La compra perfecta por Rafael Ansón

Rafael Ansón

Por Rafael Ansón, presidente de la AIBG y secretario general de la Fundación Española de la Nutrición.

Os hacemos llegar unos consejos que nos ayudarán en la búsqueda de la compra perfecta, cortesía de Rafael Ansón

Comprar sin hambre

Para una compra perfecta, Rafael Ansón comienza por una de las actividades más interesantes. Las compras, mejor si las hacemos sin hambre. Por ejemplo, después de haber desayunado bien y con una lista de la compra en la mano.

No debe ser de cumplimiento obligatorio pero que, al menos, nos sirva de guía a la hora de llenar la cesta. Así, nos evitamos la tentación de comprar por impulso. Y de esta forma no realizar la compra perfecta.

Seguir las leyes de la temporada

Rafael Ansón sigue con que para que nuestra inmensa y maravillosa alacena dé lo mejor de sí misma y facilite los mejores resultados desde el punto de vista nutricional. Lo mejor es siempre seguir el criterio estacional.

Los de temporada son siempre los mejores productos, los más abundantes y los que tienen mejor precio. Por lo que la cocina de estación nos ayuda a estar energéticamente equilibrados, hace que no tiemble nuestro bolsillo. Además es la materia prima más sabrosa.

Listas precisas

Independientemente de que las listas sean precisas y milimétricas, lo importante es organizarlas en función de los menús. También de lo que se comerá en casa a lo largo de la semana. Esto es importante para nuestra, según Rafael Ansón.

Aunque no hay una fórmula maestra. Lo importante es que al volver a casa tengamos todo lo que hace falta.

Leer las etiquetas

En nuestra visita al mercado siempre debemos tener como horizonte la obtención de la máxima información de todos los productos. Todo sobre lo vayamos a adquirir, sobre todo desde el punto de vista nutricional.

En este momento la relación entre calidad y precio no es una ley universal. Por ejemplo, las excepciones más notorias afectan a los productos frescos. Aquí puede ocurrir que el precio de las hortalizas baje a la mitad en una semana. Mientras, la calidad sigue siendo la misma. O también que el precio de algún pescado se dispare porque la lonja ha recibido menos capturas.

Recuperación de productos ‘modestos’

Hay una cierta recuperación de los productos considerados modestos como las sardinas frescas o las hortalizas de temporada. Desde el punto de vista del sabor, son maravillosos y a un precio discreto.

La moda de los productos “baratos” ha llegado incluso a los restaurantes de alta cocina. Hasta hace poco, resultaba inconcebible no servir productos de lujo. Hoy lo importante no es el precio, sino la calidad. Y algunos buenos congelados, no demasiados, se revelan como una alternativa más que válida, pues complementa nuestra compra perfecta. Así lo cree Rafael Ansón.

Translate »