Compra a granel, calidad pero con seguridad

La creciente preocupación por el medio ambiente nos ha llevado a buscar nuevas formas de compra y consumo. En ocasiones, cuando se piensa en el respeto por el entorno que nos rodea solo nos fijamos en acciones inalcanzables para el ciudadano de a pie, pero nada más lejos de lo contrario. Todos podemos colaborar y hacer un mundo mejor. Seguro que has oído hablar alguna vez de la posibilidad de compra a granel, una opción perdida con el tiempo pero que, poco a poco, se está recuperando. Ahora vas a poder conocer cómo acceder a esta fácil manera de adquirir alimentos con las medidas de seguridad adecuadas. ¡Vamos!

Situación actual

La gran mayoría de los productos que compramos en los supermercados convencionales llevan consigo el problema del envoltorio. A menudo, este es de plástico, por lo que después de abrir el producto se convierte en un deshecho muy perjudicial para le medio ambiente. Por eso, cada vez son más las grandes superficies que están abriendo su oferta de compra a granel. Una oferta mucho más económica y respetuosa con el ecosistema.

La primera superficie con estas características que abrió en Europa fue en Alemania hace ya más de seis años. Pero, ahora mismo en España existen más de 230 establecimientos donde se puede comprar así, aunque la mayoría de expertos coinciden en que esto ha podido llevarse a cabo por la mayor concienciación ciudadana. Y es que, la mayoría de consumidores prefieren dejar a un lado los alimentos sobreenvasados.

Compra a granel

Productos de compra a granel. Fuente: iberdrola.com

La seguridad es lo primero en la compra a granel

Estas tiendas nos permiten llevarnos la cantidad justa del producto que necesitamos. De hecho, la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES) nos recomienda optar por la adquisición de productos alimentarios a granel. Estos puntos de venta nos ofrecen un amplio catálogo de alimentos, tales como legumbres, harinas, pastas, frutos secos, y muchos más. Incluso, productos de higiene como jabones.

No obstante, pese a que la compra a granel sea una buena opción, hay que comprobar las garantías sobre higiene y trazabilidad que estos productos y los sitios donde se venden. De hecho, estos requisitos vienen marcados por el Real Decreto 125/2015, una normativa que han de cumplir todos los productos que se venden sin envasar.

A tener en cuenta para la compra a granel

Pese a que la compra de productos en grandes cantidades es una perfecta opción de ahorro y respeto medioambiental hay que tener en cuenta todas las medidas de seguridad pertinentes. Y es que todos los empleados de estos establecimientos deben tener conocimientos sobre los alérgenos, el gluten o sobre las prácticas de manipulación. Junto a todo esto existen otros puntos a estudiar para garantizar nuestra seguridad, entre los que podemos encontrar los siguientes.

Contaminación cruzada

Uno de los principales riesgos de este tipo de compra es la contaminación cruzada, es decir, que los alimentos hayan entrado en contacto con sustancias que puedan acarrear un riesgo, como alergias u otras patologías. Por eso, es aconsejable que cada producto que se vaya a comprar se recoja en un utensilio diferente.

Además, en muchos establecimientos somos nosotros mismos los que nos servimos el alimento que deseamos, por lo que no hay problema si el producto no está expuesto. De hecho, son muy habituales los grandes tubos transparentes en los que no se manipula el contenido directamente.

Compra a granel

Tubos transparentes de comida a granel. Fuente: pinterest.com

Envase propio

El principal objetivo es evitar la generación de residuos, por lo que más óptimo es llevar el envase de casa para recoger la comida, aunque esto requiere tener algunas precauciones. Según varios expertos, el vidrio es una buena opción, aunque este debe estar higienizado.

Junto con esto, es recomendable evitar mezclar tarros con productos diferentes. Y, por último, hay ciertos alimentos que requieren un cambio de envase una vez llegas a casa, tales como carne o pescados. Mientras que las legumbres o cereales puedes dejarlos en el mismo recipiente donde los has recogido.

La cantidad deseada

Además de todas las medidas de seguridad ya mencionadas, también debes fijarte en la báscula. Debes saber que el precio solo debe estar atado al precio del producto, descontando la tara del contenedor. Por otro lado, si el alimento tiene envoltorio, hay que eliminar el peso de la bolsa que lo contiene, siempre y cuando esté por debajo de los 10 gramos cuando se compra un kilo.

Unido a todas estas prevenciones y recomendaciones existen algunas otras como, por ejemplo, no utilizar papel reciclado, entre los que se incluye el papel de periódico. Esto es así porque la tinta que tienen estas hojas puede alterar el sabor del producto. Además, debes apuntar el lote y la fecha de consumo por si hubiera algún problema a la hora de consumirlo.

Compra a granel

Compra a granel. Fuente: pinterest.com

¿Sabías todos estos puntos a tener en cuenta de la compra a granel? Es una muy buena opción de consumo que beneficia tanto a tu bolsillo como al medio ambiente. ¿Será la alternativa de compra más común de futuro? ¡Ya puede empezar a ponerla en práctica!

Spread the love
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.