveceros Click&Brew. Se trata de una fábrica colaborativa para terceros, según la definición en su web. Por último, consultaron a una agencia de marketing gastronómico para que su producto pueda acercarse al público. Escogieron APLUS Gastromarketing.

la vacuna

La cerveza La Vacuna no te inmunizará pero podrás disfrutarla con amigos

Distribución

Gracias a esta empresa la cerveza La Vacuna llega a las personas más allá del establecimiento de la co-fundadora. La puedes adquirir, obviamente, a través de Internet y cada vez en más bares y puntos de venta convencionales. Su precio de venta al público es de 2’97 euros de los que 20 céntimos van destinados a un proyecto solidario. La colaboración escogida es con la fundación AMÁS Empleo. Esta fomenta la inclusión laboral de las personas con diversidad funcional. 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Cerveza La Vacuna (@cervezalavacuna)

Funking Covid, otra vinculada al virus

Igual es interesante conocer que esta no es la única cerveza relacionada con la pandemia que nació durante el confinamiento. La Fucking Covid, de Cervecerías Moraima, se le adelantó. Nos referimos a una IPA que destaca más por el cómico envase que por el sabor. En la lata aparece dibujada una mascarilla con referencias a los geles, a Fernando Simón, a Pedro Sánchez alargando el confinamiento…

También alude a quienes se turnaban el perro para salir a la calle. ¡Incluso hace un guiño a un hombre sin camiseta con dos katanas que se enfrentó a varios coches patrulla en Moratalaz!

En definitiva, volviendo a la cerveza La Vacuna, esta es una bonita alegoría del optimismo que probablemente se quede cuando la pandemia haya terminado. Quizá no necesitemos ya este remedio para el virus en unos años. Lo que sí precisaremos será el cariño de nuestros seres queridos y poder disfrutar de momentos con ellos. Por el momento lo que nos queda es esperar y brindar por los trabajadores sanitarios que se dejan la piel día a día. Esta cerveza es una buena elección para hacerlo.

No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.