Cruzcampo de Navidad, una cerveza radiante

Es la edición limitada número 38 de la cervecera sevillana pero que este año se lanza al mercado con un ingrediente secreto y estrella durante su elaboración. Esta nueva Cruzcampo de Navidad no procede directamente de las instalaciones ubicadas en la capital andaluza, sino de una fábrica muy especial para la compañía. Jaén, tierra de olivares por excelencia en Andalucía, es la cuna de esta birra cuyo origen tiene un vínculo agrícola digno de mencionar. A continuación te contamos cómo ha sido creada esta cerveza tan radiante desde sus inicios.

Una clásica que innova

Cabe recordar que los maestros cerveceros de la fábrica que Cruzcampo tiene en Jaén son los encargados ya desde 1982 de elaborar año tras año la edición especial navideña. Por tanto, hablamos de una cerveza clásica ejemplo tanto de innovación como de creatividad. Ahora bien, este 2020 lo de innovar ha alcanzado todo un hito, pues es la primera vez que se utiliza energía eléctrica renovable para la producción de esta birra de unidades limitadas. Esto es posible gracias a un acuerdo entre la empresa Iberdrola y Heineken España que firmaron recientemente.

Durante al menos los 11 años que dure esa firma, la cervecera irá abasteciendo a sus cuatro fábricas con electricidad 100 % renovable, procedente del sol andaluz. Ese que tanto brilla y ese que tantas horas de luz da a los habitantes del sur español. Concretamente, una planta fotovoltaica recién inaugurada en El Andévalo (Huelva) sirve de suministro para la energía necesaria en las instalaciones de Cruzcampo. Unas 150.000 placas solares que permiten obtener en total unas 2.000 cañas al año. Algo que ayuda a reducir, de forma notable, las emisiones de CO2 a la atmósfera a la hora de elaborar birra.

Jaén, referencia sostenible con su Proyecto Olivo

Además de lo ya comentado, resulta que en Jaén esa Cruzcampo de Navidad es fruto de un esmerado esfuerzo por la sostenibilidad. Otras medidas que van en esta línea en la fábrica jienense la han convertido ya en una referencia dentro de la compañía cervecera. Buen ejemplo de ello es el denominado Proyecto Olivo, una investigación pionera a nivel mundial que cuenta con el apoyo de agricultores locales. Esos que trabajan los olivares para obtener el “oro líquido” de nuestra gastronomía con excelente calidad y que, ahora, fomentan el cultivo de cebada. ¿Dónde? Pues entre esos olivos jienenses.

Cruzcampo de Navidad

La cerveza navideña 38 / Foto: Cruzcampo

El objetivo de esa iniciativa está bien marcado: ayudar a la protección de las condiciones hídricas y la biodiversidad natural de esos parajes agrícolas. Así como también impulsar la economía local mediante la implantación de técnicas para mejorar la rentabilidad que obtiene el olivarero. En definitiva, una forma interesante de compartir sinergias, pues en Cruzcampo están muy comprometidos con preservar el medio ambiente. Por eso devuelven al entorno el 100 % del agua que contienen sus cervezas. Cabe recordar que incluso su fábrica en Jaén se ubica en una zona diferencial respecto a las otras, algo que beneficia esa estrecha relación con el campo.

Así es la Cruzcampo de Navidad

En ese contexto sostenible y de aprovechamiento máximo de los rayos del sol, la Cruzcampo de Navidad Número 38 es una birra de gran calidad. Porque el trabajo de los maestros cerveceros jienenses lo desarrollan de forma artesana, con procesos manuales que derivan en una botella distinta y única. De ahí que sea una edición muy limitada cuya receta integra lúpulos Motueka de Nueva Zelanda junto a Chinook de Estados Unidos. Una materia prima que se une a tres tipos de malta también (Pilsen, Viena y Caramel). El resultado de combinar tradición con innovación es una cerveza con aroma y sabor característico, de estilo hoppy lager, con un toque más aromático de lo normal.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Cruzcampo (@cruzcampo)

Fácil de beber, con cuerpo medio-ligero, esta birra es perfecta para disfrutar en esos momentos familiares que te traen cada año las fechas navideñas. Así que ya sabes, si quieres sorprender a tus invitados este 2020, la Cruzcampo de Navidad es una botella especial, radiante en su etiqueta y elaborada con el sol de Andalucía, uno de calidad.  “Con un toque más navideño que los villancicos e ideal para que los polvorones pasen mejor”, bébete esta época tan señalada con esta cerveza solar jienense.

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.